Publicidad
Sonia Vivas: "La violencia es el signo de que las cosas no funcionan bien"

Sonia Vivas: "La violencia es el signo de que las cosas no funcionan bien"

LNC CULTURAS IR

La autora, Sonia Vivas, durante la presentación del libro en Astorga. | P.F. Ampliar imagen La autora, Sonia Vivas, durante la presentación del libro en Astorga. | P.F.
Patricia Ferrero | 17/09/2020 A A
Imprimir
Sonia Vivas: "La violencia es el signo de que las cosas no funcionan bien"
Publicaciones La pedagoga y activista presentó este miércoles en Astorga su libro ‘Vivas nos queremos. Manual de autodefensa feminista’, incidiendo en la necesidad de la «formación y democratización» de los cuerpos de seguridad
La pedagogía y la formación y «democratización» de los cuerpos de seguridad, claves para combatir la violencia machista. Así lo entiende la policía, política, pedagoga y activista Sonia Vivas, una de las «grandes voces del feminismo» en la actualidad, que presentó este miércoles en Astorga su libro ‘Vivas nos queremos. Manual de autodefensa feminista’. Un volumen que trata de visibilizar la «violencia estructural que sufrimos las mujeres, a través de una perspectiva policial». Durante el acto, que se celebró en una concurrida sala de conferencias del Teatro Gullón, la autora quiso hacer hincapié en la denominada violencia institucional, «algo que es necesario señalar y transformar, y para ello hay que decir lo que no está bien». Según Vivas, el libro hace alusión «a cómo defendernos del sistema, de las instituciones, incluyendo el poder judicial, que muchas veces es todo lo contrario a reparador». Afirmaciones que hace desde su propia experiencia en el cuerpo, e historias que relata en primera persona, sobre casos de «violencia extrema». También dedica el último capítulo a la defensa física, no solo del agresor, sino también de «las instituciones».

Durante su intervención, y dejando claro «el cariño» que profesa a su profesión», Vivas incidió en la importancia de la formación de los cuerpos de seguridad. Explicó que muchas de las denuncias que no se traducen en condenas son porque «la instrucción no se ha hecho correctamente. Por eso es necesario que la Policía esté más formada y más inversión en los cuerpos y fuerzas de seguridad, que son la primera línea de defensa para las mujeres». A la autora le parece que es cuanto menos curioso que «los que se enarbolan como defensores de nuestros cuerpos de seguridad hayan hecho tan poca inversión y hayan permitido que estén en la situación que están, que en algunos casos los propios agentes son los que se tienen que costear su formación». Pero para Vivas, la formación también tiene que llegar a los jóvenes, desde la educación y la pedagogía.

La autora está convencida de que «queda mucho trabajo por hacer, también en el poder judicial. Han tenido que ser las mujeres en las manifestaciones las que han tenido que explicar a los jueces lo que es una violación y un abuso».  De ahí que insista tanto en la formación de los profesionales, para poder «dotar de herramientas y actuar de manera adecuada». Porque para la escritora, «la violencia es el signo que demuestra que muchas cosas no se están haciendo bien en la sociedad». Y es que, sobre todo en los últimos tiempos, el debate está más vivo y las posiciones más divididas que nunca. Y según esta policía catalana, «hay un movimiento de reacción en nuestro mundo, algo global, que vuelve a moralizar en vez de formar y confiar en la ciudadanía. Estamos volviendo a  paradigmas muy antiguos que lo que buscan es parar ese movimiento transformador».
La presentación de este libro llegó de la mano de la Concejalía de Igualdad que dirige Chayo Roig, que destacó que esta propuesta es una más de las que se han llevado a cabo  a lo largo del año, «gracias a los fondos del Pacto de Estado». También reiteró el compromiso del Ayuntamiento para combatir esta lacra.
Volver arriba
Newsletter