Publicidad

OPINIóN

opinion@lanuevacronica.com

EL EDITORIAL IR

Larga espera por conseguir justicia

Tras un primer intento en abril de 2021, cuando se había señalado inicialmente el juicio por la muerte de seis mineros de la Hullera Vasco Leonesa, el procedimiento se suspendió y se retoma este lunes, a pocos meses de cumplirse diez años del accidente

Dicen que la justicia que es lenta no es justicia y las familias de los seis de La Vasco llevan ya casi diez años de espera

Dicen que la justicia que es lenta no es justicia y para las familias de los seis mineros fallecidos en el accidente del 28 de octubre de 2013 en el Pozo Emilio de la Hullera Vasco Leonesa (HVL) esta se está haciendo esperar. Quizá demasiado. A punto están de cumplirse diez años del siniestro y tras un primer intento en abril de 2021 –cuando se había señalado inicialmente el juicio y se tuvo que suspender apenas unas horas después de arrancar– este lunes los 16 acusados volverán a sentarse en el banquillo para asistir a un procedimiento que se espera que se prolongue hasta el 30 de marzo, cuando se calcula que se habrán expuesto ya las conclusiones definitivas y los informes de las partes. Las familias, cansadas ya por esta larga espera, acudirán con el objetivo que las ha movido desde el principio: que se depuren responsabilidades, porque consideran que el accidente podría haberse evitado. Tras las cuestiones previas, las declaraciones de los acusados ocuparán cinco jornadas (inicialmente solo en horario de mañana) y, tras ellas, llegará el turno de los testigos y peritos. Hasta 80 están llamados a comparecer en la sala para tratar de arrojar luz sobre las causas que desembocaron en el accidente que produjo tan fatal desenlace: la muerte de Carlos Pérez, Manuel Moure, Antonio Blanco, Orlando González, José Luis Arias y Roberto Álvarez, así como heridas en otros ocho trabajadores.



LA NEGRILLA IR

Dibujo de La Negrilla

Hay secretos que son muy difíciles de guardar. Y más en León, no sólo porque sea una ciudad pequeña en la que se conoce todo el mundo, sino también y sobre todo por la alta densidad de cotillas. En los viajes en tren de León y de Madrid a León se cuecen muchas de las cuestiones que afectan a esta provincia. Por eso ayer, antes de que llegara a la estación, los periodistas deportivos ya se pasaban fotos de un viajero que les resultaba muy conocido, pues fue uno de los que más y mejor levantaba a la grada de la afición culturalista, que por lo que parece vuelve a ser la suya.

A PIE DE CALLE

Chabolismo en León

Como un simple ciudadano, mero testigo del quehacer y pálpito diario de nuestra ciudad, quiero denunciar una situación que perdura ya por más de 30 años: los dos asentamientos de chabolas en León que hoy representan para la ciudad un signo de vergüenza y abandono.

En el 2018 existía un Plan conjunto de la Junta y el Ayuntamiento para acabar con estos suburbios chabolistas de las graveras (entre la Venatoria y los paseos del río Bernesga) y de los llamados Altos del Duero (en la rotonda del Hospital Universitario). Todo estaba previsto para la erradicación con fondos Edusi en el 2020.

¿Qué ha pasado con ese acuerdo desde entonces? ¿A quién se debe esta desidia y este desinterés? ¿Por qué se ha frenado esta iniciativa? ¿Hasta cuando se piensa mantener este foco de pobreza y malvivir en un entorno tan visible de nuestra ciudad que sonroja a cualquiera con un mínimo de sensibilidad? ¿Qué se busca con dilatarlo en el tiempo? Son preguntas, que merecen una respuesta. Es que no se ven razones objetivas para que una solución de asentamiento temporal, se cronifique en el tiempo. Insisto, para vergüenza y sonrojo.

Bien está y se aplaude, que con los fondos Edusi se acometan obras de rehabilitación de viviendas en el ‘León Norte’, se adecenten fachadas, calles y aceras, se invierta en remozamiento de parques, pero la erradicación total y definitiva de esos poblados chabolistas de etnia gitana y su inclusión (de la que tanto se habla) en un digno realojo debería de ser una prioridad absoluta en elempleo de esos Fondos Europeos.

Creo que es el momento de sacar a la luz esta «anormalidad» humanitaria y vergonzante en nuestra ciudad. No hay ninguna otra razón por mi parte. Javier Serrano

Envía tus fotos de denuncia o cartas

Imagen cursorlectores@lanuevacronica.com
Imagen fax987 97 50 50
Imagen sobre carta postalLA NUEVA CRÓNICA
Pza. de Sto. Domingo 4 - 2º • 24001 LEÓN



* Las cartas dirigidas no deben exceder de 20 líneas mecanografiadas y es imprescindible que vengan acompañadas de una fotocopia del DNI. LA NUEVA CRÓNICA se reserva el derecho de publicar tales fotos o textos, así como de resumirlos o extractarlos.

Newsletter