Preparados para comenzar la campaña de riego en León

Las reservas de agua embalsada en la provincia garantizan la temporada

C.C.L.
12/03/2020
396907561
Las comunidades de regantes de la provincia ultiman ya los detalles para el comienzo de la campaña de este 2020, que se iniciará según las previsiones a finales de la próxima semana. Tanto los sistemas Esla-Valderaduey (que riegan de los embalses de Riaño y del Porma) como el Órbigo (Barrios de Luna y Villameca) han celebrado esta semana las juntas de explotación en las que se determina el reparto de agua por hectárea con el que contarán en una temporada para la que no se esperan problemas.

Esto se debe al óptimo estado de las reservas de agua en los pantanos de la provincia de León, que se mantienen prácticamente llenos desde principios del invierno, cuando fue incluso necesario desembalsar tras las intensas precipitaciones de los temporales Elsa y Daniel, que adelantaron el deshielo y provocaron riadas en buena parte de la provincia.

Una situación anómala para diciembre que repercute en el estado actual de los pantanos, que rozan el 85% de su capacidad, 16 puntos por encima de la media de la última década en estas fechas, que se sitúa cerca del 69%, un porcentaje que se alcanzó también hace justo un año.

Así, a 10 de marzo, eran 1.505 hectómetros cúbicos los embalsados en la provincia de León con una tendencia ascendente tras las precipitaciones de la última semana. Así, la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) informa que en los pantanos del Porma y Riaño se han registrado precipitaciones desde el comienzo del año hidrológico de 1.286 y 1.143 litros por metro cuadrado respectivamente, mientras, en el sistema Órbigo, Villameca y Barrios de Luna acumulan precipitaciones de 632 y 692 litros por metro cuadrado respectivamente. En los cuatro, la entrada ha sido superior a la salida de agua en la última semana y en conjunto han ganado 34 hectómetros cúbicos en siete días.

Con esta situación, Barrios de Luna rozaba ayer el 90% con 275 hectómetros cúbicos de los 308 para los que tiene capacidad; Riaño el 88% con 546 de 664 hectómetros cúbicos y el Porma el 87%, con 276 hectómetros cúbicos embalsados de los 318 de capacidad.

Con esta situación, los agricultores de regadío de la provincia afrontan la campaña con optimismo ante la disponibilidad de agua a partir de la próxima semana. Esto permitirá regar a los que comiencen a sembrar remolacha en las próximas fechas, mientras que se podrá favorecer la nascencia de los cultivos de cereal que se sembraron tarde a consecuencia de las riadas de finales del año pasado.
Lo más leído