Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Sandra Ámez: "La juventud es el presente pero también cambiará el futuro"

Sandra Ámez: "La juventud es el presente pero también cambiará el futuro"

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Miriam Badiola (Ical) | 25/12/2019 A A
Imprimir
Sandra Ámez: "La juventud es el presente pero también cambiará el futuro"
Sociedad Con 24 años, esta leonesa graduada en educación social se ha convertido en la primera mujer presidenta del Consejo de la Juventud de Castilla y León
Sandra Ámez nació en León hace ahora 24 años, estudió Educación Social en la Universidad de León y danza clásica y ahora cursa un título de especialista de estudios de género. Mientras su vida universitaria se desarrollaba, comenzó a interesarse en el mundo sindical a través de la Unión General de Trabajadores, donde ahora es responsable del Departamento de Juventud. Sin embargo, desde hace unos días, ha hecho historia en la comunidad al convertirse en la primera mujer presidenta del Consejo de la Juventud de Castilla y León.

¿Cómo decidió presentarse para la presidencia?

Cuando empecé la carrera me adentré en el mundo del voluntariado, después por el mundo sindical a través de UGT y más tarde entré a formar parte como secretaria del Consejo de la Juventud, donde el Departamento de la Juventud del sindicato decidió presentarla a la presidencia, con un equipo compuesto por Gabriel Raposo como vicepresidente, junto a Henar Modroño, Omar de la Sierra en secretaría, María Concepción Velloso en tesorería y Esther Sánchez, Alejandra Ayuso, Nicolás Velasco y Jorge Pobeda en las vocalías.

¿Qué proyecto tienen para el Consejo de la Juventud?

La candidatura surge a raíz realidad observada últimos meses, en los que el Consejo de la Juventud se está viendo un poco amenazado, por lo que decidimos presentarla teniendo en cuenta dos ejes fundamentales como son la situación consejo e incorporar forma real perspectiva de género, presentando por primera vez a una mujer en 35 años.

¿Por qué esta situación de amenaza del Consejo?

Ahora mismo estamos pasando una auditoría para ver su funcionamiento y eficacia, por lo que dependiendo de ella se dirá si se suprime, se solapa con otro ente o sigue con su funcionamiento normal, pero no le tenemos miedo, porque las cuentas son las que son, la juventud a la que representamos está clara y actividad también.

¿Por qué debería mantenerse?

El Consejo de la Juventud es uno de los pocos órganos que promueven y aseguran participación activa de todos los jóvenes de Castilla y León. Es un gran interlocutor válido para los jóvenes de cara administración ante cualquier situación a la que se enfrenten y cualquier institución, por lo que hay que mantener los órganos de representación de la juventud porque es el presente pero también es el presente que cambiará el futuro.

¿Es el Consejo un órgano conocido en la sociedad?

Toda la juventud conoce su existencia y de las 49 entidades que forman parte de él. Además, estamos en un momento en el que el asociacionismo juvenil es cada vez más fuerte, cada vez la juventud participa más en voluntariado y se involucra más con las temáticas, cada una con sus características y la juventud ve futuro de participar o crear redes a través del asociacionismo.

En el caso de que el Consejo supere con éxito la auditoría, ¿cuáles son las primeras medidas que la gustaría llevar a cabo?

Aunque tiene que ser la comisión permanente quien decida las actividades a trabajar, el proyecto que hemos marcado se basa en seguir mismas áreas establecidas los proyectos organizados, dar a conocer el programa Erasmus +, en temas emancipación potenciar el programa de Garantía Juvenil, seguir trabajando la igualdad oportunidades de forma trasversal, no solo entre hombres y mujeres, sino también visibilizar al colectivo LGTBI, las diferentes discapacidades o las inmigrantes, continuar con la figura de la asistencia personal para la participación todas las personas con cualquier característica, potencialr lalabor programa voluntariado y potenciar los consejos de la juventud locales, provinciales y comarcales como interlocutores de la juventud.

¿Qué situación atraviesa la juventud en el mundo rural y cuáles son sus posibilidades de desarrollo?

En el mundo rural la verdad es que lo tenemos un poco complicado, porque hay poca emancipación, lo que se debe a la situación laboral en Castilla y León, la temporalidad de los contratos, los bajos salarios, que hacen que al final los jóvenes estemos cada vez más formados pero accedemos al mundo laboral con contratos que no nos permiten emanciparnos ni tener un proyecto de vida, por lo que tenemos que fomentar medidas y llevar a cabo acciones para evitar un poco eso, porque aunque la tasa de paro desciende, no es una tasa de paro real, porque al final hay muchos jóvenes que aunque tengamos un trabajo no tenemos para sobrevivir.

Una situación genérica que, ¿afecta particularmente al medio rural?

Así es, afecta al mundo rural, porque porque al final es donde especialmente no hay mucho empleo, pero en general en Castilla y León sobre todo, porque todos los jóvenes cada vez más formados y con estudios universitarios tenemos que migrar a otras comunidades a buscar trabajo.

En cuanto a esta precariedad laboral, ¿qué medida podría hacerle frente?

Las empresas deben apostar por la juventud, porque al final es la que tira de toda la Comunidad. Tenemos una población muy envejecida, así que hay que fomentar a las empresas para que contraten a personas jóvenes, porque nos están pidiendo muchos años de experiencia laboral, pero no nos dan oportunidad para adquirirla.

Con esta situación, ¿es viable que los jóvenes accedan a la vivienda?

La verdad es que está tomo muy relacionado, porque si no tenemos buenos contratos con buenos salarios, difícilmente vamos a poder adquirir una vivienda.

Cursa un título de especialista de estudios de género, ¿cómo ve la situación de la mujer joven en Castilla y León?

Cada vez nos estamos empoderando más, cada vez se está tomando más conciencia sobre la importancia de la igualdad de género, sobre todo entre hombres y mujeres y creo que las mujeres en sí estamos accediendo cada vez a mayores empleos, a puestos de trabajo de altos cargos, no como siempre a lo bajo, cada vez mejor. Dentro de ello, las mujeres jóvenes sobre todo somos las que estamos encabezando un poco esta lucha para mejorar nuestras condiciones tanto laborales, sociales, económicas o la independencia.

Unas mujeres jóvenes que sin embargo viven con miedo, ¿es posible prevenir casos como los vividos con los jugadores de la Arandina?

En estos casos hacen mucho daño los medios de comunicación a la hora de poner mismamente los anuncios de televisión de productos que muestran siempre mujeres cosificadas. Tenemos que dar una vuelta a todo eso y cambiar ese pensamiento tan arraigado, desde la prevención en edades tempranas, desde primaria, infantil y secundaria, algo en lo que estamos trabajando mucho desde el consejo con los encuentros provinciales y autonómicos de igualdad y prevención de la violencia de género, trabajando en colegios, entidades y asociaciones.

Estamos hablando del papel de la mujer, ¿qué puede aportar esta primera mujer presidenta al Consejo de la Juventud?

Una mujer puede aportar tanto como un hombre, es un paso hacia la igualdad real entre hombres y mujeres pero al final aportar pueden aportar tanto compañeros hombres como yo, es un paso, pero hay que trabajar y seguir trabajando la perspectiva de género.

Entre sus objetivos para la presidencia te referías logar la igualdad general, no solo entre hombres y mujeres, ¿cómo se puede alcanzar?

Falta mucho por hacer todavía, porque hace falta un cambio de mentalidad porque al final, en cuanto a personas con discapacidad, es la sociedad la que discapacita al no tener abierta la mente, si realmente tuviese una mente abierta, no habría ni desigualdades ni discapacidades.

Finalmente, ¿es posible cambiar la imagen de juventud y ocio insano?

Sí existe el ocio sano, solo que siempre intentan dar la imagen de los jóvenes con el alcohol y el cachondeo, pero hay muchas entidades con propuestas en todas provincias y hay que cambiar esa visión de las personas jóvenes que siempre nos asocian a personas vagas, que están todo el día de fiesta, cuando no es así.
Volver arriba
Newsletter