Publicidad

Opinión

OPINIóN

opinion@lanuevacronica.com

EL EDITORIAL IR

Nada que celebrar

Puede que fuera la euforia de la primera noche, pero el comportamiento de muchos grupos de jóvenes tras decaer el estado de alarma en la ciudad de León no invita al optimismo sobre el aprendizaje que debería haber supuesto la pandemia

Estas conductas son muestra de la poca conciencia de unos pocos y sus padres tendrían que tomar cartas en el asunto

Puede que fuera la euforia de la primera noche, pero el comportamiento de muchos grupos de jóvenes leoneses tras decaer el estado de alarma no invita al optimismo sobre lo que deberíamos haber aprendido durante la pandemia. Apelábamos ayer en estas mismas líneas a necesidad de afrontar este alivio en las restricciones –que debe servirnos para recuperar un poco más de aquella vieja normalidad que tanto añoramos– actuando con responsabilidad y sin olvidar las medidas de protección elementales con las que hemos convivido desde el inicio de la pandemia. Pero rápidamente hemos visto que en León –y en el resto de España– hay mucha gente que parece no tener memoria y a la que parece no importarle que pueda contagiarse y contagiar posteriormente a familiares que quizá aún no estén vacunados. Coches pitando por las calles, como si España hubiera ganado la Eurocopa, cánticos preguntándose dónde está el presidente del Gobierno y aglomeraciones en algunas plazas y zonas ajardinadas de la capital leonesa son buena muestra de la poca conciencia de unos pocos y de la necesidad de que sus padres tomen cartas en el asunto. Y son un impedimento para poder defender que no son necesarias restricciones más importantes para afrontar lo que nos queda de pandemia, que no es mucho pero aún puede hacer mucho daño.

LA NEGRILLA IR

Dibujo de La Negrilla

Hay veces que por una simple cuestión de estadística tendría que acertar, aunque fuera sin querer, pero el ínclito alcalde de Ponferrada parece dispuesto a completar la legislatura sin dar pie con bola, ganándose enemigos en cada paso y, claro está, victimizándose siempre que tiene ocasión. La última es que la oposición está orquestando una campaña de acoso y derribo contra él. ¡Qué cosas! Pobre Olegario Ramón, el único alcalde de España que llega al extremo de que le parece mal que la oposición haga oposición. En Ponferrada ya no engaña a nadie. En su partido se ve que todavía sí.

A PIE DE CALLE

Agradecimiento a la Residencia Juan Pablo II

Quiero agradecer a Doña Beatriz Travieso, Directora de la Residencia para Mayores Juan Pablo II de León y, en su nombre, a todo el personal que presta sus servicios en esta Institución, la atención esmerada, cariño y buen hacer para con mí tío el Presbítero Don Heliodoro Granja, residente aquí, fallecido recientemente, así como la delicadeza y buen trato para con nuestra familia. Gracias a todos y a todas. Enhorabuena por vuestra calidad profesional y humana, que hace que la Residencia Juan Pablo II, dependiente del Obispado de León, sea una joya para esta ciudad y su provincia.
Regina Granja

Envía tus fotos de denuncia o cartas

Imagen cursorlectores@lanuevacronica.com
Imagen fax987 97 50 50
Imagen sobre carta postalLA NUEVA CRÓNICA
Pza. de Sto. Domingo 4 - 2º • 24001 LEÓN



* Las cartas dirigidas no deben exceder de 20 líneas mecanografiadas y es imprescindible que vengan acompañadas de una fotocopia del DNI. LA NUEVA CRÓNICA se reserva el derecho de publicar tales fotos o textos, así como de resumirlos o extractarlos.

Newsletter