Publicidad
La cantera luce músculo en el Ademar

La cantera luce músculo en el Ademar

DEPORTES IR

Los canteranos, con la ausencia de Víctor que se une el martes, en el entrenamiento. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Los canteranos, con la ausencia de Víctor que se une el martes, en el entrenamiento. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 09/01/2021 A A
Imprimir
La cantera luce músculo en el Ademar
Balonmano / Liga Asobal Los pivotes Kevin y Sergio, el central llegado del Cisne por estudios Víctor y el extremo juvenil Sampedro se unen a los más habituales Lodos, Darío y Honrado en el primer equipo
El Mundial condiciona durante el mes de enero el trabajo de los equipos de balonmano que tienen notable presencia en las distintas selecciones que lo disputan, pero también trae como consecuencia la oportunidad de mostrarse para los menos habituales o para los jóvenes de los que se echa mano para cubrir su ausencia.

Y en el Abanca Ademar la cantera lucirá músculo de forma notable durante estas próximas semanas, pues hasta siete jugadores del filial o incluso el juvenil se ejercitarán con el primer equipo a las órdenes de Luis Puertas y junto a los jugadores que no estarán en la cita mundialista de Egipto.

Más allá de Antonio Martínez, sin contrato con el conjunto de Asobal pero a todas luces integrante del mismo, pues es el segundo espada de Gonzalo Pérez en el extremo izquierdo, en las sesiones habrá tres habituales de las sesiones durante casi toda la temporada: el jovencísimo portero de 17 años Carlos Honrado, el central Álex Lodos que ya había cogido importancia antes de la grave lesión de rodilla sufrida la pasada campaña que le obligó a volver al punto de salida de buscarse un hueco, y el extremo izquierdo Darío Sanz, de quien se tiró en las últimas citas ante la plaga de lesiones en ese puesto.

Kevin y Álex Lodos son hermanos. Honrado y Sampedro, con 17 años, son los benjamines del grupo De estreno serán los otros cuatro integrantes: dos pivotes diferentes y complementarios como Kevin Lodos, hermano de Álex, y Sergio Torío; un central llegado este verano a León por motivos de estudios y que había trabajado ya con el primer equipo del Cisne como Víctor Fernández, que se incorporará el martes; y un extremo zurdo aún en edad juvenil: Daniel Sampedro.

Jugadores aún desconocidos para la mayoría de aficionados y a los que presenta el segundo técnico Luis Puertas, que será quien les dirija durante las próximas semanas.

«Kevin Lodos es un pivote muy móvil, con buena capacidad para encontrar huecos en la defensa rival y que se mueve muy bien, y que además aporta a nivel defensivo», explica Puertas, que de Torío relata que «es un jugador muy completo, con gran físico, que también da mucho atrás y encuentra buenas posiciones en ataque».

De Víctor Fernández apunta que «es un central jugón, se tuvo que ganar estar aquí que había que respetar la jerarquía, pero ya sabe lo que es trabajar con el Cisne»; mientras que por último Sampedro es «un extremo espigado, alto, que le ha tocado por edad siempre compartir puesto con Antonio Martínez con lo que eso suponía pero que ha ido creciendo mucho en los últimos años y ganando en efectividad».

«Será clave la ayuda que presten para que al volver el resto se encuentren una buena dinámica en marcha» ¿Si tuviera que ponerles un parecido en jugadores presentes o pasados del Ademar? «Siempre salvando las distancias, Kevin Lodos diría que sería un clásico como Héctor Castresana, Sergio Torío podría asemejarse a Rubén Marchán, Víctor Fernández sería un poco Natan Suárez y Sampedro podríamos decir que Thomas Kristensen, el noruego que estuvo con Dani Gordo».

¿Por lo que respecta a los tres más habituales en los esquemas del primer equipo? Con Carlos Honrado, «que es a todos los efectos nuestro tercer portero», apunta que «es un meta muy táctico, que intuye y lee muy bien los lanzamientos y que además tiene unas ganas de aprender locas. Su ídolo es Rodrigo Corrales, pero a mí a quien se me podría asemejar de lo que hemos visto en León sería a Ole Erevik».

Por lo que respecta a Darío Sanz, Puertas considera que «es un chico muy físico y de gran salto que sigue un poco la progresión de Jaime Fernández y le podríamos asemejar a él. Empezó de central y ahora es extremo, es muy rápido, tiene gen competitivo y además posee esa visión de juego extra que le dan los años jugando en el centro».

Por último está un Álex Lodos que el año pasado, cuando se había hecho sitio en el primer equipo y Cadenas empezaba a darle minutos, sufrió una grave lesión de rodilla de la que está ahora mismo recuperándose. «Quizá la situación de la pasada temporada fue algo precipitada y en esta tiene un papel más de aprendizaje», asegura el segundo entrenador ademarista, que cree que «al final con la pandemia estuvo más de un año sin jugar y tiene que recuperar sensaciones, físicamente ya está pero también de juego. Es un jugador ‘made in León’, de carácter y un gran lanzamiento, yo en la comparación me quedaría con Antonio García».

«Es una buena oportunidad para ellos pero también será clave esa ayuda que presten a los primeros espadas y al grupo para que cuando vuelva el resto se encuentre con una buena dinámica en marcha», resalta Puertas.

Una labor y un reto para los siete jóvenes que pretenden seguir la estela de los numerosos productos de la cantera ademarista que han terminado derribando las puertas del primer equipo. ¿Serán ellos los siguientes?

Volver arriba
Newsletter