Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

El campus de Vegazana acogerá en otoño las primeras pruebas de vehículos autónomos

El campus de Vegazana acogerá en otoño las primeras pruebas de vehículos autónomos

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 11/04/2019 A A
Imprimir
El campus de Vegazana acogerá en otoño las primeras pruebas de vehículos autónomos
Tecnología Auvsi impulsa este proyecto de movilidad pionero con la implicación directa de Drotium
El campus universitario de Vegazana de la capital leonesa acogerá el próximo otoño -si se cumplen los plazos previstos- las primeras pruebas del proyecto de vehículos no tripulados de uso industrial dentro del proyecto pionero en Europa que impulsa Auvsi España -Asociación Internacional de Sistemas de Vehículos No Tripulados- con la implicación directa de la compañía de ingeniería y diseño Drotium.

Una red de geobalizas terrestres que ya está diseñada y que alcanzará los cinco kilómetros de longitud será el escenario en el que se desarrollarán esos primeros trabajos encaminados a conseguir pone en marcha una red de coches conectados a un centro de control y entre sí, a los que se podrá dar uso civil, policial y militar.

La seguridad, la transparencia y la exigencia son las tres ventajas que destacó el presidente de Auvsi, Ángel Alonso, sobre este proyecto que convertirá a León en sede de la denominada 'Nueva era del transporte' (Nertra). “Incrementa la seguridad porque ofrece información sobre incidencias y de los vehículos que lo rodean y el vehículo tiene información para tomar decisiones con su inteligencia” explicó. “Las perspectivas son que se va a poder reducir mucho el riesgo de accidentes; hay quien habla de un 90 por ciento pero yo me conformo con un 70 por ciento”, apuntó.

Por otra parte, el centro de control conoce la ubicación de los vehículos -no de los pasajeros a los que transporte-, “que no le interesa; son transparentes, pero eso va a generar confianza social porque se sabe que todo lo que circula no va a su bola, sino que está controlado”. Además, al conocerse el origen y destino de los vehículos se pueden diseñar rutas más eficientes que también mejoran la seguridad.

“Contamos con un prototipo (un autobús eléctrico autónomo, denominado probus) que esperamos tenerlo desarrollado en dos años y poder hacer pruebas en tres, pero traeríamos coches convencionales; pensamos en un Lexus híbrido, que está preparado para introducir el 'software'”, detalló Ángel Alonso antes de señalar que la fase dedicada al desarrollo industrial durará entre cinco y diez años, “aunque a nivel experimental sea antes” y será después cuando se pueda afrontar la que pueda poner en circulación vehículos en las calles “a nivel usuario”.

El alcalde de León, Antonio Silván, que acudió a la presentación del proyecto que tuvo lugar en la Escuela de Ingenierías de la Universidad de León, destacó que esta iniciativa supone “el posicionamiento de la ciudad, junto con la Universidad, en un cambio en el concepto de movilidad y, como bien ha dicho, el responsable máximo del proyecto, hablamos de una fase industrial pero podemos presumir de que León va a estar a la vanguardia del transporte no tripulado”.
Volver arriba
Newsletter