Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Protagonistas a sus ocho mil años

CULTURASIR

La famosa secuencia de «los mesolíticos» creada por investigadores del CSIC. Ampliar imagen La famosa secuencia de «los mesolíticos» creada por investigadores del CSIC.
Fulgencio Fernández | 08/10/2017 A A
Imprimir
Protagonistas a sus ocho mil años
Dos hermanos del Mesolítico es el documental que recrea la historia del hallazgo de los esqueletos de Arintero
Primero fueron unos huesos en una cueva, después un hallazgo que iba ganando en importancia científica en cada nueva investigación y ahora van a ser los protagonistas de un documental ya finalizado y que pronto se estrenará: ‘Dos hermanos del Mesolítico’, la historia del hallazgo de dos esqueletos en 2006 en una cueva de Arintero que se convirtieron en una noticia científica de primer orden.

Los autores del documental son los leoneses Puri Lozano y Miguel Sánchez —El Búho Viajero— que iniciaron el proyecto cuando poco antes del décimo aniversario (2016), "los autores del hallazgo se pusieron en contacto con nosotros, a través de un amigo común, con la idea de presentarlo en esas fechas, pero, dada su importancia y complejidad, nos fue imposible entonces".

Lozano y Sánchez llevan más de treinta años trabajando sobre todo en temas de naturaleza y etnografía en León pero "este documental representaba un reto importante, nos hacía salir de lo que suele llamarse ‘zona de confort’, pero no tardamos ni un momento en decidir que queríamos hacerlo. Por muchas razones, pero, entre otras, queríamos contribuir a que la población leonesa conozca y valore este descubrimiento, que pone a nuestra provincia en un punto de mira internacional, y también por dar a los protagonistas del hallazgo el mérito que les corresponde, ya que sin ellos los esqueletos aún seguirían allí y también, por supuesto, darle visibilidad al trabajo de los científicos e investigadores".

El hallazgo es un hito a nivel mundial, en alimentación y salud bucodentalExplican los autores que "sin ser nuestro trabajo más complicado tampoco ha sido el más fácil, ni mucho menos, pero lo suplimos por el interés del tema y que nos fue enganchando" con la ventaja de que "hay bastante documentación, sobre todo escrita, en la prensa local y nacional y en revistas tanto nacionales como internacionales, que nos ha servido como base para hacer el guión y preparar las entrevistas". Y el siguiente paso, fundamental, fue la colaboración de grandes expertos. "Han colaborado y explicado los hallazgos de manera muy comprensible y didáctica gente como Julio Vidal, arqueólogo territorial y coordinador de los estudios arqueológicos, Luis Grau arqueólogo y director del Museo de León, donde se custodian los esqueletos de los dos hermanos mesolíticos de Arintero, María Encina Prada, antropóloga que estudió los restos y elaboró el correspondiente informe, Carles Lalueza-Fox, paleogenetista y profesor de Genética Evolutiva (UPF-CSIC), autor del estudio genético y biomédico y José Luis González, presidente de la Junta Vecinal de Arintero, al margen, claro está, de los descubridores, Beni Martín, Camino González, Alberto Cifuentes, Amador García, Chiqui y Roberto Alonso".

El documental parte del relato de los cinco espeleólogos que descubrieron los esqueletos en un día lluvioso del otoño de 2006. Ellos son quienes nos van transmitiendo su experiencia y las sensaciones que tuvieron aquel día, que les llevaron a poner nombre a la cueva (Dos hermanos) y a los esqueletos (Wenceslao y Ataúlfo). Se pusieron en contacto con quien suscribe, amigo de los descubridores, "y les haces distintas gestiones que llevan a comprender la dimensión del hallazgo y a partir de ahí, se pone en conocimiento de ‘quien corresponde’, es decir del arqueólogo territorial, que se encarga de dar los pasos necesarios. A partir de entonces vienen el resto de análisis y estudios que llevan al descubrimiento del primer genoma preneolítico europeo y a las repercusiones en el mundo de la genética, la ciencia y la salud humanas y contribuye a que hoy podamos saber un poco mejor de dónde venimos, aunque hay que reconocer con tristeza que todavía son muchos los leoneses que no saben nada de este importante asunto".

Hay un apartado que recoge las distintas teorías sobre lo que pudo ocurrir en el interior de la cueva, en el que "se manifiestan distintas opiniones acerca de si fue un enterramiento ritual o un accidente, esta ‘discusión’ no dejará a nadie indiferente".

Se manifiestan distintas opiniones acerca de si fue un enterramiento ritual o un accidente, esta ‘discusión’ no dejará a nadie indiferente El trabajo de documentación para plasmar esa hora de documental ha llevado a los autores a manejar todo tipo de documentación, recortes de prensa, artículos científicos, a hablar con expertos; lo que les permite hacer una valoración de este descubrimiento. "Estamos convencidos de que el hallazgo de Arintero es un hito a nivel mundial, por sus importantes repercusiones científicas y biomédicas. Destacaríamos los datos que se refieren a la alimentación y la salud bucodental, según explican los antropólogos y otros científicos, por todo lo que han aportado y aún pueden seguir aportando En palabras de Carles Lalueza: “El mesolítico leonés ha cambiado el panorama genético de la prehistoria". Con esto, creemos que está todo dicho y se trata de un científico muy respetado por la comunidad científica mundial».

- Y como ‘profanos’, ¿qué es lo que más os llamó la atención?

- Lo más llamativo tal vez sea lo relativo al aspecto físico: que tuvieran piel oscura y ojos azules, pero profundizando un poco más, los conocimientos relativos a su alimentación, prácticamente a base de proteínas animales, la intolerancia a la lactosa y la ausencia de caries, al no consumir hidratos de carbono, ya que son nómadas, cazadores recolectores y aún no conocen la agricultura ni la ganadería. Igualmente es interesante conocer la ausencia de enfermedades infecciosas, que en su origen nos han llegado por el contacto con los animales domésticos. También resulta muy sorprendente el hallazgo de 24 caninos de ciervo perforados junto al esqueleto de Ataúlfo, cuando hasta ese momento el mayor número encontrado era de 4 (y en la parte septentrional de la cordillera Cantábrica), lo que provoca una serie de hipótesis muy interesantes».

El documental inicia ahora su recorrido ‘leonés’, «local o provincial y para participar en certámenes de tema científico. Somos socios de ASECIC (Asociación española de cine e imagen científicos) y tenemos contactos con distribuidores internacionales que nos indican que es un tema que interesa mucho en el panorama internacional. Si conseguimos la financiación necesaria podemos moverlo en el mercado audiovisual internacional, en plataformas que se dedican a divulgación científica y a temas relacionados con la salud y la nutrición humanas», pues de momento han encontrado muy pocas ayudas. «De una pequeña ayuda del ILC a través del ayuntamiento de Cármenes, la Junta Vecinal de Lavandera y la de Arintero, que no cubren ni los gastos de desplazamiento para las filmaciones en la zona y en la cueva (que lógicamente tiene gran protagonismo en el documental). La hemos solicitado a la Junta de Castilla y León, Diputación, Ayuntamiento de Valdelugueros… La primera ha respondido que no. De los segundos aún estamos esperando respuesta al proyecto que hemos presentado hace más de un año, y eso que llamamos de vez en cuando, pero todavía no han encontrado el momento de recibirnos».

Situación que aparca la tercera fase, tal vez la más interesante, de una versión para las plataformas de difusión de temas científicos a nivel internacional.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle