Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Vicente Muñoz: "El capitalismo nos lleva a los abismos más oscuros y profundos"

VERANOIR

Los dos artífices del poemario de terror ‘Del fondo’ recreados por uno de ellos, el dibujante e ilustrador argentino Andrés Casciani. | VINALIA TRIPPERS Ampliar imagen Los dos artífices del poemario de terror ‘Del fondo’ recreados por uno de ellos, el dibujante e ilustrador argentino Andrés Casciani. | VINALIA TRIPPERS
Joaquín Revuelta | 24/02/2018 A A
Imprimir
Vicente Muñoz: "El capitalismo nos lleva a los abismos más oscuros y profundos"
Poesía El poeta y editor leonés acaba de publicar en su sello Vinalia Trippers el poemario de terror ‘Del fondo’, en el que destacan las impactantes ilustraciones en blanco y negro del dibujante argentino Andrés Casciani
Vinalia Trippers se ha hecho cargo de la edición del nuevo libro de Vicente Muñoz Álvarez, ‘Del fondo’, que cuenta con unas fantásticas ilustraciones del dibujante argentino Andrés Casciani y la próxima semana ya estará disponible en varias librerías de la capital (Elektra, Artemis...) y del resto del país para disfrute de los amantes de la literatura gótica y el cine de terror, de los que se nutre este poemario que supone una versión corregida y aumentada de una anterior publicación del autor leonés. «Este libro tiene su origen en 1998, año en que publiqué en la colección Vinalia Bolsillo ‘Buscando la luz’, un poemario del que se llegaron a editar unos 300 ejemplares que se agotaron rápidamente, por lo que pasó pronto al olvido. Por suerte, hace como dos años, Andrés Casciani, un ilustrador argentino que vive en Mendoza y lleva colaborando con Vinalia desde hace un tiempo, me propuso hacer un trabajo más extenso que una ilustración para el fanzine. Después de darle algunas vueltas se me ocurrió recuperar este librito que estaba descatalogado desde hace veinte años, pero con la particularidad de que cuando me puse a revisarlo y corregirlo, directamente, a borbotones, me salió la versión actual, que es mucho más extensa, pues ha pasado de los 40 poemas de entonces a los 75 actuales», comenta Muñoz, que se muestra entusiasmado con el trabajo realizado a lo largo de los dos últimos años por Casciani. «Es un ilustrador muy reconocido en su país y ha trabajado para autores como Eduardo Galeano y un montón de gente muy importante».

Sobre la decisión de editar ‘Del fondo’ a través de su propio sello, Vinalia Trippers, Vicente Muñoz explica que en un primer momento el libro estaba comprometido con otra editorial, pero el volumen de trabajo y lo delicado del mismo hizo más aconsejable la autoedición. «Es un libro que si lo editas mal pierde toda su fuerza y yo quería sacarlo en papel satinado y en condiciones. Al final hemos optado por publicarlo con nuestro propio sello», señala el poeta, narrador y editor leonés, que reconoce es la primera vez que recurre a la autoedición después de más de una veintena de libros publicados, los últimos a través de editoriales como Lupercalia y Excodra. «Por una parte quería controlar el resultado final y por otra se trata de la estética pura y dura de Vinalia Trippers, del espíritu este pulp, alternativo, un poco oscuro, un poco terrorífico, etc. Así que a los tres miembros de Vinalia nos pareció buena idea editarlo nosotros mismos. No sabemos si con este intento abriremos una etapa de publicar libros en lugar del fanzine, pero ahí queda. De momento es el número 15 de la colección», destaca Muñoz Álvarez, que asegura le sería difícil reconocer a cualquier lector qué textos tienen dos décadas y qué poemas están escritos hace solo un año. «Yo creo que es imposible distinguir el tono. El problema de cuando retomas un libro dos décadas después es que efectivamente has podido cambiar el tono, las influencias, puedes de alguna manera estropear la versión antigua y no acertar con la nueva. Pero no fue realmente este caso porque más que revisarlo o reescribirlo, le di nueva forma. Ya tuve en su día la sensación de que el libro era corto y que me hubiera gustado hacerlo un poquito más largo. Lo que sucede es que ese libro me salió como a chorros, como por pura inspiración, y una vez escribí en su día los 40 poemas que lo componían me fue imposible ampliarlo. Pero tenía la sensación de que le faltaba perfilar algunos detalles y ampliar algunas escenas. Cuando me puse ahora a revisarlo pensé inicialmente en hacer una revisión ortográfica y en un momento dado un poquito de estilo, pero fueron surgiendo todos los huecos que me habían quedado vacíos en su día y la verdad es que el libro se completó asimismo también como por una iluminación, directamente. Y creo que ahora mismo ya no podría ampliarlo más. Son cosas extrañas que pasan con el proceso creativo», reconoce Muñoz.

Sobre las influencias que resultan más o menos reconocibles en ‘Del fondo’, el autor y editor leonés destaca que si bien su línea habitual es la autobiográfica de corte más realista, reconoce que su nueva publicación es un reflejo de su enorme afición al cine de terror y a la literatura gótica. «Aunque no es un registro que practique habitualmente sí que es completamente afín con mis gustos estéticos. Las cuatro citas que abren el libro son los cuatro guiños básicos de las influencias que tuve y sigo teniendo. Por una parte, un homenaje integral a Howard Phillips Lovecraft y ‘Los mitos de Cthulhu’, que están constantemente presentes y de hecho el libro se cierra con una cita del Necronomicon’ de este autor. Por otro lado, otra de las influencias es el cine de David Cronenberg con todo este tema de las mutaciones genéticas y la fusión del cuerpo con la máquina. Existe también una influencia muy concreta referida al dibujante de cómic Charles Burns y finalmente está el gran mago del siglo pasado, Aleister Crowley, que con sus historias de ocultismo y demás ha estado presente en este libro».

Vicente Muñoz reconoce que es muy atípico un poemario de terror. «La literatura sobrenatural, fantástica y esencialmente de terror, suspense y misterio suele estar en prosa, salvo algunas excepciones del propio Lovecraft y de otros autores. Sin embargo, a mí me salió en poesía. Nunca tengo a priori muy claro qué formato voy a utilizar. Me decanté por el lenguaje poético porque hay otra influencia en el libro que es el misticismo del budismo y de las religiones orientales en la voz del predicador, porque es bastante distinta a cuando habla, y me apeteció utilizar ese lenguaje metafórico, simbólico, que pensaba que le iba perfectamente al tono del predicador cuando narra. Cierto es que tampoco es mi poesía habitual. El libro podría estar escrito en prosa. Si tipificas los versos en prosa podría funcionar perfectamente. Y de hecho llegué a planteármelo en el proceso de reescritura. Pero al final me gustó ese ritmo, que es un poco elegíaco e incluso bíblico, así como un tanto premonitorio».

Para su autor, ‘De fondo’ puede tener dos lecturas como mínimo, aparte de otras posibles. «Una es la de leerlo como si fuera una novela de género y otra tiene que ver con la metáfora de la descomposición del mundo contemporáneo que vivimos actualmente. Estamos en una crisis de valores, en una crisis socioeconómica y política tremenda en la que todo el mundo habla del fin del mundo y el apocalipsis parece que está más presente que nunca. El predicador podrían ser hoy los gobiernos y más que los gobiernos el propio capitalismo que nos está llevando a los abismos más profundos y oscuros». Una intuición que el autor ya tenía en la década de los noventa cuando escribió ‘Buscando la luz’. «De hecho esa fue la idea que quise transmitir. Lo que pasa es que en los nuevos poemas fui mucho más consciente de ello. El libro puede leerse como una pura y dura narración de terror, pero también, que es lo que más deseaba en este momento, como una especie de metáfora muy oscura del sistema capitalista en el que vivimos y de cómo los poderes públicos, como un Gran Hermano, en este caso encarnados en la figura del predicador, nos manejan como marionetas y hacen de nosotros juguetes en sus manos».
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle