Publicidad
La leonesa que cambió el mundo

La leonesa que cambió el mundo

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández | 28/11/2016 A A
Imprimir
La leonesa que cambió el mundo
Literatura Las chicas son guerreras es un libro que llegará a las librerías en Navidad, pensado como un álbum ilustrado para los jóvenes que recoge las biografías de 26 mujeres que cambiaron el mundo, desde Hipatia de Alejandría a Malala, pasando por Frida Kahlo, Virginia Wolf, Coco Chanel... y la leonesa Ángela Ruiz
Han estado guardadas en el armario durante más tiempo de la cuenta. Hay millones de mujeres científicas, artistas, médicas, filósofas o exploradoras que han hecho que hoy el planeta Tierra sea menos cromañón. Pero en Las chicas son guerreras sólo cabían 26. Son las 26 elegidas para que los niños y adolescentes descubran a grandes mujeres con las que probablemente no se toparán ni en sus libros de texto, ni en las películas, ni en Snapchat». Así explica Sergio Parra el libro que estas navidades llegará a las librerías, con ilustraciones de Nuria Aparicio, y que con el ya anunciado título de Las chicas son guerreras hace una selección de 26 mujeres que, en sus palabras, «cambiaron el mundo».

Se trata de un libro infantil y para adolescentes (recomendado desde los 12 años)para que los jóvenes estudiantes conozcan las biografías de 26 mujeres que «no están incluidas en la historia de los grandes personajes, a pesar de haberlo sido. Eran mujeres. Y, por eso, «han sido relegadas a un lugar oscuro y sombrío. Por el simple hecho de ser mujeres», explican los autores de este trabajo destinado a los jóvenes estudiantes.

Yentre las 26 elegidas hay una española, leonesa de Villamanín, la maestra Ángela Ruiz Robles, la inventora del libro electrónico. Los nombres de las mujeres que aparecen a su lado le dan aún más importancia a su presencia en este volumen:Desde Hipatia de Alejandría, por citar a las más clásicas, a mujeres de nuestros días, como la activista Malala, la niña de Pakistán que ganó el Premio Nobel de la Paz con sólo 17 años. Ycon ellas gente como Coco Chanel, Frida Kahlo, Hedy Lamarr, Virginia Wolf, Agatha Christie... ««Hicimos una selección por épocas e incluimos a mujeres de la actualidad para que las niñas se sientan identificadas con algunas de ellas», explica Sergio Parra. «Incluso nos planteamos añadir algún personaje de ficción, pero después pensamos que las chicas de verdad tienen historias más interesantes».

Y al lado de estas mujeres encontramos a la leonesa Ángela Ruiz Robles, con unas explicaciones para su elección que los propios autores dejan ver en sus textos:«escribió la historia que un hombre, Michael Stern Hart, inventó el libro electrónico. Fue en 1971, en Estados Unidos. Lo que no sabía la historia es que treinta años antes, una mujer, en la España franquista, ideó un aparato que anticipaba el ebook y la tableta digital. Fue Ángela Ruiz Robles», dice en las primeras lineas de su texto, para añadir a continuación:«El 4 de julio de 1971 el cielo de Illinois estalló en colores. Eran los fuegos artificiales que celebraban la fiesta nacional de EEUU. Michael Stern Hart fue a verlos y, de vuelta a casa, paró en una tienda de comestibles. Al llegar a su apartamento, abrió la bolsa de la compra y vio que había un regalo. Era un pequeño libro con la Declaración de Independencia de su país. El estudiante de interfaces sintió el ardor patriótico y decidió enviarlo al centenar de usuarios que por aquel entonces utilizaban la red Arpanet... Esa especie de internet rudimentario transmitía información mediante máquinas de teletipo pero su capacidad era aún muy limitada. Ni siquiera podía soportar el peso de aquel texto. Pero el aprendiz de informático no se frustró y diseñó un sistema para empaquetar el documento en un archivo descargable que pesaba mucho menos y lo mandó a la red. Esta fue la primera vez que un libro de papel tuvo una réplica digital y Hart quedó por ello como el inventor del libro electrónico. Pero no fue el primero en pensar que había llegado la hora de reemplazar el papel por soportes digitales o mecánicos. Tres décadas antes, muy lejos de ahí, una mujer creó un dispositivo que vislumbraba ya la tableta digital y el ebook».

La idea es clara. A continuación van desgranando, en un texto dirigido a jóvenes estudiantes:«Fue en la España aciaga de los años 40. En aquella dictadura en la que Pilar Primo de Rivera dijo en 1942: «Las mujeres nunca descubren nada. Les falta el talento creador reservado a los hombres. Nosotras no podemos hacer nada más que interpretar lo que los hombres nos dan hecho.

Estúpido error. Una mujer que vivió en la calle General Franco, 120 de una ciudad militarizada que entonces se llamaba El Ferrol del Caudillo pronto dejó esas palabras en entredicho. Y, de paso, sembraría una duda en el presente: ¿Hasta dónde se hunden realmente los antecedentes del libro digital? Esa mujer era Ángela Ruiz Robles, una profesora que nació en Villamanín en 1895».

Un nuevo paso en los reconocimientos que parece, ahora sí, va recogiendo la memoria de ‘Doña Angelita’.
Volver arriba
Newsletter