Publicidad

Opinión

OPINIóN

opinion@lanuevacronica.com

EL EDITORIAL IR

El negocio de la transición

No cometer con la llamada transición justa los gravísimos errores que las administraciones, los empresarios y muchos leoneses cometieron con el uso de los fondos de reindustrialización de las cuencas mineras es clave para el futuro de la provincia

Ahora que se vuelve a hablar de ayudas hay comarcas que quieren inventar su pasado y teñirlo artificialmente de negro

Transición justa es, de entrada, un nombre demasiado ambicioso, para un ministerio, para un proyecto y para una declaración de intenciones. Para que la transición ‘verde’ se ha justa lo tiene que ser con el planeta, en primer lugar, pero también lo tiene que ser con los territorios que se sacrificaron durante décadas, que brindaron su mano de obra y sus recursos naturales en beneficio del desarrollo de economías que, posteriormente, regaron con sus beneficios territorios muy lejanos y administraciones que no supieron ser sensibles a las necesidades de una sociedad completamente transformada por una industria tan contaminante y destructiva que hoy ha sido por completo demonizada. No cometer los mismos errores que en las cuencas mineras se cometieron a la hora de invertir los fondos de reindustrialización a finales del pasado siglo y principios del presente es clave para el futuro de esta provincia. Esos errores, al contrario que los beneficios, fueron transversales, desde las administraciones que destinaron a gasto corriente lo que debieron ser proyectos adicionales a los ‘emprendedores’ con cuya mirada cortoplacista condenaron el futuro de las siguientes generaciones.  No todas las comarcas fueron mineras, no nos engañemos, aunque ahora que vuelve a sobrevolar subvenciones quieren teñir su pasado de negro.

LA NEGRILLA IR

Dibujo de La Negrilla

Lo habitual es que el partido que gana las elecciones generales en León consiga tres de los cuatro senadores que elige esta provincia, como pasó en abril. En esta ocasión, el reparto fue 2-2 entre PP y PSOE, y llama la atención que, en el caso de los populares, sus disputas internas, el poner cada candidato toda la carne en el asador (y probablemente el hecho de que Vox sólo presentase un candidato) hicieron que sus dos senadores ya electos lograran 10.000 votos más que su partido en el Congreso.

A PIE DE CALLE

¿Nueva oleada?

Nos puede llegar. Personas inconscientes e irresponsables (una minoría, pero más que suficiente) pueden diseminar nuevamente el maldito bichito; por menos empezó en su día. Ha habido una bajada considerable de contagiados y muertos, (aunque sean silenciados algunos). Las redes gubernamentales lo están publicitando ya como una victoria decisiva contra el virus). Se está creando una falsa sensación eufórica de seguridad y relajo de las necesarias precauciones.

La Humanidad ha creído que podemos dominar y poner normas a la Naturaleza. Ha bastado un insignificante bichito (se discute si es un ser vivo o no) para invadir y casi paralizar el mundo entero; de nada han servido las fronteras; ha contagiado por igual a personas de distintas razas y sociedades; a ricos y a pobres. Es la Naturaleza la que impone sus leyes. Ellos están aquí desde hace millones de años; nosotros llegamos antesdeayer y nos iremos pasado mañana; ellos seguirán aquí.

Intentamos olvidar el dolor, las enfermedades, la muerte, no hablando de ellos; hasta hemos cambiado el nombre de esta epidemia para no citar el nombre del bichito de los demonios; lo hemos dejado en COVID (suena mejor). La cruda publicidad antitabaco: EL TABACO MATA, ha conseguido rebajar sustancialmente el número de fumadores. Hagamos publicidad de la enfermedad, de los terribles dolores que padecen los contagiados; fotos y vídeos de las UCIs; enfermos intubados, en coma durante días y días; en un terrible aislamiento; de las secuelas que deja en los que lo han superado. Que todos, sobre todo esos inconscientes, vean que mañana podemos ser nosotros los que nos veamos así. Con mascarillas, higiene y guardando las debidas distancias pondremos freno al bichito. Menos alarmas y menos «confinamientos» con los que nos quieren manejar como borregos. P.C.

Envía tus fotos de denuncia o cartas

Imagen cursorlectores@lanuevacronica.com
Imagen fax987 97 50 50
Imagen sobre carta postalLA NUEVA CRÓNICA
Pza. de Sto. Domingo 4 - 2º • 24001 LEÓN



* Las cartas dirigidas no deben exceder de 20 líneas mecanografiadas y es imprescindible que vengan acompañadas de una fotocopia del DNI. LA NUEVA CRÓNICA se reserva el derecho de publicar tales fotos o textos, así como de resumirlos o extractarlos.

Newsletter