Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Una abogada leonesa saca a la luz las deficiencias de los procesos de divorcio de mutuo acuerdo

Una abogada leonesa saca a la luz las deficiencias de los procesos de divorcio de mutuo acuerdo

ACTUALIDAD IR

La doctora en Derecho Cristina Llamas. | ICAL Ampliar imagen La doctora en Derecho Cristina Llamas. | ICAL
Miriam Badiola (Ical) | 15/12/2018 A A
Imprimir
Una abogada leonesa saca a la luz las deficiencias de los procesos de divorcio de mutuo acuerdo
Universidad Cristina Llamas Bao obtiene la mención ‘cum laude’ por su tesis doctoral ‘Tutela judicial de la separación o divorcio de mutuo acuerdo’
“Caos normativo” es la expresión utilizada por la letrada leonesa Cristina Llamas Bao para definir la naturaleza jurídica existente en la actualidad en cuanto al proceso de divorcio de mutuo acuerdo, ya que “se regulan de manera uniformada”, lo que dificulta la interpretación y su aplicación práctica.

La recién doctorada en derecho por la Universidad de León, en julio de 2018, decidió estudiar la naturaleza jurídica del procedimiento de las separaciones o divorcios de mutuo acuerdo, así como cuáles son las nuevas vías que surgen a raíz de una entrada en vigor de la Ley de Jurisdicción Voluntaria de 2015, “que supuso una reforma sobre la competencia de las separaciones o divorcios”.

Con mención ‘cum laude’, la tesis doctoral ‘Tutela judicial de la separación o divorcio de mutuo acuerdo’ se basa en el antes y después de la entrada en vigor de esta Ley de Jurisdicción Voluntaria, tras lo que se da pie a una “deficiente e incompleta regulación” sobre este tipo de separaciones o divorcios debido a “la no regulación uniformada”.

Tras la observación de toda la legislación relativa al respecto, Llamas Bao deduce que existe “una clara tendencia del legislador para otorgar al proceso matrimonial consensual una naturaleza más voluntaria que contenciosa”. No obstante, para realizar este estudio, la letrada diferenció entre dos escenarios, un o primero conformado por aquellas separaciones en las que existen hijos menores de edad, cuya competencia ostenta un juez, y un segundo del forman parte los divorcios sin hijos o mayores de dad, que han sido delegados a los letrados de la administración de justicia o notarios.

Rutas jurídicas

“Si tienes hijos acudes a la vía judicial, se formalizaría un convenio regulador mediante abogados que llevaría a un procedimiento judicial y a partir del cual el juez dicta sentencia y si no se cumplen las medidas se lleva a cabo por vía ejecutiva y se pueden modificar las medidas”, explica Cristina Llamas para referirse a una primera vía de resolución de separaciones de mutuo acuerdo.

Las dos rutas restantes son similares, ya que desjudicializan el proceso únicamente para los casos en los que no existen hijos o si existen son mayores de edad. Por un lado, se encamina hacia el letrado de la administración de justicia, de manera que “en sede judicial se firma un convenio más sencillo que finaliza con un decreto de resolución de un decreto, lo que agiliza la situación”.

Similar al desarrollado por el letrado, está el ejecutado por el notario, que también se ejecuta mediante un convenio regulador, con la ventaja de que “el procedimiento es mucho más ágil porque finaliza en un par de días”.

De todo ello, la abogada leonesa interpreta que esta situación “limita no solo el cauce procedimental a adoptar por los cónyuges, sino también su naturaleza jurídica”, lo que provocará que “cada uno de ellos produzca diferentes efectos en sus resoluciones”.

Conclusiones

Cristina Llamas Bao determina que los operadores jurídicos no están conformes con la redacción de estos artículos porque da lugar múltiples interpretaciones”, además de que existen distintas lagunas como por ejemplo a la hora de regular los hijos mayores o menores emancipados, ya que el código civil dice que su consentimiento afectará a las separaciones o divorcios y sin embargo en la ley de notariado nada se dice ni sobre ello”, lo que produce una “inseguridad jurídica para profesionales del derecho y para los propios cónyuges e hijos”.

Así, entre sus conclusiones señala que la arternatividad ofrecida por la Ley de Jurisdicción Voluntaria otorga la ventaja de permitir al ciudadano ampliar sus opciones de acudir a uno y otro operador jurídico en función de sus intereses, pero produce, bajo el juicio de Bao, dos inconvenientes como son que “determinados expedientes de jurisdicción siguen siendo competencia de los tribunales, lo que da lugar a una aparente descongestión de la Administración de Justicia” y que “se produciría una justicia a dos velocidades, ya que entrarían en juego dos factores distintos como son la economía y la rapidez”.

En definitiva, la abogada Cristina Llamas mantiene que “la deficiente regulación de las separaciones o divorcios de mutuo acuerdo no son más que un reflejo de un legislador incauto e indeciso” que debería haber regulado “con mayor determinación este tipo de separaciones o divorcios”, ya que como predijo Cervantes “entre casados de honor/cuando hay pleito descubierto/más vale el peor concierto/ que no el divorcio mejor”.

Cristina Llamas Bao

Nacida en Fabero, Cristina Llamas Bao cumplió 30 años en junio, escasos días antes de doctorarse en Derecho por la Universidad de León, obteniendo la mención ‘cum laude’ por su tesis ‘Tutela judicial de la separación o divorcio de mutuo acuerdo’, que

Cristina se licenció en Derecho en esta misma universidad en el año 2012 y un año después realizó un máster en asesoría jurídica en empresa, con el que optó al Premio Extraordinario correspondiente a dicha titulación como alumna con una más alta calificación de su promoción.

El trabajo de Fin de Máster versó sobre arbitraje de consumo, un medio alternativo a la resolución de conflictos, algo que aunque aparentemente no tenga relación con la temática de su tesis doctoral, justifica al afirmar que “las separaciones o divorcios son un método alternativo al proceso contencioso”.

Es por ello que ahora mismo está especializada en derecho de familia, “porque tiene un componente práctico muy interesante en el que se entremezcla lo material y lo emocional”, aunque reconoce que es entonces cuando “es más complicado mantenerse al margen” al darse situaciones “muy complicadas con sus propias complicaciones conyugales, sobre todo cuando existen hijos menores de edad”.

Sin embargo, si mira al futuro, a Cristina le gustaría dedicarse al mundo de la investigación. “La situación está complicada, la Universidad está como está, pero no pierdo la esperanza. Si me surgen oportunidades para colaborar en ese ámbito no las dejaré pasar”.
Volver arriba
Newsletter