Publicidad
The Carnivan: reinventarse para capear una pandemia

The Carnivan: reinventarse para capear una pandemia

ACTUALIDAD IR

Jorge y Sara tuvieron que reinventarse y apostaron por el ‘para llevar’. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Jorge y Sara tuvieron que reinventarse y apostaron por el ‘para llevar’. | MAURICIO PEÑA
C. Centeno | 02/11/2020 A A
Imprimir
The Carnivan: reinventarse para capear una pandemia
Sociedad Con la mayoría de eventos de ‘foodtrucks’ cancelados por la pandemia, Jorge y Sara idearon un ‘plan B’ con el que llevan sus perritos y hamburguesas a casa
Hace cinco años que los leoneses Jorge Cadierno y Sara Alonso recorren el país con The Carnivan, la ‘foodtruck’ que este año han tenido que dejar aparcada a causa de la pandemia. A principios de año, cuando las noticias sobre el avance del coronavirus eran cada vez más preocupantes, ellos vieron como se iban cancelando todos los eventos que tenían programados para este 2020. «De repente, tenemos que pensar en cómo reinventar nuestro negocio», cuenta Jorge. Hablándolo junto a su pareja, Sara, surgió la posibilidad de alquilar un local en la calle Zapaterías, un antiguo bar al que «dimos vida» y «en dos semanas empezamos a trabajar». El 16 de junio abrieron por primera vez la trapa de su establecimiento, que se basa exclusivamente en comida para llevar o a domicilio, «impulsados por la situación», reconoce Sara. A pesar de que el proyecto sobre el que trabajaban era abrir un restaurante grande «donde la gente pueda sentarse a cenar», el Covid-19 ha retrasado la apertura y ellos han encontrado en este tipo de servicio el ‘plan B’ con el que poder seguir trabajando «sin invertir mucho», por lo que «lo más fácil era que la gente hiciese los pedidos por teléfono o a través de la aplicación para venir a recogerlos o que se los lleven a casa», comenta. La acogida «ha sido buena», asegura contando que partían con la «ventaja» de haber participado todos los años en el Come y Calle, el evento de ‘foodtrucks’ que se celebra en las fiestas de San Juan y San Pedro y durante los días de San Froilán en el parque de San Francisco. «Mucha gente nos conocía de eso, entonces al menos no tuvimos que empezar desde cero, porque teníamos un público», afirma ella.

La situación generada por el Covid-19 potencia, creen, todo lo que tenga que ver con la comida para llevar, porque «la gente come en su casa y no se expone a riesgos de ningún tipo», explica Jorge lamentando que «sigue habiendo miedo a salir y a estar cerca de otras personas», lo que hace «normal que se apueste más por pedir a domicilio».

En la actualidad, son un equipo de cinco personas y abren de miércoles a domingo en horario de tarde. Los pedidos pueden hacerse por teléfono para recoger o a través de Uber Eats, la compañía de reparto con la que trabajan. Su carta, formada por el momento por hamburguesas y perritos calientes y que ampliarán, «está adaptada al tiempo de espera que transcurre desde que salen de la cocina hasta que se comen», algo que ha cambiado del concepto con el que trabajaban en la ‘foodtruck’, donde «directamente el producto sale de la cocina y lo das en mano». A pesar de la idea de abrir un restaurante y el deseo de que «ojalá pronto» puedan volver a la carretera con su The Carnivan Foodtruck, seguirán ofreciendo la posibilidad de que los leoneses degusten sus productos en casa, «un complemento más» para su negocio.
Volver arriba
Newsletter