Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Un descalabro para la economía leonesa

Un descalabro para la economía leonesa

ACTUALIDAD IR

El sector productivo de la provincia de León sigue dando pasos en el proceso de desescalada. | CAMPILLO (ICAL) Ampliar imagen El sector productivo de la provincia de León sigue dando pasos en el proceso de desescalada. | CAMPILLO (ICAL)
Alfonso Martínez | 22/05/2020 A A
Imprimir
Un descalabro para la economía leonesa
Análisis Unicaja prevé que el PIB de la provincia se reducirá este año un 7,2% en el escenario más favorable a raíz de la crisis del coronavirus, pero la caída puede llegar al 10,4%
El descalabro económico derivado de las medidas adoptadas dentro del estado de alarma para frenar la propagación de la pandemia de coronavirus ya tiene cifras concretas en León.

Ha sido Unicaja la encargada de cuantificar los efectos de la crisis sanitaria, social y económica en su informe titulado ‘Situación económica y perspectivas de las provincias de Castilla y León’, que está referido al segundo trimestre del presente ejercicio.

En el caso concreto de León, los técnicos de Analistas Económicos de Andalucía, la sociedad de estudios de Unicaja, prevén que la caída de la economía sería de un 7,2% en el escenario más favorable, aunque en el peor de los casos podría llegar a alcanzar un 10,4%.

Aunque en un contexto como el actual las perspectivas económicas están sometidas a una incertidumbre muy elevada y la realización de proyecciones resulta compleja (por lo que deben ser tomadas con cautela), el informe refleja para León datos ligeramente más positivos que los del conjunto de la comunidad. En este sentido, partiendo de determinadas hipótesis con respecto a la duración del confinamiento y la desescalada, las estimaciones de la entidad financiera reflejan que este año el PIB de Castilla y León podría descender entre un 7,6% y un 10,8%, aunque no puede descartarse que el descenso sea aún mayor.

La comparativa

En todo caso, el coronavirus ha echado abajo la buena tendencia que había experimentado la economía leonesa el pasado año, cuando registró un incremento de dos puntos hasta alcanzar una producción valorada en 11.081 millones de euros. De ello se deduce que la factura de la crisis podría suponer en la provincia entre 800 y 1.100 millones de euros en función de que se produzca el escenario más o menos favorable.

Las estimaciones elaboradas por los técnicos de la entidad apuntan a un fuerte descenso de la actividad en todas las provincias, si bien hay que tener en cuenta que si realizar proyecciones en estos momentos es altamente complejo, aún lo es más para ámbitos territoriales como el provincial, para los que generalmente se dispone de menos información y con más retraso, por lo que estas cifras deben tomarse con cautela. En este sentido, en el escenario más favorable, las caídas de la producción podrían oscilar entre el 6,4% de la provincia de Salamanca y el 8,8% de Burgos, en tanto que, en el escenario más desfavorable, los descensos superarían el 10% en todas las provincias, exceptuando Salamanca y Zamora. El informe señala que la evolución de la actividad estará ligada, en gran medida, a la estructura económica de cada provincia, de modo que provincias con un mayor peso del sector agrario, como las últimas señaladas, podrían registrar un menor impacto, aunque en ningún caso dejaría de ser significativo.

Mercado de trabajo


Retomando los datos específicos de la provincia de León, el informe de Unicaja refleja en primer lugar los malos datos que se han registrado en el mercado de trabajo durante lo que va de año. Todos los sectores productivos han destruido empleo, siendo especialmente significativa la reducción en la industria (-14,1%) y la construcción (-9,9%), en ambos casos registrando los mayores descensos de la comunidad.

El buen tono del sector turístico se ha mantenido en los dos primeros meses de 2020 previos al inicio de la crisis sanitaria del coronavirus, aunque las expectativas para lo que resta de año no son positivas ante la elevada incertidumbre. Así pues, hasta febrero se había registrado un incremento del número de pernoctaciones en establecimientos hoteleros del 18,1% en términos interanuales, siendo especialmente significativo en el caso de la demanda extranjera. Posteriormente, tras el estado de alarma, no se han ofrecido datos provincializados.
Volver arriba
Newsletter