Publicidad
Rumbo a Gran Hermano desde la sala de ordeño de Benjamín

Rumbo a Gran Hermano desde la sala de ordeño de Benjamín

ACTUALIDAD IR

T.G. | 26/08/2018 A A
Imprimir
Rumbo a Gran Hermano desde la sala de ordeño de Benjamín
Sanfelismo No se sabe quiénes serán los participantes en la próxima edición del reality show, aunque sí que tendrán que cuidar de una vaca de León
Benjamín anda afanado poniendo todo en orden en su explotación de Sanfelismo después de acabar el ordeño de la mañana. Con las botas de goma que dejan en evidencia que allí se trabaja, y mucho, con una gorra para resguardarse del calor que aprieta ya en el corral pese a ser temprano y con una sonrisa en la cara se adentra entre las vacas de su cabaña en busca de una, la más especial. «Aquí la tenéis, esta es, mansa como ella sola», dice precedido de una parda americana que camina despacio pero con el garbo propio de esos animales que se han criado con todo el mimo en las pequeñas explotaciones. En este caso fue Felines, el de Cabrillanes de Babia, quien cuidó de ella hasta que se jubiló hace un año, cuando Benjamín le compró el ganado. Pero no es eso lo que hace especial a esta vaca, que bien podría, si no que la expectación que genera viene provocada porque pronto dejará también Sanfelismo para poner rumbo a Guadalix de la Sierra (Madrid) para entrar en la casa de Gran Hermano.

En la explotación de Benjamín trabajan además sus dos hijos y Javi, uno de ellos, es quien cuenta como ha sido eso de que la tele haya fichado a su animal. «Aquí llegó un señor diciendo que quería una vaca mansa, le enseñamos esta y oye, la llevan porque es muy buenina y muy cariñosa», dice este joven, que explica después que estas cualidades fueron cruciales para que se tomase tal decisión así como que se deja ordeñar a mano con facilidad.

Zeppelin, la productora encargada de este popular reality show que se emite en Telecinco, apenas ha desvelado muchos secretos sobre el programa más que este comenzará en el mes de septiembre y que será VIP, es decir, que los participantes serán personajes populares, ya habituados a los focos de los platós de televisión. No se conoce por lo tanto quiénes serán los encargados de ordeñar a esta vaca leonesa que aún no tiene nombre y que a buen seguro bautizarán antes de entrar en la casa de Gran Hermano. Bien podría ser este ‘Cariñosa’ ya que sin duda es la palabra más repetida por sus propietarios cuando hablan del animal. «En cuanto llega aquí alguien, enseguida se acerca a la cancilla», dice Benjamín que cuenta que pronto se llevarán al animal para enseñarle a andar del ramal, aunque mucha falta parece que no le hará ya que siendo tan afable todo apunta a que pronto se acostumbrará a ello.

De Cabrillanes de Babia a Sanfelismo de la Sobarriba y ahora rumbo a Guadalix, una vida ajetreada para los apenas cuatro años de vida que tiene este apacible animal que ahora cambiará la sala de ordeño de Benjamín por la Casa de Gran Hermano y los cuidados de los famosos, que tendrán que aprender a manejar al animal. Benjamín está contento por la venta pero reconoce que «se la llevan porque no se puede quedar más preñada, que si no, no se la daba, ¿eh?». Eso sí, le hará «ilusión» verla en la tele y él tendrá un claro ganador del programa en el que varias personas convivirán durante unos cuantos meses controladas en cada movimiento por las cámaras: su vaca. «Ya verás cuando la vea la gente de aquí de la zona en la tele y digan: ¡Mira, la vaca de Benjamín!», dice riéndose. Una sonrisa que volverá a esbozar a partir de septiembre cuando encienda la tele para ver cómo está el animal.
Volver arriba
Newsletter