Publicidad
El barco del Ademar se queda sin capitán

El barco del Ademar se queda sin capitán

DEPORTES IR

Mario lanza entre rivales durante un partido en el Palacio. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Mario lanza entre rivales durante un partido en el Palacio. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 09/06/2020 A A
Imprimir
El barco del Ademar se queda sin capitán
Balonmano / Liga Asobal El extremo Mario López, que tenía un acuerdo verbal para su renovación, descarta seguir en el conjunto leonés por el conflicto con la directiva tras la denuncia por despido improcedente
Mario López no seguirá en el Abanca Ademar la próxima temporada. El capitán del conjunto leonés, del que fue aficionado de pequeño, en cuya cantera se formó y en donde ha jugado durante toda su carrera como profesional, dejará el club con el que había apalabrado ya su renovación debido a la polémica surgida por la denuncia presentada junto a otros jugadores por supuestos impagos y despido improcedente al adelantar el cese de su contrato con el fin de la temporada.

Así lo anunciaba este martes a través de sus redes sociales el extremo, que ante las presiones por parte del Ademar de retirar la denuncia para hacer efectivo su acuerdo para que continuara durante dos temporadas más, ha decidido romper él la cuerda y tomar la dolorosa decisión de dejar el conjunto leonés. 

"La próxima temporada no formaré parte del que ha sido, es y siempre será, el equipo de mi corazón, el Ademar de León, debido a las circunstancias bien conocidas por la mayoría", señalaba Mario López, que hacía hincapié en que "sean cuales sean las consecuencias de mi decisión, no puedo traicionar ni a mis principios, ni a mis compañeros, así que, como mi esperanza y deseo es que esto no sea un adiós, sino un hasta pronto, he optado por no extenderme mucho más en mi despedida".

"Mi deseo es que esto no sea un adiós, sino un hasta pronto. No puedo traicionar ni a mis principios ni a mis compañeros" Un triste final para una tormentosa negociación. Y es que, pese a la notable temporada del leonés y al interés de Manolo Cadenas por renovarle, la propuesta inicial del Ademar no gustó al extremo, que presentó una contraoferta que se quedó en 'stand by' ante la llegada de la epidemia del coronavirus. Finalmente, ante el nuevo escenario económico, Mario aceptó seguir cediendo en sus pretensiones y acordó un contrato de dos años, el cual ha terminado en 'agua de borrajas' antes de firmarse.

Se pone así fin a una larga etapa de ocho temporadas en el Abanca Ademar, pues desde que el 2012 hizo la pretemporada con el primer equipo no se ha movido de él, superando una gravísima lesión de rodilla con recaída incluida y ganando peso poco a poco hasta convertirse en una de las piezas claves del club, donde ha sido permanentemente uno de sus máximos goleadores durante las últimas temporadas (esta campaña el segundo tras David), convirtiéndose también en una referencia en el vestuario donde ejercía como veterano por su experiencia pese a tener sólo 25 años.

Ahora deberá buscar un nuevo destino, con la opción de probar en una liga extranjera ganando enteros con respecto a irse a otro equipo de la liga Asobal, mientras que Cadenas tendrá que otear el mercado para encontrar un nuevo extremo zurdo que se ajuste al presupuesto del club y acompañe en ese puesto a Gonzalo Pérez.
Volver arriba
Newsletter