Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Una ruina a orillas del soterramiento

Una ruina a orillas del soterramiento

ACTUALIDAD IR

El edificio del número 19 de Doctor Fleming presenta un \ Ampliar imagen El edificio del número 19 de Doctor Fleming presenta un \"índice de daños muy alto\", según el informe de Adif. | L.N.C.
Alfonso Martínez | 02/12/2019 A A
Imprimir
Una ruina a orillas del soterramiento
Urbanismo El edificio del número 19 de Doctor Fleming, donde desembocará el paseo peatonal de la integración del AVE, presenta un "índice de daños muy alto" pero alberga aún un bar
Está justo al lado de la desembocadura del gran paseo peatonal que se está construyendo sobre el soterramiento del AVE y que enlazará la avenida de Palencia con Doctor Fleming, pero su imagen –y sobre todo su estado– dista mucho de la modernidad que se quiere imprimir a la zona de la mano de la integración ferroviaria.

El edificio ubicado en el número 19 de Doctor Fleming presenta un «índice de daños muy alto» en sus muros y en su cubierta, es decir, que está prácticamente en ruinas, pero no solo sigue estando en pie, sino que en uno de sus bajos alberga todavía un bar en funcionamiento cuya actividad ha despertado ya algunas quejas entre los vecinos de esta zona del barrio del Crucero.

El riesgo que puede suponer el edificio para la seguridad de los viandantes o los ocupantes del citado local de hostelería aparecía ya reflejado en el informe encargado por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) en abril de 2017 a la hora de evaluar posibles problemas que pudieran provocarse durante las obras del soterramiento en los inmuebles colindantes.

El interior no pudo ser inspeccionado por los técnicos especialistas en patología de la edificación, puesto que los inquilinos –okupas según denunciaban entonces los vecinos de la zona– no les abrieron la puerta. Tampoco fueron capaces de localizar al propietario pese a haberlo intentado en varias ocasiones.

Algunas de las cuestiones más destacadas del informe afectan a la fachada número dos, que presentaba grietas verticales, inclinadas y escalonadas consideradas muy graves. Existen manchas de humedad y desprendimientos. En la fachada número tres también se encuentran deficiencias, así como en la medianera que registra desprendimientos hacia otro solar. Respecto a la cubierta, registra desplomes y hundimientos considerados también como muy importantes.

Asimismo, el informe detecta suciedad por la acumulación de basura en el patio interior del edificio, lo que provocaba un importante estado de insalubridad en la zona (con la presencia de insectos y roedores) que ha desatado las quejas de los vecinos de la zona.

Meses más tarde de la citada inspección, concretamente en diciembre de 2017, el edificio fue precintado por el Ayuntamiento después de que se produjese un incendio en su interior que dañó las escaleras de madera, cuyo tramo final ardió por completo junto con otras zonas de su interior, lo que contribuyó a debilitar aun más su estructura. El incendio provocó que 14 personas fueran desalojadas y ocho ingresadas por intoxicación de humo.

Pese a esta situación, el Ayuntamiento de León no ha tomado más medidas desde diciembre de 2017 pese a que las obras del soterramiento del AVE concluirán en los próximos meses, con el problema de seguridad que ello puede generar para todos los usuarios del nuevo y esperado paseo peatonal.
Volver arriba
Newsletter