Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
¿Qué hacer si no hay pesca?

¿Qué hacer si no hay pesca?

DEPORTES IR

Montadores de moscas artificiales para la pesca en la Feria de La Vecilla. | R.P.N. Ampliar imagen Montadores de moscas artificiales para la pesca en la Feria de La Vecilla. | R.P.N.
Rodrigo Prado Núñez | 04/04/2020 A A
Imprimir
¿Qué hacer si no hay pesca?
Pesca Con la obligación de quedarse en casa, son muchas las tareas relacionadas con la pesca que se pueden desarrollar
La pandemia del coronavirus nos ha recluido a todos en casa. Este tiempo de confinamiento, que multiplica las horas de descanso y sopor, puede ser una buena ocasión para que los pescadores lo aprovechemos en realizar esas tareas relacionadas con la pesca, para las cuales no es necesaria nuestra presencia en el río y las podemos realizar en casa. Este estado de alarma nos ha obligado a cambiar nuestras costumbres y prácticas de una manera categórica, pero no podemos caer en el aburrimiento ni tampoco olvidarnos de la pesca ni del río.

Para los pescadores la captura de los peces es la razón y objetivo de las aventuras de pesca, pero llegado este extraordinario acontecimiento quedamos abandonados al ostracismo, pero los pescadores somos pacientes y bien sabemos que esta suspensión es imprescindible para que la lucha contra el coronavirus sea efectiva.

¿Pero qué hacer con tanto tiempo libre? Pues no desesperéis porque hay alternativas y algunas muy interesantes. Podemos aprovechar, ya que estamos confinados en nuestra vivienda, para limpiar y preparar el equipo, reponer nuestras cajas de moscas, practicar nudos, ver vídeos y documentales de pesca, podemos escribir sobre pesca y hacer muchas cosas más, pero lo que no podemos ni debemos hacer es olvidarnos de nuestra afición, ya que el futuro no sabemos cómo se presentará, pero seguramente más pronto que tarde podremos volver a disfrutar del río y la pesca.

Relajación y entretenimiento. Una de las recreaciones más interesantes que puede realizar cualquier pescador es el montaje de moscas para la pesca. Hoy y siempre el mundo del montaje de artificiales para la pesca pasa por la herencia recibida de la sabiduría popular heredada y transmitida, en gran parte, por el Manuscrito de Astorga, que data del año 1624. Aquellos pescadores fueron verdaderos artesanos que, con escasez de materia prima, consiguieron dominar las técnicas y materiales para conseguir crear la imitación de un insecto vivo para engañar al pez.

Montar moscas, ‘tunear’ el chaleco, revisar las cañas, líneas o sedales son algunas de las actividadesEs tiempo de hacer moscas secas, ahogadas, ninfas, emergentes, terrestres y streamers. Prepara el torno, la tijera, el anudador, el punzón, el porta bobinas, la pinza, el igualador y además, pegamentos, anzuelos, plumas de los gallos de León, hilos y sedas. Ya solo queda modelar el insecto a imitar, su tamaño, el color, su comportamiento, movimientos y matices. Así, obtendremos un insecto artificial para engañar al pez. No es fácil llegar a ser un buen montador, hay que saber mucho de entomología acuática y practicar en el torno muchas horas, pero la satisfacción de pescar peces con mosca artificiales montadas por uno mismo es muy grande. Hay que imitar los diferentes estadios de los principales insectos que conforman gran parte de la alimentación de las truchas.

Montajes elaborados con materiales naturales y artificiales que consigan un realismo que seduzca a esos peces más selectivos. Un señuelo artificial que transmite la pasión por la pesca a mosca de ese montador. En nuestra provincia, que hay muchos y buenos montadores de moscas artificiales para la pesca, está la cuna de los Gallos de León y poseemos la herencia recibida de los más grandes artesanos del montaje de artificiales, Juan de Bergara y Lorenzo García y, posteriormente, Luis Peña. Grandes Maestros siempre recordados.

Siguiendo con los quehaceres del confinamiento podemos tunear el chaleco de pesca. Prenda que esta confeccionada para acarrear todo lo que necesitamos en la acción de pesca. Está lleno de bolsillos con cremallera por todos lados, pero cuando estamos pescando, metidos en medio del río, necesitamos asegurar que los enseres no se nos caigan al agua. Así que para las cajas de moscas y ninfas lo ideal es sujetarlas con un cordel que dispondremos dentro del bolsillo que asignemos. El corta hilos también lo sujetaremos en un lugar cómodo de usar y seguro. La sacadera, para la sacadera el mejor sitio es la espalda, con dos imanes, uno en la sacadera y otro en el chaleco, se resuelve el problema. Le podemos colocar ese parche bordado de nuestro club de pesca o asociación, también podemos poner la bandera de la provincia, comunidad o nación.

Ya solo nos queda realizar una revisión general a las cañas, líneas, sedales y carretes. Las cañas son fáciles de limpiar, les pasamos un paño húmedo, la secamos, revisamos las anillas y listo. El mantenimiento de nuestras líneas de pesca con mosca, para que floten correctamente y minimizar el roce con las anillas de la caña, pasa por meter la línea unos minutos en agua tibia jabonosa y luego frotar con un paño. Para limpiar los carretes solo necesitamos una brocha suave y un bote de aceite fino. Retiramos el polvo y los restos de suciedad del carrete y a continuación limpiamos con un paño y un poco de aceite todas las piezas desmontadas. Lo ensamblamos y ya estamos preparados para pescar.

Quédate en casa, el tiempo de la pesca llegará.
Volver arriba
Newsletter