Publicidad
Miércoles, 30 de septiembre de 2020 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú
Los personajes del tío Ful: Leti, bancaria y cantante

Los personajes del tío Ful: Leti, bancaria y cantante

CULTURAS IR

Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza | 20/01/2018 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: Leti, bancaria y cantante
Personajes Bancaria de día, cantante de noche, sonriente a tiempo completo. Regala energía y recoge historias escondidas en la libreta de ahorros que después convierte en vida
Leti tiene nombre completo, Leticia Robles, pero cuando llega con su patinete y su sonrisa todo apunta a que le hace mucha más justicia Leti. Si se lo dices se ríe, si no también.

Sus clientes en el banco de Riello están encantados con ella, con la energía que trasmite en un lugar que falta hace, hasta el punto de que lo mismo le piden que les actualice la libreta o que le acerque la compra del supermercado cuando acabe, que pesa mucho. Y ella se ríe. «Es que es una historia diferente a lo que puedes encontrar en otras partes, lo que me llevan al banco no son libretas, son libros de historias, de sus historias, te cuentan muchas cosas». Y recordando a esas clientas suyas, por unos segundos se le borra la sonrisa. «Es una zona muy despoblada y muy envejecida, sobre todo en invierno. Les coges cariño, sabes sus cosas, y cuando te dicen que alguno no va a volver... pasas un mal rato».

Y con todas esas historias salta al coche y a la carretera. Y a la canción en Radio Lulú, donde vuelca sobre el escenario toda la energía que va acumulando, un descaro que no tiene abajo, una voz que no puedes intuir cuando habla... Y swing, mucho swing.

- Ese ‘La, la, lá’ que tu cantas nada tiene que ver con el de Massiel. Tratamos de que todo lleve nuestra firma (la de Emilio y la mía), aunque no sean canciones nuestras.
- Es que es el nuestro.
- ¿Y qué dice la crítica de vuestra Radio Lulú?
- Bien, en cantados con ellos, lo que más me gusta es un titular que decía «frescura y originalidad».

Y se va. Coge el patinete y se escucha su sonrisa.
Volver arriba
Newsletter