Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

Blogging

BLOGGING

opinion@lanuevacronica.com

EL EDITORIAL IR

León gana el norte

La subvención de 14 millones de euros concedida por la Unión Europea para revitalizar los barrios de La Inmaculada, Cantamilanos, San Esteban, Las Ventas, La Asunción y San Mamés supone un revulsivo para una zona que acoge a un 21 % de la población de la capital

El Ayuntamiento tiene que encargarse a partir de ahora de concretar las actuaciones a llevar a cabo hasta 2022 para impulsar esta zona

Son barrios que por su ubicación y las infraestructuras que los recorren siempre han estado disgregados en cierta medida del conjunto de la ciudad. La presencia de la línea de Feve y de los viales que recorren la capital leonesa de norte a sur hace que los barrios de La Inmaculada, Cantamilanos, San Esteban, Las Ventas, La Asunción y San Mamés hayan sufrido cierta desintegración física y social, tal y como reconoce el propio Ayuntamiento de León en la memoria presentada para obtener la subvención de 14 millones de euros que acaba de conceder la Unión Europea para financiar una estrategia que revitalice la zona norte de la ciudad.

Las nuevas tecnologías y el patrimonio cultural son los ejes de una estrategia que pretende mejorar los barrios. Su movilidad, su calidad ambiental y su actividad económica. Estos barrios acogen al 21 % de la población de la ciudad, un dato suficientemente importante como para llevar a cabo un plan estratégico de este tipo, en el que el Ayuntamiento de León va a aportar otros 14 millones de euros a lo largo de los próximos cinco ejercicios.

También son las autoridades municipales las que deben empezar a concretar e impulsar las actuaciones, entre las que se incluyen un centro de conocimiento en Cantamilanos y la apertura de la muralla en la Era del Moro.

LA NEGRILLA IR

Dibujo de La Negrilla

Entre el mucho trabajo que tiene Iker Jiménez en esta provincia tendrá que encontrar un hueco para analizar los resultados de las primarias del PSOE agrupación por agrupación. Aparato hay en el PSOE, claro está, y poco oxidado por lo que parece, pero a la vista ha quedado que no tiene la misma eficiencia que en el PP. Ahí están, por ejemplo, los resultados de las cuencas mineras, los resultados de Pajares de los Oteros... y los históricos ceros que se llevó en algún lugar Susana.

A PIE DE CALLE

Pegamento, la droga más barata

Hace un par de semanas, en un tren de camino a Barcelona, vi algo que jamás pensé que encontraría aquí. Un grupo de jóvenes, tan jóvenes que dudo que llegasen a la mayoría de edad, 5 chicos y 1 chica –ella aún menor si cabe– esnifando pegamento.

Entré al tren y primero pasé un grupo (más adelante descubriría que todos eran amigos) con un sospechoso olor a maría, avancé por el vagón hasta la otra punta, con la esperanza de librarme de ello, pero a medida que llegaba a ese extremo del tren iba notando un olor aún más fuerte, químico y ácido. Pensé en un primer momento que era algún tipo de producto de limpieza, no es extraño encontrar un olor así saliendo a por la ventilación o cuando han limpiado alguna pintada. Bendita inocencia la mía. Me senté a un par de asientos de distancia de ellos. Ya se veían drogados, uno en especial estaba muy desorientado y apenas podía abrir los ojos.

En mi cabeza una voz decía: mira, otros fumando porros, hoy sales del tren apestando a maría. Pero de repente me fijé, la mano de uno de ellos sostenía una bolsa de plástico blanca, con restos de un producto amarillento en el fondo. Yo, que a pesar de mi inocencia he visto la tele y ya sabía de estas prácticas en otros lugares, pensé: no puede ser. Pues lo era, unos minutos más tarde llenaron de nuevo la bolsa de producto y empezaron a respirar en ella, con ansia y desesperación, asegurándose de no perder nada de los vapores que emanaban de ella.

Contemplé el triste espectáculo, pues me faltaba más de la mitad del trayecto para llegar a mi parada, y sentí pena, rabia, vergüenza y un montón de sensaciones y sentimientos entremezclados –ninguno positivo–, al ver como niños, que se supone que son el futuro, lo está tirando todo por la borda de una manera tan triste y patética, esnifando pegamento en un vagón de Renfe. S. Redondo

Envía tus fotos de denuncia o cartas

Imagen cursorlectores@lanuevacronica.com
Imagen fax987 97 50 50
Imagen sobre carta postalLA NUEVA CRÓNICA
Pza. de Sto. Domingo 4 - 2º • 24001 LEÓN



* Las cartas dirigidas no deben exceder de 20 líneas mecanografiadas y es imprescindible que vengan acompañadas de una fotocopia del DNI. LA NUEVA CRÓNICA se reserva el derecho de publicar tales fotos o textos, así como de resumirlos o extractarlos.