Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

La Catedral de la Ribera

CULTURASIR

Aspecto actual de la que será la sala de exposiciones de la Fundación. | DANIEL MARTÍN Ampliar imagen Aspecto actual de la que será la sala de exposiciones de la Fundación. | DANIEL MARTÍN
Fulgencio Fernández | 05/01/2017 A A
Imprimir
La Catedral de la Ribera
Sociedad La nueva sede -al menos su núcleo central- de la Fundación Cerezales ya está en su recta final. El espectacular complejo ya es finalista de un importante premio antes de abrir sus puertas
La escena es del pasado mes de agosto. Un coche se detiene y le pregunta a dos hombres y una mujer que toman la sombra en un banco de Cerezales del Condado.

- Jefes, ¿dónde es el concierto de Alley Stompers?
- No sé lo que me dices, pero es en la plaza; le explica uno de los hombres.

Marcha el coche y la mujer le riñe: "Si no sabes, ¿cómo sabes para mandarlos a la plaza?".
- No se el nombre, pero es lo del jazz.

- Ya no somos el pueblo del Belén;sentencia la mujer y cierra la conversación entre los tres.

Cerezales del Condado había sido el pueblo del Belén, incluso un cartel en la carretera nos animaba a entrar para verlo. Era el orgullo del pueblo y cada Navidad protagonizaba un buen número de reportajes, aparecía en todas las rutas de belenes de la provincia...

Este año —no puedo decir que haya leído todo lo publicado—apenas ha aparecido el Belén de Cerezales en las noticias; sin embargo, sí se han sucedido noticias como la celebración del ciclo de música clásica León de invierno o que el día 2 de enero, domingo de resaca, prácticamente la única actividad cultural de la provincia era un concierto del Cygnus Trío, que acercaba a Bach y Beethoven a las gentes del Condado... y quien se quisiera acercar. De la mano de la Fundación Cerezales Antonino y Cinia, que ése es su nombre completo.

Todo cambió en 2008. Por aquellos años la Junta Vecinal, que presidía Marce de la Varga, pensó en sumarse a la ola de semanas culturales y fueron a ver al gran mecenas del pueblo, Antonino Fernández, uno de los máximos responsables del imperio Coronita que pusiera en marcha el tío de su mujer Cinia, el recordado Pablo Díez.

Y Antonino Fernández les dio mucho más de lo que pedían, de la semana cultural se pasó a un gran Fundación, que se ha convertido en el gran núcleo de la cultura leonesa, sobre todo en el mundo rural, y que ha sabido mantener un más que difícil equilibrio entre la mejor cultura actual y la cultura tradicional. No es una anécdota la estampa inicial en la que los vecinos del pueblo hablan de jazz y de música clásica y de escultura contemporánea y de ciclos de micología o interpretar el cielo o han visto y protagonizado el mejor cine o han perpetuado su memoria en un precioso proyecto bautizado como Territorio Archivo, de la mano de Chus Domínguez o un taller y exposición con Cristina García Rodero o Chema Madoz... por citar alguno de los hitos que se fueron sucediendo.

Y ese mismo viaje ha hecho su sede. Comenzó sus pasos en su modesta ‘antiguas escuelas’, que no era tan modesta pues el arreglo que se hizo en ellas fue importante, baste decir que para ‘rematarlas’ se adquirió una escultura de Tadanori Yamaguchi, prestigioso artista originario de Japón, y el mismo día se inauguró una muestra del leonés Eduardo Arroyo. Y de esas antiguas escuelas (que en el futuro albergarán las oficinas de la Fundación) saltamos a la nueva sede que se va a inaugurar y que va a marcar otro importante hito en la cultura provincial y en su arquitectura. Sólo señalar que aún no ha abierto sus puertas, aún no está finalizada aunque le falta poco, y ya es finalista de un importante reconocimiento: la VI edición de los Premios de Construcción Sostenible de Castilla y León, que se fallarán en Valladolid el día 18 de enero, después de que los responsables del proyecto leonés hagan una presentación del mismo. Se trata de un galardón de carácter bienal, que apadrina la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, cuyo principal objetivo es "impulsar la incorporación de los criterios y aspectos medioambientales al diseño y construcción de edificios respetuosos con el desarrollo sostenible y el medio ambiente". Esta edición está orientada "hacia la integración del sector de la edificación en la nueva economía circular. La correcta elección de los materiales con los que se construyen los edificios constituye, junto con el tratamiento de la cuestión de la energía uno de los principales factores de sostenibilidad de la arquitectura".

Y estos aspectos son uno de los que más han fomentado los responsables del edificio, el estudio de arquitecturra Alejandro Zaera Polo y Maider Llaguno, quienes explican que "ha sido concebida desde una perspectiva de sostenibilidad integral, para minimizar su impacto ambiental del edificio. Un elemento clave de la estrategia ambiental es la reducción y balance del consumo energético del edificio; para ello, se han elegido materiales con una baja energía incorporada (embodied energy), y se ha optado por un diseño arquitectónico que incorpora estrategias pasivas, jugando con la orientación, la forma, y las características de la piel, para minimizar la demanda del edificio". Calculan que el ahorro energético frente a un edificio convencional es superior al 30%. Además utilizan tres fuentes de energía renovables: geotermia, biomasa y materiales de cambio de fase, reduciendo las emisiones de CO2 en relación a la utilización de combustibles fósiles.

En definitiva, un espectacular edificio que ha buscado integrarse en el medio al que se suma, la comarca del Condado, con la madera como elemento central de la construcción "para fusionarse con los patrones vegetales del paisaje local" y con tres tres grandes espacios: sala de exposiciones, aula para el desarrollo de la labor docente de la Fundación Cerezales y un auditorio.

Se muestran convencidos de que, como ha ocurrido con otros edificios, la propia sede será el primer reclamo para desplazarse hasta Cerezales, el pueblo donde se habla de jazz y Beethoven, y disfrutar de la Fundación.

Ya no son el pueblo del Belén pero hablan de la 'Catedral de la Ribera'.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle