Publicidad
Recorriendo el Porma de la mano de Julio Llamazares

Recorriendo el Porma de la mano de Julio Llamazares

CULTURAS IR

El entorno del pantano del Porma ofrece paisajes de gran belleza, a los que se suman textos. | EL ECO DE LA MONTAÑA Ampliar imagen El entorno del pantano del Porma ofrece paisajes de gran belleza, a los que se suman textos. | EL ECO DE LA MONTAÑA
Fulgencio Fernández | 10/06/2021 A A
Imprimir
Recorriendo el Porma de la mano de Julio Llamazares
Literatura El Eco de la Montaña es una nueva ruta literaria que propone dos recorridos bordeando el embalse del Porma de la mano de los textos de dos obras del escritor natural de Vegamián Julio Llamazares
Es una evidencia que algunas novelas o libros de viajes se han convertido en los mayores reclamos turísticos para muchas comarcas, hay ejemplos muy cercanos como ‘Donde las Hurdes se llaman Cabrera’, de Carnicer; ‘El lago de Carucedo’, de Enrique Gil o ‘El río del olvido’, de Julio Llamazares por citar tres ejemplos cercanos. En el Curueño (protagonista de El río del olvido) aún son muchos los viajeros que van siguiendo los pasos del río que se ha quedado con el nombre que le puso el escritor para siempre.

Con esta misma filosofía y eligiendo a uno de los autores citados, Llamazares, acaba de nacer una iniciativa bautizada como ‘Ruta literaria’ por sus creadores en el IES de Boñar, El Eco de la Montaña, y en la que proponen «dos recorridos diferentes que bordean el embalse del Porma y cuyo trazado está basado en dos obras del escritor Julio Llamazares: Distintas formas de mirar el agua y Retrato de bañista». Una elección oportuna pues el propio novelista nació en uno de los pueblos que tapó este pantano, Vegamián, y a esta comarca ha dedicado un buen número de textos de todo tipo. Es por ello que los creadores de las rutas explican que «son un homenaje al paisaje y a los habitantes que tuvieron que abandonar sus aldeas al quedar estas sumergidas bajo el agua por la construcción del embalse del Porma en 1968».



Las rutas literarias

La pensada siguiendo los textos recogidos en Distintas formas de mirar el agua parte del pueblo de Rucayo y finaliza en Utrero, pueblo abandonado cuyas tierras quedaron también anegadas bajo las aguas del embalse del Porma. Son 4,2 kilómetros «en un entorno natural de gran belleza y siempre mirando hacia el agua, seis siluetas realizadas en acero corten a escala natural que representan a algunos de los personajes de la novela de Julio Llamazares. En cada silueta aparece colocado un texto de la obra y un QR que alberga un audio con un fragmento de la novela acompañado de una versión instrumental de la conocida canción popular Viva la montaña».

- A lo largo del recorrido, el caminante se encontrará con algunos de los personajes de la novela: Raquel (nieta de Domingo), Teresa (hija), Elena (nuera), Virginia (su mujer), José Antonio y Agustín (hijos). A cada uno de ellos les evocarán emociones y recuerdos diferentes contemplar el paisaje y el agua bajo la que reposan las ruinas de lo que un día aquí existió.

La segunda de las rutas es la que está inspirada en ‘Retrato de un bañista’, concretamente en tres poemas del libro que nació como fruto de la participación de Julio Llamazares en la película ‘El Filandón’, de Chema Sarmiento. Coincidió en el tiempo (en 1983) un desembalse en el pantano del Porma —conocido en la comarca como pantano de Vegamián y realmente llamado Juan Benet— y el escritor cambió su idea inicial para la película por un guión basado en un poema suyo titulado precisamente ‘Retrato de un bañista’. Este guión vería la luz con el tiempo en una cuidada edición de Los libros del Oeste con fotografías de Agustín Berrueta.

Estos tres poemas nos remiten a tres lugares situados en la carretera LE-331 que une Boñar con Puebla de Lillo: la presa del Porma (el muro), el mirador de Vegamián y el mirador de Lodares, están ubicados tres atriles realizados en acero corten que sirven de soporte a cada uno de los poemas que Julio Llamazares escribió tras la sobrecogedora visión de las ruinas de Vegamián y de las otras aldeas del valle con ocasión del vaciado del embalse en 1983 tras permanecer quince años sumergidos bajo el agua».

Los textos de los poemas están ilustrados y acompañados de un QR que alberga un audio en el que se puede escuchar en la voz del propio Llamazares recitando los poemas.

Nacida en el instituto

El origen de esta iniciativa turístico literaria surgió del Instituto de Educación Secundaria Pablo Díez de Boñar, en concreto de su proyecto Erasmus Plus K229 Euroentornos dedicado a «el mundo rural como oportunidad para el aprendizaje y del Grupo de trabajo por proyectos atención a la diversidad».

Este instituto leonés es el coordinador de una red de cooperación transfronteriza de centros educativos en el medio rural (Euroentornos) teniendo como socias a otras tres escuelas de Francia, Italia y Polonia. «El objetivo de este proyecto es motivar al alumnado trabajando en aquello que conocen y aman» y que llevan varios años trabajando en proyectos similares.

Cuando este proyecto fue creciendo el IES de Boñar encontró la colaboración de otras entidades y artistas, como la Fundación Cerezales, los artistas Alejandro Sáez de Miera y Pablo Pino; el Trío Adagio; la página web elecodelamontaña.com; el ayuntamiento de Boñar y, sobre todo, de Julio Llamazares como autor de los textos y recitador de los mismos.
Volver arriba
Newsletter