Publicidad
Scayle multiplicará por 20 su capacidad en un nuevo edificio en Vegazana

Scayle multiplicará por 20 su capacidad en un nuevo edificio en Vegazana

ACTUALIDAD IR

Víctor S. Vélez | 02/03/2022 A A
Imprimir
Scayle multiplicará por 20 su capacidad en un nuevo edificio en Vegazana
Tecnologías AMPLIACIÓN | El proyecto abre la puerta a que León se sume a la revolución cuántica con una inversión de 20 millones de euros
El Centro de Supercomputación de Castilla y León (Scayle) tendrá un segundo edificio en el Campus de Vegazana, anexo al actual, en el que multiplicará por 20 su capacidad y almacenamiento. Se espera que las obras comiencen en el mes de septiembre y que la nueva sede del supercomputador Caléndula pueda estar operativa a lo largo del año 2024.

La construcción del nuevo edificio de Scayle costará tres millones de euros y se espera que las obras puedan comenzar en el próximo mes de septiembre. La inversión global para la ampliación del supercomputador asciende a 20 millones de euros, financiados en su mayoría por fondos europeos: 15 millones del programa 'React EU' y 3,5 millones más del mecanismo de 'Recuperación y Resiliencia'. Para justificar estas ayudas, el proyecto deberá estar operativo en un plazo máximo de dos años. "Vamos a colocar esta infraestructura como una de las más potentes de España. Esperamos estar entre los tres o cuatro más importantes", valoró el consejero de Fomento y Medio Ambiente en funciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Nuevo CPD en el edificio actual


El primer paso dentro del proyecto para ampliar Caléndula será la apertura de un nuevo centro de procesamiento de datos (CPD), para el que ha sido necesario habilitar una sala de 90 metros cuadrados en el edificio Crai-TIC. Este CPD "está terminando de instalarse" y optimizará los sistemas de refrigeración y la eficiencia energética. Unas instalaciones que este miércoles visitó Suárez-Quiñones estando acompañado por la directora general de Telecomunicaciones y Transformación de la Junta, Elena Álvarez, el director de Scayle, Vicente Matellán, y el vicerrector de Infraestructuras y Sostenibilidad de la Universidad de León, Ramón Ángel Fernández.

Suárez-Quiñones informó que la capacidad de Caléndula pasará de los 0,5 petaflops actuales a 10 y el almacenamiento de un petabyte a los 20. Es decir, el supercomputador ubicado en el Campus de Vegazana multiplicará por 20 sus prestaciones dentro de este proyecto. Además, la memoria RAM de los servidores virtuales pasará de 16 a 128 terabytes. "Aunque a veces nos quejemos, esto es una gran oportunidad para León", indicó el consejero en funciones.

Un horizonte cuántico


Esta ampliación de Caléndula servirá también para que León se suba a la revolución cuántica que ya ha comenzado. Tal y como explicó el director de Scayle, el objetivo es posicionar a la ciudad como una referencia nacional en computación cuántica. Actualmente, Barcelona "lidera" este sector a nivel nacional, pero el objetivo es dejar a la capital leonesa en un "segundo escalón" de importancia con un simulador cuántico del futuro supercomputador que se construirá en la ciudad condal.

Matellán también apuntó a la intención de unir este desarrollo de los próximos años de la computación cuántica en León a otro sector ya asentado en la ciudad como lo es la ciberseguridad. En este sentido, se pondrá en marcha un proyecto piloto con el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe).

Potenciar competencias digitales


Además, Suárez-Quiñones quiso poner en valor los progresos de Castilla y León para una certificación de competencias digitales que sirva como sistema de acreditación para las empresas. A este respecto, Elena Álvarez destacó que este proyecto se está desarrollando en colaboración con otras cinco comunidades autónomas y que los exámenes "estarán abiertos a cualquier ciudadano".

Paralelamente, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente destinará nueve millones y medio de euros de los fondos europeos a actividades de formación en competencias digitales en los próximos tres años. Suárez-Quiñones confió en que estas iniciativas lleguen al menos a 35.000 personas de Castilla y León, ya que "de nada vale la tecnología si no se sabe utilizar".

¿Habrá ciberguerra con Rusia?


Matellán y Suárez-Quiñones valoraron además la posibilidad de que una ciberguerra contra Rusia provocase ataques a empresas e instituciones leonesas. Así, el consejero en funciones aseguró que la Junta está cambiando contraseñas y "cubriéndose ante ciberataques", estando "preparados".

Por su parte, el director del Scayle confirmó que la ciberguerra "afecta y que es una preocupación" aunque, por el momento, no han detectado un volumen mayor de amenazas. "En ciberguerra estamos desde hace muchos años. No estamos detectando más ataques de los habituales", apuntó Matellán.
Volver arriba
Newsletter