Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Una Semana Santa marcada por el clima

Una Semana Santa marcada por el clima

ACTUALIDAD IR

El clima ha marcado este año el desarrollo de la Semana Santa de León y eso ha mermado su impacto económico. | DANIEL MARTÍN Ampliar imagen El clima ha marcado este año el desarrollo de la Semana Santa de León y eso ha mermado su impacto económico. | DANIEL MARTÍN
Alfonso Martínez | 02/04/2018 A A
Imprimir
Una Semana Santa marcada por el clima
Turismo La Cámara de Comercio admite un menor impacto económico y los hoteles de la capital sufrieron cancelaciones. Buen balance en cambio para los hosteleros y el turismo rural
El mal tiempo ha diezmado las expectativas económicas que cada año despierta la Semana Santa en León. Se habló en su día de un impacto de entre cinco y seis millones, cifras que finalmente no se han alcanzado, según explica el comisionado de la Cámara de Comercio para la promoción de la Semana Santa, Pablo San José. Argumenta en este sentido que el clima ha condicionado en cierta medida el desarrollo de las procesiones, tanto por la lluvia que ha obligado a la suspensión de algunas de ellas como por el frío que ha reducido la presencia de gente en las calles. "Ha habido menos visitantes en la capital. Cuando cae en marzo el tiempo siempre influye porque hay que tener en cuenta otros factores como que la temporada de esquí aún está en marcha", apunta San José antes de referirse a la organización de las vacaciones escolares, que no comenzaron hasta el miércoles en la mayoría de los centros, como otra de las causas de esa menor presencia de visitantes.

La misma opinión tiene el presidente de la Unión Hotelera de León, Álvaro Miguélez, quien lamenta que las cancelaciones de última hora hayan impedido que muchos alojamientos alcanzasen el 100% de ocupación ni siquiera el jueves y el viernes. "Hemos estado al 90 o 95% porque muchas cancelaciones ya no se pudieron recuperar y ya el sábado bajó al 85%", apunta. Miguélez critica además las informaciones meteorológicas que han dado los medios nacionales y considera que han contribuido a fomentar esas cancelaciones. "Hablan de nieve en León, pero no dicen que sólo es en la montaña y que en la capital no cae nada", lamenta.


El tirón de la capitalidad

La presidenta de la Asociación Provincial de Hosteleros, María Ángeles Luengo, explicó que el sector ha trabajado "muy bien" tanto en la capital como en el resto de la provincia. "Ha habido mucha gente. La Semana Santa se está consolidando claramente y cada vez tiene más peso tanto aquí como fuera", argumenta antes de destacar el trabajo del Ayuntamiento de León y del sector al desarrollar la capitalidad gastronómica.


El agradecimiento del alcalde


Mientras, el alcalde de León, Antonio Silván, muestra su agradecimiento a "aquellos que han hecho posible que todos los que nos han visitado en esta nuestra gran Semana Santa conozcan los encantos de la ciudad". Se ha referido a las cofradías y hermandades por transmitir "la intensidad, el sentimiento y la identidad leonesa" a través de la Semana Santa y también a los servicios municipales que han trabajado para que todos los actos de la capital se hayan desarrollado de forma "tranquila y segura".

Y si el mal tiempo ha deslucido de alguna manera el balance económico de la Semana Santa en la capital, no parece haber ocurrido lo mismo en el resto de la provincia. A este respecto, el secretario de la Asociación Leonesa de Turismo Rural (Aletur), Jesús del Río, explica que se han cumplido las expectativas y que la ocupación ha sido prácticamente total en los alojamientos de este tipo durante la Semana Santa. "La meteorología no ha sido tan adversa como para que se produjesen cancelaciones e incluso ha habido algunas reservas de última hora. No es lo mismo que nieve un dedo que un metro. En febrero la ocupación turística se hundió con la ‘nevadona’ porque la gente canceló", explica Del Río antes de advertir que ahora llegan las "vacas flacas". "Volveremos a los índices habituales del 15%, aunque este fin de semana igual hay movimiento aún por las estaciones de esquí y porque los escolares siguen de vacaciones en Castilla y León", concluye el secretario de Aletur.
Volver arriba
Newsletter