Publicidad
Ustedes son formidables o cómo Víctor ya tiene su silla

Ustedes son formidables o cómo Víctor ya tiene su silla

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández | 19/06/2022 A A
Imprimir
Ustedes son formidables o cómo Víctor ya tiene su silla
Balonmano Víctor, un exjugador del Ademar que quedó en silla de ruedas a causa de un accidente, necesitaba una silla especial (y cara) para poder "hacer terapia" con el deporte, volver a jugar a balonmano en silla de ruedas e, incluso, lograr el sueño de ir a la selección. Apeló a la solidaridad de los leoneses y está emocionado con la respuesta, con la nueva silla y en la selección
Un viejo, e histórico, programa de aquella radio solidaria se llamaba ‘Ustedes son formidables’ y su presentador Alberto Oliveras servía de cauce para la solidaridad de los radioyentes con causas ciudadanas nobles.

Esas mismas palabras, ese mismo sentido, tienen perfecto acomodo en Víctor, el ex jugador del Ademar al que la vida cambió en un segundo cuando sufrió un accidente de moto y quedó en silla de ruedas. Quiso encauzar su nueva vida, darle alicientes, y los encontró en su deporte de siempre, el balonmano, en la modalidad de silla de ruedas y con un sueño añadido que no logró en su etapa anterior: llegar a la selección española.

Pero necesitaba una silla especial y muy cara, que no tenía medios de adquirir pero tampoco quería resignarse. Acudió a esa fórmula actual del crowdfunding y, sobre todo, a las gentes del balonmano y el carácter solidario de los leoneses. Y todos respondieron. Ustedes son formidables, empezando por las dos leyendas del balonmano leonés, Juanín García y Mireya González. Después se fueron sumando su anterior club, el Ademar; el bar Sailor, regentado por otro ex ademarista —Javi—;_el cortador de jamón Alejandro y la empresa ‘A cuchillo’ "y mucha gente anónima que me llamaba para colaborar" y que hoy pueden estar felices al recibir la fotografía de Víctor en su nueva silla haciendo la señal del "conseguido". Está emocionado: "No sé qué decirles; y la silla es una pasada, menuda diferencia para jugar, no llega a siete kilos"; aunque sí quiere dejar un mensaje a quien corresponda. "Lo mío ha sido emocionante y con final feliz, pero no entiendo cómo puede ser tan caro todo lo relacionado con la ortopedia para discapacitados, ya vivimos una situación muy complicada y es otra barrera más".

Víctor, que este sábado recibía un reconocimiento de la Federación de Balonmano en Valladolid, ya cuenta los días para acudir a la selección española. "El día 30 marcho para Francia, a Lyon, para competir a partir del 2 de julio, va a ser muy emocionante".
Volver arriba
Newsletter