Publicidad

OPINIóN

opinion@lanuevacronica.com

EL EDITORIAL IR

Balón de oxígeno para el turismo

Ha sido uno de los sectores más castigados por la pandemia y este verano ha comenzado a respirar. No ha alcanzado los datos anteriores a la crisis sanitaria, pero sí ha logrado duplicar el número de visitantes alojados en hoteles en junio, julio y agosto de 2020

Es sin duda uno de los pilares de la economía leonesa y por eso necesitan apoyo en unos meses que suelen ser malos

Ocurre con la inmensa mayoría de las estadísticas y la referida a la coyuntura turística hotelera no ha sido una excepción. Una clara tendencia a la recuperación tras el descalabro del pasado año como consecuencia de la pandemia de coronavirus y las restricciones para hacerle frente, pero datos aún inferiores a los que se registraban antes de la crisis sanitaria. Son las principales conclusiones que establecen los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) referidos a los tres últimos meses, coincidentes con la temporada alta de la campaña estival para un sector que ha sido uno de los más dañados por la pandemia. Hasta tal punto fue así, que en junio, julio y agosto del pasado año los hoteles de la provincia perdieron seis de cada diez viajeros contabilizados en 2019. Ahora la tendencia al alza ha llevado a duplicar este verano los clientes que estos alojamientos recibieron en el peor año de la pandemia, lo que supone un importante balón de oxígeno pese a que la situación siga siendo complicada. Más aún cuando se acaba la temporada alta y nos aproximamos a unos meses que tradicionalmente son difíciles para el sector. El turismo es –junto con el comercio y la hostelería– uno de los pilares de la economía de la provincia y un importante yacimiento de empleo. Por eso merecen el apoyo de todos después de haber sido uno de los más afectados por la pandemia.

LA NEGRILLA IR

Dibujo de La Negrilla

No ha debido de suceder nada más importante en León a lo largo de los últimos meses, viendo cómo se las gastan PP y PSOE, que sus procesos internos por los que unos alcanzan el poder y otros se perpetúan en él. Sin embargo, sabido es que estos dos partidos comparten muchas cosas y una de ellas es el temor a la peligrosa red que está creando VOX por el medio rural. ¿Se acuerdan ustedes de los pueblos o solo cuando hay elecciones? Allí hay muchos que se sienten olvidados por las instituciones y es exactamente el mejor caladero de la ultraderecha. Cuando reaccionen, va ser tarde.

A PIE DE CALLE

Mansilla Mayor: Un verano con luces y sombras.

Las luces: Mansilla Mayor destaca, desde hace unos años, por su irrenunciable apuesta en beneficio de la cultura, organizando múltiples actividades. Además, amparados por el Monasterio de Sandoval, son numerosos los conciertos que se organizan para disfrute de los vecinos. ¡Chapó!

Las sombras: El contraste a esta magnífica propuesta estival se localiza en aquellas personas que detestando lo descrito, prefieren hacer uso del odio y la ira más destructiva.

Porque ira y odio es lo que ha movido a la típica manada de jóvenes que bajo el efecto de la rabia y la intolerancia han pretendido atemorizar a mi familia con actitudes salvajes y bochornosas. Las sombras, nuestras sombras, pasan por noches difíciles de digerir por el ruido incesante, varias docenas de huevos lanzados con cólera contra la fachada de nuestra casa, petardos y otros surtidos pirotécnicos que buscaban algo más que una simple “gracia” callejera, por no hablar de pintadas groseras que solo sirven para rubricar la desvergüenza del que las escribe y los tonos insolentes y en algún caso amenazantes que en ocasiones nos vemos obligados a escuchar.

Lo económico y lo emocional: El desembolso que debo hacer para pintar la fachada es importante pero no tan relevante como la parte emocional de un proceso totalmente premeditado, que se ha realizado con nocturnidad y alevosía y que, siendo mi familia la afectada, parece que todo debe quedar disuelto por el tópico absurdo e intolerable, «son cosas de jóvenes».

De jóvenes y no tan jóvenes. Los primeros ejecutan, los segundos consienten, mientras tanto, nosotros, los afectados, nos toca aguantar a la espera de resoluciones.

Quizá, con un poco de suerte, las noches musicales de Sandoval logren amortiguar el sonido desafiante de todos los que atentan contra la propiedad privada.

Pero eso, espero que sea el próximo verano, este no tiene remedio y ya cuenta con fecha de caducidad. Rosalía Pérez

Envía tus fotos de denuncia o cartas

Imagen cursorlectores@lanuevacronica.com
Imagen fax987 97 50 50
Imagen sobre carta postalLA NUEVA CRÓNICA
Pza. de Sto. Domingo 4 - 2º • 24001 LEÓN



* Las cartas dirigidas no deben exceder de 20 líneas mecanografiadas y es imprescindible que vengan acompañadas de una fotocopia del DNI. LA NUEVA CRÓNICA se reserva el derecho de publicar tales fotos o textos, así como de resumirlos o extractarlos.

Newsletter