Publicidad

OPINIóN

opinion@lanuevacronica.com

EL EDITORIAL IR

Por el Ponfeblino

La reunión celebrada ayer con la participación de prácticamente todos los órganos interesados inyecta esperanza a un proyecto con enormes posibilidades

Sin el compromiso político y, sobre todo, la financiación de las administraciones españolas, difícilmente se hará realidad.

El Ponfeblino o Tren Minero del Sil es uno de los proyectos más reclamados por la provincia por su potencial dinamizador. Ayer se reunieron representantes de prácticamente todos los organismos implicados para tratar de relanzar la recuperación de la vía, que ahora cuenta con la oportunidad que ofrecen los fondos para la transición justa, a los que se podrían sumar fondo procedentes del Next Generation UE. No obstante, sin el compromiso político y, sobre todo, la financiación de las administraciones españolas, que permita poner en movimiento el proyecto, difícilmente se hará realidad. La recuperación de la vía vertebraría un territorio necesitado de oportunidades y pondría en valor un enorme patrimonio industrial, natural o artístico con capacidad para atraer turistas. Una buena conexión con Ponferrada rescataría muchos recursos del aislamiento en el que se encuentran ahora y serviría de cimiento para la transformación económica. Permitiría también combatir la despoblación de territorios donde, una vez agotada la minería, la sangría poblacional es patente. Por todas estas razones es más que necesaria la apuesta por el Ponfeblino.

LA NEGRILLA IR

Dibujo de La Negrilla

Ya está el leonesismo en todas las bocas. Para unos útil, para otros inútil, para unos rentable y para otros peligroso por el roto que puede hacer en las elecciones. El nuevo presidente del PP leonés se atrevió a decir delante de Mañueco que apuesta por un leonesismo útil, sin dar importancia a que cuando el presidente del PP nacional quiere poner un ejemplo de lo irracional habla de los cantones de León y Murcia. Hoy llega a Hospital de Órbigo para participar en la Fiesta de la Rosa la ex ministra Carmen Calvo. ¿Dirá algo del leonesismo? Su hermano es historiador y es uno de los que lo ha criticado con más crudeza.

A PIE DE CALLE

Otra mirada del asunto

Antonio Barreñada en la contraportada del diario del lunes nos ilustra con un precioso artículo titulado ‘Esa puta pandemia de los años’ y ciertamente tiene mérito montar un relato de cariz etnográfico donde los tractores o la mecánica cobran protagonismo dentro de la añoranza agraria de los años 60 o 70 del siglo XX pero como bien dice el autor: aquellos tractores rústicos …/… tenían una toma de fuerza a la que se enganchaba todo lo posible y alguna cosa más.

Como la foto que ilustra este bello artículo es de ayer, a mi modo de ver y siempre con la mirada del extranjero en tierras leonesas que puede estar equivocado, lo que realmente me sorprende es lo que esta imagen refleja, al menos aparentemente. Una vieja máquina agraria junto a un arbolado, en posición inclinada y probablemente junto a un río o un canal de riego, tanto monta. Por mi experiencia al respecto, este tipo de vetustas máquinas se suelen utilizar como bombas para extraer aguas de variados acuíferos, ya sean canales, pozas, ríos o arroyos y si en plan idílico nos encontramos paseando por estas riberas con el fin de gozar de la naturaleza, su silencio, su olor natural, el paisaje acuático, quizás con intención hasta de poder fotografiar la rica fauna riparia como puede ser una nutria, un visón o la variada familia de anátidas, nos encontraremos con que allí no hay vida salvaje. Donde está el tractor en funcionamiento no hay nada salvo ruidos agresivos audibles desde la lejanía, olores fétidos a quema de diésel, manchurrones de combustibles, aceites y lubricantes por tierra (a veces en el cauce) y laberintos de tuberías de aluminio que suelen encharcar estas sendas y caminos fluviales que siempre son de dominio público aunque no lo pareciera debido a la proliferación de esta curiosa manera de detraer caudales para riego que aunque es solución barata no deja de ser bastante cutre en pleno siglo XXI y ahí sí coincido con Barreñada al asociar los viejos tractores con tiempos viejunos del mundo agrario pero exhibir esta fotografía que nos retrotrae por pura negligencia y descuido normativo a aquellos tiempos…, chirría porque lo cierto es que la imagen es de ayer, como decía. Luis Solera

Envía tus fotos de denuncia o cartas

Imagen cursorlectores@lanuevacronica.com
Imagen fax987 97 50 50
Imagen sobre carta postalLA NUEVA CRÓNICA
Pza. de Sto. Domingo 4 - 2º • 24001 LEÓN



* Las cartas dirigidas no deben exceder de 20 líneas mecanografiadas y es imprescindible que vengan acompañadas de una fotocopia del DNI. LA NUEVA CRÓNICA se reserva el derecho de publicar tales fotos o textos, así como de resumirlos o extractarlos.

Newsletter