Publicidad
"Por darnos la oportunidad de dormir tranquilos... gracias"

"Por darnos la oportunidad de dormir tranquilos... gracias"

ACTUALIDAD IR

Fotografía que las propias familias han colgado en una página web habitual de los vecinos de Villamanín. | L.N.C. Ampliar imagen Fotografía que las propias familias han colgado en una página web habitual de los vecinos de Villamanín. | L.N.C.
Fulgencio Fernández | 03/04/2022 A A
Imprimir
"Por darnos la oportunidad de dormir tranquilos... gracias"
Historia de la semana Las dos familias de refugiados ucranianos en Villamanín ha querido hacer público su agradecimiento por el recibimiento y la acogida que han tenido en la localidad, "por poder dormir tranquilos", que los chavales tengan colegio...
Es un texto corto, su castellano todavía no da para más aunque va progresando y mucho, pero en él está contenido lo que sienten y lo que quieren decir, también se intuye lo que han pasado antes: "Queridos residentes de Villamanín, somos las dos familias de ucranianos. Nos inclinamos ante ti (Villamanín), muchas gracias!!! Gracias por darnos la oportunidad de dormir tranquilos, a los niños para ir a la escuela, de disfrutar de la vida! Todos los días nos saludáis con una sonrisa, nos abrazáis como familia, gracias por vuestra sinceridad" .

Dicen poco y sugieren mucho en esas expresiones. Es fácil imaginar lo que pueden haber pasado quienes agradecen "poder dormir tranquilos". También por esa vida tan fácil que les están haciendo en la convivencia diaria, donde todos parecen estar preocupados de cada detalle para que no les falte de nada, de una bicicleta al wifi. Las palabras de Pope, uno de los artífices de su llegada, también dejan muy clara la postura de los aludidos, los vecinos: "Las gracias hay que daróslas a vosotras, por vuestra sencillez, humildad, alegría y una educación que desborda.. Aquí tenéis vuestra casa hasta que los tiempos cambien".

Esta última frase la repiten con frecuencia los vecinos de Villamanín, el compromiso del pueblo para que permanezcan aquí el tiempo que sea necesario. En alguno de los comentarios recuerdan cuando fueron los españoles quienes tuvieron que irse de su país en un viaje parecido al de estas familias y tantas otras que están llegando en estas fechas desde Ucrania huyendo de la guerra.

También de otras guerras que suman la pena del olvido. Como nos ha recordado estos días la heroica historia protagonizada por Seid Muhamed, un joven de 22 años que llegó a España en patera huyendo de una de esas guerras olvidadas, en Eritrea. Y llegó a Valladolid, allí vivía en un centro de acogida cuando paseando a orillas del Pisuerga vio como otro joven estaba a punto de ahogarse. No lo dudó, pese al riesgo, se lanzó a las frías aguas del río y salvó la vida a un chaval vallisoletano de 24 años.

Seid siguió con su vida, en silencio, tuvo que ser Julio, un policía local , quien sacara a la luz una historia que creyó que debería conocer la gente, la de Seid, quien salvó una de esas vidas que tanto se desprecian en las guerras.
Volver arriba
Newsletter