Publicidad
Ponferradina 1 - Espanyol 1: 'Lo que los penaltis te dan, los penaltis te quitan'

Ponferradina 1 - Espanyol 1: 'Lo que los penaltis te dan, los penaltis te quitan'

DEPORTES IR

Yuri se lamenta durante el partido ante el Espanyol. | IRINA RH Ampliar imagen Yuri se lamenta durante el partido ante el Espanyol. | IRINA RH
J. A. | 04/01/2022 A A
Imprimir
Ponferradina 1 - Espanyol 1: 'Lo que los penaltis te dan, los penaltis te quitan'
Fútbol / Copa del Rey La Deportiva cae eliminada en una terrible tanda de penaltis en la que solo pudo anotar uno de sus cuatro intentos y a la que llegó precisamente gracias a una pena máxima
La Sociedad Deportiva Ponferradina cayó eliminada de la Copa del Rey a manos del Espanyol en una terrible tanda de penaltis para el equipo berciano, a la que llegó precisamente gracias a un tanto desde los once metros de Yuri, que ni siquiera pudo lanzar en el desempate ante el desacierto de sus compañeros.

Y es que con un solo tanto anotado en cuatro intentos el Espanyol pasó por la vía rápida después de, eso sí, sudar mucho durante 120 minutos para lograr el pase. Porque si bien el empate de la Deportiva llegó de forma ciertamente polémica (alguna vez se tendrán que equivocar a nuestro favor, se oía en El Toralín), lo cierto es que especialmente en la segunda parte el equipo de Jon Pérez Bolo hizo méritos para lograr un tanto que definitivamente llevó el encuentro al tiempo extra y posteriormente a esa tanda de penaltis ya de infausto recuerdo para la afición blanquiazul.

Aunque lo cierto es que durante los primeros minutos de partido absolutamente todo el mundo hubiera firmado llegar hasta ese punto de la eliminatoria, ya que el Espanyol salió con una velocidad más y demostró el por qué de su buena temporada en la máxima categoría.

No se guardó absolutamente nada Vicente Moreno, que puso de inicio a los once que jugaron en Mestalla ante el Valencia el sábado con una única excepción, la del jugador que anotó allí el gol del triunfo desde el banquillo, Javi Puado. Un equipo de campanillas que salió a no dar opción a una Deportiva que, sin noticias de la Federación, alineó a los tres jugadores que apuntan a tener un amplio descanso las próximas semanas cuando se conozcan sus sanciones tras ser expulsados en Oviedo.

El Espanyol salió barriendo y terminó sufriendo ante una Ponferradina que puede marcharse orgullosaNo tardó ni cinco minutos el Espanyol en convertir el monólogo con el que inició el partido en el primer gol del encuentro. Un balón robado en tres cuartos permitía al jugador conocido como R.D.T. (Raúl de Tomás en el registro civil) abrir una autopista para la incorporación del lateral Pedrosa, que con un disparo seco y con la ayuda de Pascanu en su intento de despejar, batía por su palo a un Sergi Puig que ciertamente podía haber hecho algo más por evitar el gol.

Un muy mal inicio para una Deportiva a la que le costó entrar en el partido, algo que fue poco a poco haciendo cuando consiguió tener más el balón. Sin demasiadas ocasiones ni para unos ni para otros más allá de un par de acercamientos para Cristian y Melamed, la segunda mala noticia llegó para los bercianos en forma de lesión. Diego López caía sobre Sergi Enrich en un despeje y el delantero tenía que retirarse lesionado con lo que parecía un esguince de tobillo.

Prácticamente con esa acción y un fuera de juego muy justo de Yuri cuando se quedaba solo ante el portero, el partido se iba al descanso pidiendo un cambio en los bercianos si querían competir la eliminatoria.

Y esa chispa se la dio Dani Ojeda a la Ponferradina. El extremo puso otra velocidad al ataque berciano y eso sirvió para que el campo se girase sobre el área del Espanyol, que pese a todo aguardaba una contra para terminar de ‘matar’ el partido. Diego López realizaba un par de paradas de mucho mérito, la más clara en un mano a mano ante Naranjo que salvaba in extremis. Sergi Puig, que cuajaba un buen partido, también se veía obligado a intervenir poco antes de que, cuando el partido ya moría, Yuri le diese una nueva vida a la Deportiva.

Lo hizo con polémica, porque el colegiado señalaba un penalti que, si ya de por sí era muy riguroso, las cámaras de televisión demostraban que eran con el brasileño fuera de juego. Sin VAR no había vuelta atrás y el ariete hacía el 1-1 a las puertas del descuento. Aún tendría que salvar a su equipo con un despeje bajo palos el capitán para llevar el encuentro a una prórroga en la que, si bien mandó el Espanyol en la primera mitad, fue la Ponferradina la que lo intentó en los últimos 15 minutos.

Pero el empate estaba destinado a finalizar en el marcador y solo los penaltis, en una tanda que no hizo justicia al partido de la Deportiva, terminaron por enterrar el sueño berciano.
Volver arriba
Newsletter