Publicidad
Mesa de León o Estatuto

Mesa de León o Estatuto

OPINIóN IR

17/09/2020 A A
Imprimir
Mesa de León o Estatuto
Estos días es noticia la demora de las reuniones de la ‘mesa por León’. La Junta de Castilla y León, los sindicatos y el PSOE ‘oficiales’ intentan frenar el descontento de los leoneses con la autonomía. La evolución económica es tan mala que ni siquiera la ocultación de los datos de León disimula la percepción del declive.

Si tanta es la pereza por reunir la ‘mesa por León’, habrá que preguntar por qué no se hace cumplir el Estatuto de Autonomía de Castilla y León. En su preámbulo dice que «Castilla y León es una comunidad rica en territorios y gentes, configurada por castellanos y leoneses». Puesto que está configurada por dos regiones, habrá que exigir la regionalización proporcional de todos los recursos. No se ha hecho así y esa es causa principal del declive. Además la Junta no facilita estadísticas que cuantifiquen esa desigualdad entre ambas regiones. Dice el artículo 8 del Estatuto que «corresponde a los poderes públicos de Castilla y León promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integran sean reales y efectivas», pero la Junta no promueve la igualdad entre leoneses y castellanos.

Para corregir este desequilibrio entre León y Castilla el artículo 78 del Estatuto de Autonomía de Castilla y León dicta «con objeto de asegurar el equilibrio económico y demográfico dentro del territorio de la Comunidad y la realización interna del principio de solidaridad, se constituirá un Fondo autonómico de compensación». En consecuencia, la «mesa por León» es una maniobra de distracción. Existe un mecanismo estatutario a fin de corregir los desequilibrios.

Por añadidura, la Disposición adicional segunda, «convergencia interior», dispone que «la Junta de Castilla y León elaborará un Plan Plurianual de Convergencia Interior con el objetivo de eliminar progresivamente los desequilibrios económicos y demográficos entre las provincias y territorios de la Comunidad». La Junta elude también este mecanismo. Todo ello evidencia la falta de voluntad para corregir el maltrato y la deslealtad institucional que sufre León.

Si la ‘mesa por León’ llegara a reunirse, debería tener 4 deberes: territorializar en las provincias el 100% del gasto público proporcionalmente, elaborar estadísticas socioeconómicas de las dos regiones y sus provincias, activar el Fondo Autonómico de Compensación Interregional y que se elabore el Plan Plurianual de Convergencia Interior para la Región Leonesa. Si las medidas estatutarias no se cumplen, avanzaremos hacia la ruptura entre León y Castilla para que la Región Leonesa recupere el progreso social a través del autogobierno.
Volver arriba
Newsletter