Publicidad
Las razones que no existen

Las razones que no existen

OPINIóN IR

30/07/2020 A A
Imprimir
Las razones que no existen
Los defensores de la Junta de Castilla y León aluden a consignas («una historia de éxito», «juntos somos más fuertes») para contrarrestar el aluvión de evidencias en contra de esta comunidad autónoma. No enumeran cuestiones concretas que apoyen su tesis porque, o son muy escasas en unos campos, o inexistentes en otros.

A esa petición se subía inconscientemente Luis Tudanca con unas declaraciones acerca de que, si no quedan jóvenes, ésta será una autonomía fallida. Sin duda, lo afirmó sin tener los datos, puesto que León es la capital de provincia más envejecida de España y Zamora la provincia con mayor proporción de ancianos de España. Esto quiere decir que había más población antes, pero los jóvenes se van más de aquí que de ninguna otra parte en el país. Tudanca lo ha dicho sin decirlo: Castilla y León es una comunidad fallida porque ha llevado su territorio a una regresión económica sin parangón en España. Le corroboraban las cifras de contabilidad nacional de 2019, que fijan en esta autonomía los peores datos en PIB. Aunque no disgregan los de León y Castilla, las manifestaciones por el declive económico leonés evidencian el núcleo del problema.

Pero las noticias diarias son tozudas, y hemos sabido que la Consejería de Turismo promociona el Camino de Santiago Sanabrés utilizando la marca ‘vía de la Plata’, pero excluyendo el tramo Montamarta-Astorga de la misma. El perjuicio para uno de los emblemas astorganos es claro, por lo que el silencio de Perandones, castellanista profeso, no se entiende. ¿Será cuestión de favores?

Esta semana conocíamos que la Junta promueve sin justificarlo un centro de estudios del deporte en Castilla, aunque el INEF y el Centro de Alto Rendimiento Deportivo están en León. Además, la Junta se jactaba de los resultados educativos en la evaluación PISA, pese a que no corrije el falseamiento histórico ni la invisibilización de León. Los más de tres siglos del reino de León no se reflejan en los libros de texto de la Junta. La promoción turística ignora la marca ‘León’ y no se habla de sus producciones artísticas (prerrománico leonés, románico de ladrillo de Sahagún, escultura tardorrománica…).

Lo que la Junta hace con León no es justificable y supone un daño económico grave para los ciudadanos. Los salarios son más bajos y, consecuentemente, las pensiones también. El valor de los pisos y otros inmuebles se ha desplomado; está por debajo del que se registra en provincias comparables. Las empresas leonesas acceden peor a contratos autonómicos y el mercado provincial del que viven es declinante. ¿Importa menos todo esto que quedar bien con el partido, concejales?
Volver arriba
Newsletter