Publicidad
Sanchez I el Felón

Sanchez I el Felón

OPINIóN IR

05/06/2022 A A
Imprimir
Sanchez I el Felón
Juana no estaba loca, ni Felipe debió ser tan guapo, aunque esto, ya se sabe, va por barrios y, sobre todo, por épocas. Pedro I de Castilla fue tachado de «Cruel» por los nobles a los que impuso su autoridad mientras que el pueblo le conocía como el Justiciero. Se le recuerda con el primero de esos sobrenombres porque perdió la guerra civil, y, tal vez, porque los ‘ricoshombres’ decidían –¿deciden?– cómo se escribe la historia. Vlad III de Valaquia, o Drácula el Empalador, es un héroe nacional rumano pero un príncipe brutal y sanguinario para los turcos. Su fama ha llegado hasta nosotros por el libro de un irlandés que apenas sabía de él y un montón de películas y relatos que nada tienen que ver con su biografía. No hay como tener mala prensa o haber caído en manos de un relato legendario: la verdad es triturada sin remedio.

Raro es el día en que el presidente del gobierno de este país no miente, veja, intriga o traiciona, entre otras muchas y diabólicas actividades, según previene la prensa del mismo país. Imagino a un hipotético ciudadano de regreso de, pongamos, el Polo Sur, que después de años sin noticias ojea un periódico de derechas (casi todos) o sintoniza una emisora de radio o televisión (id.) y empieza a preguntarse: ¿cómo puede un país democrático y moderno soportar tamañas ignominias? ¿Qué hace este señor para hacerlo todo tan mal y a tan mala leche? Y etcétera. Una vez digerida la sorpresa y si el ciudadano practica cierta ecuanimidad, quizás se ponga a darle vueltas al asunto y se percate de que en algo debe acertar el tal Sánchez para seguir donde está, teniendo como tiene no mala fama en Europa y habiendo sorteado la pila de adversidades que consta en su currículo. Un tipo que ha vencido al aparato del partido más aparatoso de todos, se ha sobrepuesto a su ostracismo político, vuelto de la nada, ganado unas primarias, una moción de censura (tan necesaria entre tantas celebradas a lo bobo); que ha concertado el único gobierno de coalición de la historia reciente (con sus discordancias, ¿cómo no?), gobierna con una mayoría parlamentaria apurada, renqueante y variopinta, ha enfrentado una pandemia global, una guerra en Europa, un alza mundial y desmedida de precios… Y todo ello siendo tan zoquete y pérfido. Si va a destruir España, lo hace muy por lo bajinis, dando algo de cancha a la parte de ella que otros amasaban a porrazos. Si va a acabar con la riqueza del país tal vez lo haga a base de medidas para repartirla mejor. Si a imponer su ideología ¿por qué se nota de inmediato que el que lo dice pretende imponer otra? Que va a mantenerse en el poder, como si los demás fueran a setas… En fin, que puede que tal ciudadano acabe por advertir lo que tantos otros en tantas ocasiones: no hay como tener mala prensa. Sobre todo si la prensa es mala.
Volver arriba

Newsletter