Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Suma de ciencia y agricultura para parar la despoblación rural

Suma de ciencia y agricultura para parar la despoblación rural

ACTUALIDAD IR

La investigadora de origen asturiano María del Carmen Martínez Rodríguez. | L.N.C. Ampliar imagen La investigadora de origen asturiano María del Carmen Martínez Rodríguez. | L.N.C.
C. Centeno | 21/11/2019 A A
Imprimir
Suma de ciencia y agricultura para parar la despoblación rural
Campo La investigadora del CSIC María del Carmen Martínez repasará este jueves en León casos de éxito basados en los recursos naturales de cada zona
Demostrar que la ciencia puede ofrecer alternativas, principalmente agrícolas, que contribuyan a frenar el despoblamiento rural. Ese es el principal objetivo de los proyectos que lleva a cabo la científica del CSIC María del Carmen Martínez Rodríguez, que este jueves explicará en el Aula Magna de la Facultad de Biológicas (11:00 horas) algunos casos de éxito en la penúltima conferencia del XV Curso de Actualidad Científica y Cultural de la Universidad de León, titulada ‘Iniciativas científicas para el retorno al rural’.

Sus trabajos se orientan principalmente al noroeste del país: Galicia, Asturias y el norte de la provincia, donde ya han hecho realidad algún proyecto. «Son zonas muy ricas en recursos agrarios y creemos que desde el mundo de la ciencia somos capaces de ofrecer nuevas alternativas», defiende.

Entre ellas, pondrá como ejemplo la recuperación de una zona vitícola «olvidada», un trabajo que empezó hace tres décadas y en el que fue necesario «empezar de cero». Hoy en día, en esa zona de Asturias «hay una denominación de origen, pequeñas empresas se están instalando, se está recuperando de nuevo el viñedo histórico y eso está creando puestos de trabajo a su alrededor», explica.

Lo mismo ha sucedido con el trabajo desarrollado más recientemente en Galicia. Allí investigan la recuperación del antiguo olivar, «que también históricamente es muy importante y estaba prácticamente olvidado», asegura. Una cuestión en la que llevan siete años trabajando, en los que «hemos descrito variedades autóctonas que ni siquiera se sabía que existían y estamos aportando datos para la creación de una denominación de origen Aceites de Galicia, algo que a su vez va a dar y está dando ya lugar a la instalación de pequeñas empresas familiares», confirma.

Ejemplos en ambos casos de «cómo desde la ciencia y utilizando los recursos naturales y agrarios que hay, podemos ayudar a aportar soluciones contra la despoblación», reivindica.

La base principal de estos casos de éxito está en el sector primario, pero hay opciones más allá de la agricultura. Por ejemplo, defiende, «en el tema de la viticultura también estamos haciendo estudios sobre aprovechamiento de residuos para la elaboración de nuevos productos de alto valor añadido, que son utilizados en cosmética o incluso en farmacología o alimentación». Por otro lado, la científica está trabajando con un grupo de investigación de robótica del CSIC para desarrollar robots «que pudiesen trabajar en esas zonas orográficamente muy difíciles y con mano de obra muy escasa o prácticamente nula».

«Digamos que partiendo de los recursos agrarios que hay y aplicando los conocimientos y las nuevas tecnologías somos capaces de dar lugar a que aparezcan nuevas iniciativas empresariales de alta rentabilidad en esas zonas», explica, porque el fin último del trabajo pasa porque estos avances hagan de los lugares en los que se desarrollan «polos de atracción de población».

Además, asegura, sectores agrícolas como el de la vid y el del olivo «se pueden ligar muy fácilmente con el turismo natural, que también puede dar lugar a otro tipo de empresas diferentes».

Esas serán las principales líneas que Martínez Rodríguez explicará en la conferencia de este jueves en León. En definitiva, «cómo desde la ciencia de una forma multidisciplinar, porque en estos proyectos trabajamos científicos de muchas áreas, desde la agricultura, hasta la robótica pasando por la química orgánica o la física, podemos ser capaces de aportar soluciones».

Norte de León

Junto a los proyectos de éxito desarrollados ya en Galicia y en Asturias, «estamos iniciando trabajos en el norte de León», asegura Martínez, donde ya se ha creado una plataforma multidisciplinar. Todavía está en estudio, pero investigarán además de sobre la vid y el olivo, sobre otros recursos agrarios específicos de la zona.
Volver arriba
Newsletter