Publicidad
Julio dejó en León temperaturas "extremadamente superiores" a lo normal

Julio dejó en León temperaturas "extremadamente superiores" a lo normal

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
EP | 07/08/2020 A A
Imprimir
Julio dejó en León temperaturas "extremadamente superiores" a lo normal
Sociedad Tanto en Ponferrada como en León se registraron "valores extremos" de media de máximas, mensual y número de días por encima de 30 grados
La comunidad autónoma de Castilla y León registró un mes de julio con temperaturas máximas "extremadamente superiores" a lo normal para el séptimo mes del año, según consta en el Avance Climatológico Mensual publicado por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En concreto y según este informe, julio fue en general "muy cálido" o "extremadamente cálido" en la Comunidad y sólo en zonas del noreste tuvo carácter "cálido". De hecho, si se tiene en cuenta el promedio de los Observatorios de Castilla y León, julio de 2020 ha registrado la temperatura media más alta desde 1951, si bien el valor fue similar al registrado en 2006 y 2015.

La Aemet destaca especialmente el valor de la temperatura media de las máximas, que anota el registro medio más alto con un valor de 32,2 grados. Los valores medios más destacados se encuentran en zonas del Centro y del Oeste, sobre todo en el Noroeste. Según sus datos, tanto el Observatorio de Ponferrada como el de León/Virgen del Camino registraron sus "valores extremos" de media de máximas, media mensual y número de días con temperatura máxima superior a 30 grados.

Sin embargo, el Observatorio de Burgos/Villafría fue el que registró un valor diario más destacado, el de la temperatura máxima del día 27, que fue efeméride para el mes de julio con 38 grados.

Las temperaturas medias se mantuvieron relativamente estables a lo largo del mes y con tendencia a un ascenso progresivo, que se vio truncado ligeramente en los días centrales del mes, con ligeros descensos, por lo que fue la tercera decena la que registró los valores más significativos.

Los días más fríos fueron el 2 y el 3 de julio, aunque la temperatura mínima más baja se registró el día 4 con un valor de 2,4 grados en San Pedro Manrique (Soria). La máxima más alta correspondió al día 29 en Candeleda (Ávila), con 41,8 grados y los días 27 y 30 fueron aquellos en los que las temperaturas diurnas alcanzaron de media su valor más alto.

La Aemet informado de que también se registraron algunas noches tropicales y destacan las alcanzadas en el Valle del Tiétar. En concreto, en Sotillo de la Adrada se contabilizaron 17 días de temperatura mínima superior o igual a 20 grados.

En cuanto a la precipitación, el reparto y su carácter fue muy desigual en la región ya que las precipitaciones se registraron en forma de chubasco y con numerosas tormentas. Así, mientras en Ponferrada el mes fue "extremadamente seco", con una precipitación acumulada de 2,6 litros por metro cuadrado, en Segovia, con un valor de 50,0 litros por metro cuadrado, se alcanzó un carácter húmedo.

En general, las zonas con un registro de precipitación más bajo se localizaron en áreas del Suroeste, con estaciones en las que no se
alcanzó el litro por metro cuadrado.

Según precisa la Aemet, localmente y de manera dispersa se llegaron a superar los 50 litros por metro cuadrado y destacan aquí los 109 litros por metro cuadrado de Monterrubio de la Demanda (Burgos), de los que 57,8 litros se registraron en tan sólo una hora del 9 (con una intensidad de 152,4 litros por metro cuadrado en una hora. De forma global, las precipitaciones acumuladas dejan un déficit mensual que se sitúa entre el 10-20 por ciento.
Volver arriba
Newsletter