Publicidad
Una torre serbia para intentar tapar el hueco de Ghebdane

Una torre serbia para intentar tapar el hueco de Ghebdane

DEPORTES IR

Ampliar imagen
J. Alonso | 26/07/2021 A A
Imprimir
Una torre serbia para intentar tapar el hueco de Ghebdane
Balonmano / Liga Asobal El Abanca Ademar incorpora al serbio Milan Bomastar, que con más de 2 metros de altura está llamado a entrar en la élite europea
Tenía el Abanca Ademar una papeleta difícil de solventar a estas alturas tras confirmarse la marcha de Khalifa Ghebdane al Dinamo de Bucarest, dejando dinero en la caja del club, pero también un hueco muy complicado de tapar más aún cuando la apuesta para completarle en la portería era tan arriesgada como la del griego Papantonopoulos.

Sin embargo, dentro de las opciones que podía a haber con las plantillas de prácticamente toda Europa cerradas, parece haberse sacado Manolo Cadenas de su interminable libreta otra gran apuesta, principalmente de futuro, pero que debe y puede serlo también de presente. Porque anunciaba ayer el Ademar, el mismo día que arrancaba la pretemporada, la incorporación del guardameta serbio Milan Bomastar, que con 22 años y más de 2 metros de altura quiere dar en León un paso que termine de convertirle en una opción dentro de la élite europea. Admirador de Arpad Sterbik, el espejo lo tiene más que claro el nuevo fichaje ademarista, un Vladimir Cupara que llegó a León siendo un desconocido para marcharse a un grande de Europa y convertirse en indiscutible en la selección de Serbia.

A sus puertas llama ya Bomastar, que ha jugado las últimas seis campañas en la Metaloplastika Sabac, donde ya ha tenido contacto con el más alto nivel. Habiendo disputado la Copa EHF tres temporadas, también ha tenido oportunidad de jugar la Liga SEHA, que reúne a los mejores equipos de los Balcanes, firmando una sensacional última temporada que le ha hecho llamar la atención de equipos importantes. Muy titular en su equipo, sus paradas han sido habituales en las elecciones de las mejores jugadas de cada semana y de hecho fue durante un tramo de la temporada el portero que más paradas promediaba en una liga con nombres como los de Asanin, Hendawu, Ristovski o Maroz.

En definitiva, una apuesta de futuro que firma como el resto de fichajes para las próximas tres temporadas, pero que también es una realidad que debe además asumir un papel protagonista en la que será su primera temporada fuera de Serbia, sin duda todo un reto.
Volver arriba
Newsletter