Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Inbiotec y ADL toman ventaja en la carrera de los cannabinoides

Inbiotec y ADL toman ventaja en la carrera de los cannabinoides

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
D.L. Mirantes | 25/02/2019 A A
Imprimir
Inbiotec y ADL toman ventaja en la carrera de los cannabinoides
Empresas El consorcio cuenta con "cepas receptivas y un posible precursor"
El Instituto de Biotecnología de León (Inbiotec) y ADL Biopharma (antigua Antibióticos) van al menos un paso por delante en la carrera por desarrollar cannabinoides para su aplicación farmacéutica con fines terapéuticos. Esas nuevas formas de producción perseguidas son ajenas al cultivo de marihuana y se basan en la fermentación, el principal argumento productivo de la planta leonesa, una de las que tiene mayor capacidad en el sur de Europa.

Según fuentes de la emblemática química, el consorcio leonés ya cuenta «hongos y cepas receptivos» y «un precursor que creemos puede ser positivo», es decir, la investigación ya está dando algunos frutos.

Estos avances suponen cierta ventaja frente a otros proyectos recientemente anunciados que han comenzado a trabajar en líneas similares, lo que a juicio de ADL «valida el interés del mercado». En líneas generales, pese a que desde antiguo existen investigaciones sobre las propiedades terapéuticas del cannabis y ha sido utilizado con diversos fines médicos, se puede considerar que el pistoletazo de salida arrancó en 2017 cuando el proyecto leonés resultó sido seleccionado con una calificación de excelente dentro de la Convocatoria Retos del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, con una ayuda total de 564.000 euros, para financiar tres años de investigación.

La carrera se aceleró a principios de este mes cuando Amyris, uno de los principales clientes de ADL, anunciaba en Estados Unidos un acuerdo con un socio del que no reveló la identidad para un proyecto similar a gran escala. El anuncio provocó una fuerte subida (alrededor del 40%) de las acciones del gigante químico en el Nasdaq, que respondió positivamente a los 225 millones que la compañía ha puesto sobre la mesa para avanzar en este campo. La meta es lograr cannabinoides por fermentación para luego implementar productos contra el insomnio, la ansiedad, o dolencias similares. Una meta que para la planta leonesa sería el principio.

Desde la llegada de Black Toro Capital, la estrategia de la compañía pasa por diversificar las fuentes de ingresos y reducir la dependencia de una actividad. De este modo, la fusión inversa con Bionatur dotó a la nueva firma de una capacidad de investigación –y de lograr patentes– que no tenía, mientras que la apuesta por la producción a demanda para terceros se ha convertido en un importante nicho de mercado, según ha reconocido en sus intervenciones públicas la CEO (directora general) de ADL Bionatur Solutions, Pilar de la Huerta. Es decir, ADL podría producir tanto sus propios productos desarrollados a partir de la investigación el Inbiotec, como los desarrollados por otros laboratorios, que encargaran su producción a ADL por su gran capacidad de fermentación.

No obstante, por el momento la compañía prefiere mantener la cautela en las valoraciones e ir paso a paso, aunque la carrera ya esté lanzada en un mercado que podría llegar a los 55.000 millones de dólares en 10 años, según las estimaciones del propio consorcio.

Subida en la bolsa a la espera de los primeros resultados en ‘números negros’

Uno de los aspectos que debe mejorar ADL Bionatur Solutiones es su cotización en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), donde la acción no se está comportando como le gustaría a la compañía, según ha reconocido públicamente la CEO (directora general), Pilar de la Huerta. Una de las razones de las diferencias entre en el valor de la acción en el mercado y el que le han otorgado diversas auditoras y analistas (Checkpoint, Edison o Banco Sabadell, entre otros) radica en la escasez de títulos negociables (free float), ya que más del 70% corresponde a Black Toro Capital (BTC), otro 5% a Víctor Infante y cerca de un 14% a institucionales de la ampliación de capital del pasado verano. Pese a todo ello, en lo que va de año, se observa un ligero repunte. En breve la compañía dará sus primeros resultados desde que anunciara la entrada en beneficios (’números negros’).

La fermentación permite controlar el producto y reduce el plazo de fabricación

Los procesos de fermentación se presentan actualmente como una alternativa para un amplio catálogo de sustancias que van desde la seda a los cannabinoides. Entre las ventajas de estos sistemas se encuentra la reducción de los plazos o el control sobre el producto final. Según explica el consorcio formado por ADL e Inbiotec, se puede producir «de manera más eficiente, segura y con una gran reducción de costes respecto a los procesos actuales».

De forma específica, sobre el proyecto Cannabisyn, las moléculas perseguidas «son el compuesto básico de muchos fármacos dirigidos a tratar el dolor, los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos, así como para el tratamiento de la ansiedad y otras aplicaciones terapéuticas en diversas patologías graves». Lograrlas a través de fermentación ampliaría enormemente sus aplicaciones.
Volver arriba
Newsletter