Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
La Bañeza y más de 60.000 aficionados dicen sí a una pasión por las motos con seis décadas de historia

La Bañeza y más de 60.000 aficionados dicen sí a una pasión por las motos con seis décadas de historia

DEPORTES IR

Un instane de la jornada. | ABAJO Ampliar imagen Un instane de la jornada. | ABAJO
P. J. Abajo | 11/08/2019 A A
Imprimir
La Bañeza y más de 60.000 aficionados dicen sí a una pasión por las motos con seis décadas de historia
Motociclismo Manuel Hernández, Adrián Hermida, Sergio Fuertes y Hugo Lacunza se hicieron con el triunfo
Seis décadas después de que se celebrara la primera carrera de motos por las calles de La Bañeza, una ciudad y 60.000 aficionados llegados desde distintos puntos de la geografía nacional para ver el que denominan “un espectáculo único en el mundo” han dicho ‘sí’ a una tradición imparable. El Gran Premio de Velocidad celebra su 60 aniversario y el Moto Club Bañezano el 65 de su fundación en un año en el que los homenajes han compartido protagonismo con las estrellas del circuito urbano: Sergio Fuertes, Hugo Lacunza, Adrián Hermida y Manuel Hernández.

La Bañeza se ha vuelto a llenar de motos y de moteros de toda España durante un fin de semana que la ciudad se queda pequeña y el olor a gasolina impregna el ambiente para hacer del trazado urbano todo un espectáculo. Y es que los más de doscientos pilotos en categorías de competición más otros treinta en la manga de exhibición convierten al circuito urbano bañezano en un testimonio vivo de la historia del motociclismo.

Con algunos incidentes que, afortunadamente, se quedaron en ‘sustos’, el 60 Gran Premio de Velocidad volvió a poner sobre el asfalto a auténticas joyas de coleccionista como las que se pudieron ver en el apartado de exhibición, fuera de la parte competitiva y tras el reconocimiento público a Santiago Fonfría, Manuel González Santos y José Luis Falagán, que recibieron el cariño de la afición.

En este sentido, la celebración de esta edición del Gran Premio sirvió para homenajear al piloto catalán Benjamín Grau –campeón seis veces en La Bañeza, que de nuevo volvió a rodar por sus calles– dedicándole una curva en la calle Santa Lucía. Pero no fue este el único homenaje, puesto que el Barrio de San Julián, por donde discurre buena parte del trazado, también tiene su espacio identificado a la entrada de la calle San Julián.

En cuanto a la competición, podio en la categoría estrella, la de ’125 c.c./Moto3′ para el piloto Manuel Hernández García, quien se colocó por delante de Aitor Cremades y Alejandro Martínez Mas, dos clásicos en la prueba bañezana. Y en SuperSeries Adrián Hermida fue el más rápido, tras imponerse a Carlos González y Juan Francisco García.

Las carreras de clásicas son las que permiten a los aficionados disfrutar del sonido de los motores que hicieron época. Así, en la de Clásicas 2T Sergio Fuertes logró imponerse (por sexta vez) con su Montesa a Juan Miguel Salazar y Javier Triguero, mientras que en la categoría de Clásicas 4T el ganador fue Hugo Lacunza al adelantar en el tramo final a Adrián Hermida y José Manuel Coto.

El Moto Club Bañezano, con la colaboración del Ayuntamiento de La Bañeza, volvió a recibir los aplausos de la afición en un año muy especial para la entidad, puesto que al 60 aniversario de la carrera se une el 65 de su fundación para convertir a la ciudad en la capital del motor.
Volver arriba
Newsletter