Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
La Junta plantea retrasar hasta 2021 la instauración de la jornada de 35 horas

La Junta plantea retrasar hasta 2021 la instauración de la jornada de 35 horas

ACTUALIDAD IR

La reunión celebrada entre los consejeros y los responsables sindicales. | ICAL Ampliar imagen La reunión celebrada entre los consejeros y los responsables sindicales. | ICAL
Ical | 21/10/2019 A A
Imprimir
La Junta plantea retrasar hasta 2021 la instauración de la jornada de 35 horas
Laboral Los sindicatos se sienten "defraudados" y mantienen la huelga del 6 de noviembre
La reunión entre responsables de la Junta y de los sindicatos UGT, CCOO y CSIF para la aplicación de la jornada de 35 horas terminó sin acuerdo, después de que el Ejecutivo planteara romper el pacto de mayo y retrasar a 2021 su aplicación. Ante esta oferta, las centrales sindicales mantienen el calendario de movilizaciones, con un paro de 2,5 horas este viernes, 25 de octubre, y la huelga general prevista para el 6 de noviembre.

Los dirigentes sindicatos de UGT, CCOO y CSIF, Tomás Pérez, Ana Rosa Arribas y Raquel Fernández, informaron a la salida del encuentro con los consejeros de la Presidencia, Ángel Ibáñez, y de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, sobre esta reunión, a la que admitieron acudían con esperanzas de que la Junta pusiera sobre la mesa su plan para recuperar la jornada de 35 horas, si bien admitieron que se sienten “defraudados” por la falta de voluntad política de la Junta de cumplir el acuerdo firmado el pasado mes de mayo.

En ese sentido, los representantes de los sindicatos explicaron que la oferta de la Junta pasa por dejar sin efecto el acuerdo firmado con el anterior gobierno del PP, cinco días antes de las elecciones autonómicas; aplicar el horario de verano reducido en 2020 y a partir de entonces negociar la rebaja de la jornada que no se pondría en marcha hasta 2021.

Aunque los representantes sindicales han confirmado que acudirán el próximo lunes, día 28 de octubre, a nueva reunión, coincidieron en señalar que acudirán con pocas expectativas, a pesar de que los dirigentes autonómicos les han anunciado que les presentarán una nueva oferta.

El secretario de la Federación de Empleados de Servicios Públicos (FeSP) UGT de Castilla y León, Tomá Pérez, aseguró que, “a pesar de lo anunciado por el presidente de la Junta, la única oferta que hemos recibido hoy es que quieren romper el acuerdo firmado en mayo y negociar uno nuevo, planteamiento que rechazamos de plano”. Pérez, que reclamó a la Administración autonómica, más seriedad e insistió en que “lo único que pedimos es que se respete lo firmado.

Mientras tanto, la secretaria de Organización de CCOO, Ana Rosa Rivas, también se mostró tajante y afirmó “que no vamos a negociar un nuevo acuerdo”, a la vez que recalcó que los “empleados públicos ya han hecho bastantes sacrificios y sólo pedimos responsabilidad a la Junta y que cumpla lo pactado”. Además, aseguró que la negociación se ha convertido en un “juego político con el que la Junta sólo trata de ganar tiempo”.

La secretaria de Acción Sindical del Comité Autonómico de CSIF, Raquel Fernández, denunció que la propuesta realizada por la Junta es “inaceptable y está muy lejos del acuerdo marco firmado en mayo”, a la vez que advirtió de que las movilizaciones, además de las ya convocadas, se mantendrán en el tiempo hasta que la Junta cumpla lo firmado. Además, la representante de CSIF también criticó que la oferta realizada por la Junta, que sólo fue verbal, se realizó “después de medio hora de excusas y de que nos solicitaran un receso”.

Por último, los representantes sindicales también hicieron un llamamiento a la ciudadanía para que apoyen sus reivindicaciones y advirtieron que “si la Junta no cumple con sus empleados, tampoco lo hará con los castellanos y leoneses”.
Volver arriba
Newsletter