Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Un exoesqueleto para evitar lesiones

Un exoesqueleto para evitar lesiones

ACTUALIDAD IR

Imagen de vídeo
Sergio Jorge | 13/03/2019 A A
Imprimir
Un exoesqueleto para evitar lesiones
Tecnologías Telice exhibe en el Fab Lab unos dispositivos para ayudar al trabajador en determinados movimientos
El Fab Lab de León ha acogido este miércoles una exhibición de los exoesqueletos que Telice está probando para que se puedan aplicar en determinados trabajos. Se trata de unos dispositivos que tienen como objetivo evitar lesiones cuando el usuario hace movimientos repetitivos o que suponen un riesgo para la espalda u otra parte del cuerpo.

El director de Innovación de Telice, Iván Rivera, ha explicado que sirven para evitar lesiones pero no para cargar más o aumentar el esfuerzo. "No está pensado para que puedan levantar más peso o hacer más fuerza que la que pueden sus músculos. Lo que hace es distribuir las cargas en los trabajos repetitivos o que requieran esfuerzos en altura, o que requieran usos de la espalda que puedan ser peligrosos, los facilita y reduce la incidencia de las lesiones", ha explicado el responsable de la compañía. 

Permiten por tanto realizar movimientos sin tanto esfuerzo como de forma habitual y, sobre todo, evitando lesiones para el trabajador, que se ve reforzado con estos dispositivos creados para acompañar a las articulaciones en sus giros.

Estos dispositivos los está aplicando Telice de forma pionera en España en el ámbito ferroviario, aunque en otros países se utilizan para sectores como el de la automoción, la logística o la defensa. Son piezas que normalmente van separadas y que son muy intuitivas y fáciles de poner. Tienen un coste de entre 3.000 y 6.000 euros cada parte y han sido creados por la compañía SuitX.
Volver arriba
Newsletter