Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
"El patinete eléctrico cambiará la movilidad de las ciudades"

"El patinete eléctrico cambiará la movilidad de las ciudades"

ACTUALIDAD IR

Raúl Quijada, presidente, y Fernando Lanero impulsaron la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal de León, que aglutina ya a más de 60 personas en la ciudad. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Raúl Quijada, presidente, y Fernando Lanero impulsaron la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal de León, que aglutina ya a más de 60 personas en la ciudad. | SAÚL ARÉN
C. Centeno | 17/12/2018 A A
Imprimir
"El patinete eléctrico cambiará la movilidad de las ciudades"
Sociedad Los usuarios de León piden al Ayuntamiento que les permita circular por la calzada
Los patinetes eléctricos «han llegado para quedarse» y «cambiarán la movilidad de las ciudades». Lo tienen claro dos leoneses convencidos de la utilidad de estos vehículos de movilidad personal como medio de transporte, Raúl Quijada y Fernando Lanero, impulsores de una asociación que reivindica su uso y agrupa en León ya a un total de 62 personas.

Con apenas dos meses de trayectoria oficial y presencia en redes sociales, la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (AUVMP) de León surgió a imagen y semejanza de la de Madrid, una de las primeras ciudades del país donde el ‘boom’ de estos aparatos hizo necesaria una regulación. En León, Quijada y Lanero destacan dos momentos clave que dieron pie a que naciera la asociación de forma paralela a la proliferación de los patinetes eléctricos en la ciudad. Por una parte, reconocen que los propios usuarios «estábamos perdidos», ya que hasta el pasado verano no existía una norma que indicase por dónde debían circular estos vehículos. Por otra, sintieron la «necesidad» de unirse después de la entrada en vigor de la nueva ordenanza de movilidad del Ayuntamiento de la capital, en la que se restringe la circulación de estos vehículos de movilidad personal a aceras y carriles bici, «no pudiendo invadir carriles de circulación de vehículos a motor».

Nuestra principal reivindicación es poder circular por la calzada, porque estos vehículos son a motor aunque sean eléctricos y no son para aceras Una norma que rige únicamente en León capital –la mayor parte de ayuntamientos todavía no tienen regulados estos vehículos, por lo que existe un vacío– y con la que desde esta asociación no están nada de acuerdo. «Nuestra principal reivindicación es poder circular por la calzada, porque estos vehículos son a motor aunque sean eléctricos y no son para aceras», explica Quijada, que asegura además que «si sales a dar una vuelta por las aceras de León se ve que están destrozadas y, si vas un poco despistado, lo normal es que termines en el suelo». En la misma línea está trabajando la Dirección General de Tráfico para regular a nivel nacional estos vehículos, que previsiblemente tendrán que circular por la calzada a no más de 25 kilómetros por hora. «Yo soy consciente de que por la acera no debo de ir, pero es a lo que me obliga la normativa», lamenta Raúl Quijada, que asegura que alguna vez ha tenido que explicar a algún peatón que no circula con su patinete por la acera por gusto si no por obligación.

Tanto Raúl Quijada como Fernando Lanero utilizan su patinete eléctrico como medio de transporte con el que desplazarse a su trabajo. «Yo lo compré para ahorrar gasolina», reconoce Raúl, que hace en patinete eléctrico 16 kilómetros todos los días, por lo que ha tenido que ponerle una batería externa para ganar autonomía. Según sus cálculos, el ahorro anual es de 800 euros. En el caso de Fernando, cambió la bici por el patín al considerarlo más «cómodo» y de coste «muy muy bajo». El suyo tiene ya 5.500 kilómetros y, cuando llegó a los 5.000, calculó que con un coche se habría gastado en ese recorrido 1.470 euros –incluido mantenimiento, seguros...– mientras que en el patín apenas se había gastado 33.

Eso sí, entre los 62 miembros de la asociación hay usuarios de patinetes eléctricos de los perfiles más variados. «No hay nada estándar», explica Lanero, desde «gente muy joven y casi niños hasta gente de edad media e incluso jubilados». También muy diferente es el uso que dan a estos vehículos sus propietarios, desde los que como ellos lo utilizan como medio de transporte para ir al trabajo hasta los que lo tienen como un aparato lúdico.

En apenas dos meses han conseguido sumar más de seis decenas de usuarios, pero desde la AUVMP León creen que son más los patinetes eléctricos que hay en León, un número que «seguirá creciendo» porque «es el regalo de moda, la gente los busca y cada vez se ven muchos más», aseguran.

"Utilizar la cabeza"

Sin embargo, en las últimas semanas y al hilo de la polémica surgida por las noticias de accidentes con estos vehículos, tanto Quijada como Lanero llaman a «utilizar la cabeza» en su uso. Porque hay patinetes eléctricos de muchos tipos y de potencias muy variadas. Por ejemplo, explican, algunos llegan a los 100 kilómetros por hora, superan la potencia eléctrica de un hogar medio y pueden llegar a costar más de 3.000 euros. «Auténticas burradas» que «en manos de gente que no es consciente de lo que tiene son peligrosos, lo mismo que pasa con las motos potentes», asegura Fernando Lanero.

Pero «como en todo cambio», entiende Lanero, ha surgido un rechazo hacia estos vehículos porque «lo primero que la gente hace cuando se presenta un cambio es decir que no, a lo que sea», lamenta. Por eso, llama a la prudencia a los usuarios de los patinetes eléctricos pero también invita a reflexionar al resto de conductores y peatones sobre el número de accidentes que provocan a lo largo del año el resto de vehículos para concluir que no cabe la prohibición. «¿Se plantean prohibir los coches?», remata.
Volver arriba
Newsletter