Publicidad
CHD pide "precaución" ante el nuevo año hidrológico, aunque el "punto de partida" es bueno

CHD pide "precaución" ante el nuevo año hidrológico, aunque el "punto de partida" es bueno

ACTUALIDAD IR

Estado que presenta estos días el embalse de Barrios de Luna. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Estado que presenta estos días el embalse de Barrios de Luna. | MAURICIO PEÑA
D.L. Mirantes | 30/09/2019 A A
Imprimir
CHD pide "precaución" ante el nuevo año hidrológico, aunque el "punto de partida" es bueno
Campo Los embalses suma más de 450 hectómetros cúbicos al final de la campaña de regadío, por encima de la media de los últimos diez años, pero con necesidades
Nueva York está un poquito más cerca de los Barrios de la Luna, de lo que lo está la Lonja de Chicago de Bustillo del Páramo. Pueden ser comparaciones imposibles, pero las cuatro poblaciones están relacionadas porque en la Lonja de Chicago se deciden en buena medida los precios de las producciones mundiales de maíz como el que se produce, por poner un ejemplo, en Bustillo del Páramo y en Nueva York se debatían hace escasos días soluciones al cambio climático para evitar imágenes como la que se vio en el Embalse de Barrios de Luna en el 2017, el año de la sequía. Una imagen que no se repitió al año siguiente, ni en este. Si en el año hidrológico que se cerró en octubre de 2018 las reservas garantizaban la campaña que ahora toca a su fin, en este no se puede decir lo mismo. Los embalses de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) en León están por encima de la media de los últimos diez años, aunque cerca de un 60% por debajo de la ocupación del año pasado en estas mismas fechas. Aunque los consumos cada vez son más racionales, las entradas en el año hidrológico que culmina no han sido tan potentes como las del 2018.

Desde el órgano de cuenca, consideran que es «importante» que los embalses de Riaño, Porma y Luna estén por encima de la media de los últimos diez años, pero consideran que hay que mantener «mucha precaución» porque a partir de ahora será la climatología la que decida. «Vamos a cuidar lo que tenemos», advierte el director técnico de CHD, Gonzalo Gutiérrez de la Roza, que considera que los 450 hectómetros cúbicos que suman ahora los tres embalses principales son un «buen punto de partida».

En lo referente a la campaña de regadío que finaliza, desde CHD consideran que «se ha salvado satisfactoriamente» y se han podido atender «plenamente» las demandas de las Juntas de Explotación. En lo referente a los consumos del regadío, el director técnico ensalza la reducción de los consumos, especialmente en aquellas comunidades en las que se ha apostado por la modernización. Sin embargo, con la vista fijada ya en la próxima campaña, el director técnico apunta la necesidad de una pluviometría favorable durante el invierno para que se puedan volver a conceder las mismas dotaciones.

Además, con miles de hectáreas pendientes de los proyectos y la financiación en el horizonte, Gonzalo Gutiérrez insiste en continuar con la mejora de los sistemas para que los ahorros de recursos hídricos «se sigan notando cada vez más» y Bustillo del Páramo y Barrios de Luna lleguen a ser ejemplos —en su medida— en la Lonja de Chicago y en las cumbres del cambio climático, allá donde se celebren.
Volver arriba
Newsletter