Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Carrizo consensúa el "no" a las presas de La Rial y Los Morales

Carrizo consensúa el "no" a las presas de La Rial y Los Morales

ACTUALIDAD IR

Un momento de la asamblea celebrada ayer en Carrizo para explicar el tema de las balsas a los ciudadanos. | P. F. Ampliar imagen Un momento de la asamblea celebrada ayer en Carrizo para explicar el tema de las balsas a los ciudadanos. | P. F.
Patricia Ferrero | 26/10/2015 A A
Imprimir
Carrizo consensúa el "no" a las presas de La Rial y Los Morales
Órbigo Centenares de vecinos respaldaron esta postura tras una asamblea explicativa presidida por Ecologistas en Acción, el alcalde del municipio y la Comisión Antipantanos
Carrizo ha consensuado el "no" a los pantanos de La Rial y Los Morales. Esta localidad celebró este domingo en la Casa de Cultura una asamblea en la que miembros de Ecologistas en Acción, la Comisión Antipantanos de Carrizo, el Ayuntamiento, otros colectivos, juntas vecinales, representación municipal de Cimanes –otro de los afectados– y centenares de vecinos acercaron posturas sobre el anteproyecto de regulación lateral del Órbigo de la CHD.

La exposición de los ecologistas concluyeron con que esta actuación supondrá un deterioro paisajístico para las zonas afectadas, así como otras "problemáticas" medioambientales. El "no" rotundo que este colectivo expresó ya anteriormente en un comunicado fue respaldado por el resto de participantes en la asamblea. José Luis Fernández, arquitecto urbanístico, vecino de este municipio y miembro de la Comisión, puntualizó algunos matices del anteproyecto. Entre otras cosas, este profesional destacó que a las balsas de La Rial y Los Morales se le denominan "grandes presas, pero en el concepto de categorías aparecen de Categoría A. Esto significa que son presas cuyas roturas o un funcionamiento incorrecto de las mismas puede afectar a los núcleos urbanos, también a servicios y producir un gran deterioro". De esta manera, Fernández explicó que la presa de La Rial –con una superficie de 170 hectáreas, una capacidad de 24 hectómetros cúbicos y abastecida con el canal de Carrizo– tendrá un sistema de bombeo, «ya que el arroyo no tiene agua suficiente para abastecerla», con cinco bombas de 250 kw cada una, funcionando durante siete meses y medio para el llenado. Esto supondrá una inversión de 16 millones de euros, según remarcó el arquitecto.

Por su parte, Los Morales –con 93 hectáreas de superficie del vaso y una capacidad de 12 hectómetros cúbicos que se abastece del canal de Velilla– "también se sumarán kw, ya que se llenará mediante el sistema de bombeo, con cinco bombas de 75 kw cada una. El coste será de 11 millones de euros. Entre los dos unos 27 millones. "El resto de la inversión hasta los casi 45 millones se irán en otras obras relacionadas", matizó Fernández.

En la asamblea se valoró que cuando el estudio valoró las alternativas, se «rechazó la de la creación de balsas en los lugares en los que se necesita el agua, que era igual en coste». Asimismo, se dejó claro que las prioridades de Carrizo son la «depuradora, el arreglo del Órbigo y del canal de Carrizo.

El turno de ruegos y preguntas contó con una importante participación ciudadana. Particulares que transmitieron la "preocupación" por sus pueblos, algunos regantes, que pidieron su derecho de "voz y voto" y representantes de las pedanías y de asociaciones como la de los Autónomos y Empresarios de Carrizo, que consideran que "el daño económico a esta comarca será irreparable", tomaron la palabra en una asamblea en la que se habló de "tintes electoralistas y de intereses económicos por parte de algunos". "No de beneficios sino de perjuicios", del "sentimiento" de estas localidades "al ver el cambio que supondrá la puesta en marcha de este proyecto" y de las muy posibles actuaciones que tanto el Ayuntamiento como sus vecinos pondrán en marcha –de momento presentarán las alegaciones que creen oportunas–. "Aunque haya que poner autobuses responderemos a las convocatorias», señalaron los ciudadanos respondiendo a la petición de su regidor, Julio Seoánez, que ha pedido la presencia del presidente de la CHD, aún sin respuesta, "para que vea de cerca la situación". Se expusieron los riesgos, la finalidad y el objetivo de este proyecto. Surgieron preguntas, consideraciones e incógnitas; pero una cosa quedó clara ayer en la asamblea: "Carrizo no quiere las balsas".
Volver arriba
Newsletter