Publicidad
Ponferradina 1 - Tenerife 0: 'Vuelta a la esencia, vuelta al triunfo'

Ponferradina 1 - Tenerife 0: 'Vuelta a la esencia, vuelta al triunfo'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
J. A. | 21/10/2020 A A
Imprimir
Ponferradina 1 - Tenerife 0: 'Vuelta a la esencia, vuelta al triunfo'
Fútbol / Segunda División La Deportiva se reencontró con sus señas de identidad y con la victoria en El Toralín, donde Yuri abrió la brecha y Caro la mantuvo deteniendo un penalti
La Ponferradina volvió a ser la Ponferradina que quiere Jon Pérez Bolo y en consecuencia la que desean ver todos los aficionados blanquiazules especialmente en El Toralín. Serios atrás, sin concesiones y efectivos arriba, el conjunto berciano se reencontró con la victoria en su feudo ante un Tenerife que perdonó fallando un penalti y con la autoexpulsión de Zarfino para un tramo final en el que tuvo más corazón que cabeza buscando al menos un punto.

Los 10 días sin partido permitieron a Bolo no tener que hacer experimentos y sin duda el equipo lo notó para bien pese a las aún numerosas bajas. La vuelta de Ríos Reina al lateral fue lo más destacado de un once en el que los tres jugadores por detrás de Yuri intercambiaron sus posiciones en una situación que le dio mucho rédito a la Deportiva.

Y eso que el Tenerife quiso mantener la dinámica con la que acabó el domingo en Gijón y quiso mandar desde el principio. De hecho, al minuto Fran Sol ya había inquietado la portería defendida por Caro. Precisamente el portero dio el gran susto del inicio tras un golpe con Zarfino en el que pareció hacerse mucho daño. Por suerte el sevillano se pudo reincorporar sin mayores problemas.

Una sensacional jugada de Yuri permitió al brasileño ponerle en bandeja el gol de la victoria a ValcarceEra precisamente Zarfino, este miércoles mediapunta, el principal peligro de un Tenerife buscando siempre jugar lejos de su portería. Sin embargo, la Ponferradina una vez más hizo gala de disciplina defensiva y, muy ordenada, esperaba su oportunidad de atacar los espacios aprovechando además un campo muy rápido debido a la lluvia.

A los 20 minutos y en una de esas transiciones, Yuri caía a la banda derecha, conectaba la pared con Curro dentro del área y se plantaba ante Ortolá para, con una deliciosa picada, le dejaba a Pablo Valcarce el gol en bandeja en el segundo palo.

Una excelente combinación de sus hombres de ataque adelantaba a la Deportiva en la que era prácticamente su primera llegada del partido – Larrea disparó sin peligro en el inicio – y reforzaba el guión de partido de Jon Pérez Bolo ante un Tenerife que fue aún más protagonista con el balón, pero que seguía sin encontrar la manera de hacer daño a la Ponferradina.

Zarfino seguía siendo la fuente principal de peligro de los tinerfeños con Jacobo y Bermejo anulados en banda. Sin embargo, de las botas del uruguayo salió la más clara de los canarios en la primera parte, una buena acción en el lateral del área que le permitió meter un balón dentro para que Fran Sol, ante el mal despeje de Amo, enviara al palo su disparo ya muy escorado.

Avisaba el Tenerife en el tramo final de una primera parte que finalizaría mejor la Ponferradina. Y es que se pudo irse al descanso incluso con más ventaja el conjunto blanquiazul, que dispuso de tres ocasiones claras para hacerlo encontrando a un buen Ortolá. Primero, un contraataque dirigido por Yuri permitió al brasileño conectar un disparo muy duro que el guardameta repelió y cuyo rechace le caía a Doncel, que no era capaz de cabecear a puerta. Poco después Curro buscaba la escuadra en una falta directa que permitía lucirse al portero, que volvería a intervenir, no sin problemas, ante un disparo desde fuera del área de Paris, que buscaba emular su gol ante el Rayo.

Caro detuvo un penalti que señaló el VAR y la Deportiva jugó con uno más casi 20 minutosAsí acababa una primera parte que invitaba al optimismo respecto a lo que faltaba de partido, no tanto para el Tenerife tal y como demostró Fran Fernández en la reanudación. Tres cambios hizo en el descanso el técnico canario, dando entrada a Vada, Nono y Suso.

Y lo cierto es que tuvo otro aire el Tenerife en el inicio de la segunda parte. Dueño y señor del balón, empezó a encontrar algún espacio más en el entramado defensivo berciano. Tanto fue así que al cuarto de hora la insistencia tinerfeña encontró premio con la ayuda del VAR y en forma de penalti. Un centro de Vada encontraba la mano despegada del cuerpo de Manu Hernando y, tras la consulta con el videoarbitraje, Gorostegui Fernández-Ortega decretaba la pena máxima. Sin embargo, entre el desacierto de Suso en el lanzamiento, demasiado flojo y el acierto de Caro en la decisión del lado al que tirarse, el guardameta sellaba el triunfo berciano.

Porque todo lo que ocurrió en la media hora restante fue a falta de poco más de 15 minutos para el final, un hecho que despejaría cualquier duda sobre los tres puntos. En una acción sin mayor peligro, un saque de puerta al centro del campo, Zarfino saltaba apoyado en Kaxe a por la pelota y el colegiado le enseñaba la amarilla. Discutible a través de la pantalla y sobre el campo, al uruguayo se le fue la lengua ya que en los 10 segundos posteriores recibía la segunda amonestación y se marchaba expulsado.

Un contratiempo que terminaba de anular al Tenerife, permitiendo a la Deportiva controlar más el partido y dar refresco a muchos de los jugadores con más minutos para la vorágine de partidos que tiene por delante. Eso sí, en los últimos minutos permitió más de lo debido a los canarios el conjunto berciano para desesperación en el banquillo de Jon Pérez Bolo, si bien el desacierto en el último pase de los visitantes propició que ni siquiera pudieran inquietar a Caro para alargar su pésima racha como visitante y permitir a los bercianos sumar un triunfo que les permite asentarse en la zona privilegiada de la clasificación con un partido menos que el resto de sus acompañantes y poner las bases para crecer desde El Toralín.
Volver arriba
Newsletter