Publicidad
Valdescapa: Iglesia de San Andrés Apóstol

Valdescapa: Iglesia de San Andrés Apóstol

RUTA DE RETABLOS PLATERESCOS IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 09/08/2021 A A
Imprimir
Valdescapa: Iglesia de San Andrés Apóstol
Retablos platerescos Seguimos con el recorrido por la Ruta de los Retablos Platerescos esta vez con parada en una localidad perteneciente al Ayuntamiento de Villazanzo de Valderaduey
El retablo mayor de la iglesia de San Andrés de Valdescapa, realizado hacia mediados del siglo XVI, es un magnífico ejemplo de la huella que el maestro Juan de Juni dejó en tierras leonesas, especialmente a partir de algunos de sus colaboradores, como el también maestro francés Guillén Doncel, a quien tradicionalmente se vienen atribuyendo las labores escultóricas de este conjunto. Está estructurado en tres cuerpos de tamaño creciente y cinco calles. La central, más amplia, que albergaba en el piso inferior el sagrario –hoy desaparecido–, contiene las imágenes de san Andrés, en el segundo cuerpo, y de la Asunción de la Virgen, en el tercero. Este, a su vez, está rematado con un frontón triangular con la imagen de Dios Padre y, en lo alto, con una imagen de bulto de Cristo Crucificado. Las calles laterales, por su parte, integran un conjunto de historias de pincel que recogen pasajes del ciclo de la Pasión, de la hagiografía del santo titular y del ciclo de la Infancia de Jesús, que han sido atribuidas al pintor Francisco de Villamuño. Restaurado en 2011.

Así lo describe el padre Albano:

Por algo tenía yo interés en visitar la iglesia de San Andrés de Valdescapa. Me costaba pensar que se me escapase algo sobre lo que tenía documentación fundada. Tenía una Escritura del año 1625 sobre el retablo mayor. ¿Pero existía el retablo? Efectivamente, existe y es bastante anterior a esa fecha de 1625 que nos habla del dorado. Es una joya de retablo, como ya quedan pocas en la provincia de León.

Por la escritura del dorado no podemos saber el autor de la traza y fábrica del retablo. Pero el estilo del retablo en escultura y pintura, su semejanza, por no decir identidad con algún otro retablo cercano y otros datos indirectos podemos dotarlo con seguridad como obra de la segunda mitad del s. XVI. Es obra magnífica renacentista, que por su sello particularmente español, llamaremos plateresco. Se compone de predela, dos cuerpos y remate en frontis con apéndices triangulados. Lo conforman cinco calles, la central y cuatro laterales enmarcadas en columnas abalaustradas con basa y capiteles jónicos. Las escenas talladas a medio relieve, además de graciosas, son históricamente interesantes.

Sobre la pintura y el dorado tenemos escritura que nos informa al hablar del pago al artista que los hizo. Comienza así la escritura de 1625; Juan Yugueros, en nombre Diego Díez de Celis, vecino del lugar de Valdescapa, parezco anta v.m. y digo que Francisco de Villamuño, con licencia de este Tribunal, pintó un retablo en la iglesia de Valdescapa y acabo de pintarle, alcanzo a la iglesia, sobre lo pagado líquidamente, mil cien reales y once maravedí. Y muerto el dicho Francisco de Villamuño, los envió a cobrar. Son tres escrituras que nos hablan del pleito que hubo por razón del cobro total de la obra del dorado y la pintura. Ya en 27 de marzo de 1620 la viuda y el hijo del pintor dan poder a Diego de Celis para cobrar el resto, pero el pleito se alarga hasta que en 1626 Juan Yugueros, vecino de Valdescapa, se compromete a saldar la deuda Para evitar la vejación de la iglesia y porque él la tiene mucho amor, Al haberse criado bajo las campanas.

Con todo lo cual se concluye que Francisco de Villamuño, pintor y vecino de Becerril de Campos, pintó el retablo antes de 1620 y al no habérsele pagado todo, la viuda del pintor, Ana Sánchez Villarroel y su hijo Alonso Villamuño, vecinos de Becerril, reclaman lo que se les debe. Además, está el mejor dato, el del retablo, dedicado a San Andrés Titular de la parroquia de Valdescapa.

Así, Cristina Rodicio en el libro sobre ‘La Pintura del siglo XVI en la Diócesis de León’ ofrece el apunte acertado de que el cuadro de la Anunciación del retablo de Valdescapa reproduce el grabado de Tiziano de 1537.

Servicios:
Teleclub

Productos artesanales:
Miel y polen


Otras paradas de la Ruta de los Retablos Platerescos: 

Volver arriba
Newsletter