Publicidad
La España vacía repica las campanas por los sanitarios

La España vacía repica las campanas por los sanitarios

ACTUALIDAD IR

David Rubio | 25/03/2020 A A
Imprimir
La España vacía repica las campanas por los sanitarios
Sociedad Las campanas de cientos de pueblos leoneses repican cada tarde en homenaje a los sanitarios
“Somos las manos de mucha gente”, dice uno de los muchos voluntarios que estos días, a las 20 horas, se suben a los campanarios de las iglesias de la llamada España vacía para hacer sonar las campanas. En las ciudades, ventanas y balcones se llenan de personas que quieren rendir un homenaje a los sanitarios que batallan en primera línea contra el coronavirus, un acto que se ha convertido en algo así como un punto de inflexión para romper la monotonía de las jornadas de confinamiento. De hecho, la necesidad de evasión del personal ha convertido en las ciudades estos actos, concebidos como un homenaje a los profesionales de la Sanidad, en poco menos que una fiesta en algunas calles y algunos bloques, con música de lo más variada, himnos y algún que otro cante. Tristemente, es algo que ya ha dejado de pasar en el norte de Italia, donde nació esta iniciativa y donde la cantidad de muertos que acumulan por el coronavirus ha hecho que los habitantes de la Lombardía guarden un respetuoso silencio a las ocho de la tarde y el resto del día.

A pesar de ello, los que siguen viviendo en el medio rural no quieren dejar pasar la oportunidad de agradecer a los sanitarios lo que están haciendo en la lucha contra el coronavirus Pero en los pueblos no hay muchos manos para aplaudir, no hay bloques de pisos y las casas están más dispersas. A pesar de ello, los que siguen viviendo en el medio rural no quieren dejar pasar la oportunidad de agradecer a los sanitarios lo que están haciendo en la lucha contra el coronavirus. Por eso, se han organizado a través de las redes sociales para coordinarse y, cada tarde a las 20 horas, hacer sonar las campanas de sus iglesias. Es el caso de varios pueblos de la zona del Condado, desde Vegas hasta Castro pasando por Santa María o San Cipriano, donde las espadañas acogen el homenaje rural a la sanidad.

A pesar de que en los pueblos las casas, por lo general, son más amplias y, por tanto, el confinamiento más cómodo sólo en algunos aspectos (hay más dificultades para hacer la compra y muchos consultorios médicos se han ido cerrando a lo largo de los últimos años) no existe demasiada concienciación en algunos pueblos con respecto a las medidas de restricción impuestas por el Real Decreto aprobado por Gobierno, por lo que este repique de campanas, que a alguno le trae malos recuerdos porque es lo que se suele hacer en los pueblos cuando hay un incendio o se necesita la ayuda vecinal, sirve al mismo tiempo para concienciar a la población sobre la necesidad de cumplir con el confinamiento. En casi todos los pueblos de España en general y de León en particular la población que queda en esta época del año es de especial vulnerabilidad a ser contagiada por el virus que se propaga por todo el mundo, al ser casi todos ellos ancianos y muchos enfermos crónicos, por lo que es fundamental que en el medio rural también se cumpla con la cuarentena que se ha convertido en la principal esperanza para acabar con el coronavirus.
Volver arriba
Newsletter