Publicidad
Ponferradina 0 - Lugo 1: 'Los fantasmas asoman por El Toralín'

Ponferradina 0 - Lugo 1: 'Los fantasmas asoman por El Toralín'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
J. A. | 09/07/2020 A A
Imprimir
Ponferradina 0 - Lugo 1: 'Los fantasmas asoman por El Toralín'
Fútbol / Segunda División La Deportiva suma su cuarta derrota consecutiva ante un Lugo que marcó de penalti en el 87 y alarga la crisis del conjunto berciano, ya con apenas margen sobre el descenso
Dicen que cuando algo va mal siempre puede ir peor y este miércoles la Soceidad Deportiva Ponferradina lo demostró. En un partido ante un rival contra las cuerdas en la clasificación que debía ser el que sirviera para dejar la crisis de las últimas jornadas en una anécdota que alargó el sellar la permanencia y olvidar el sueño del ascenso, el equipo berciano sumó su cuarta derrota consecutiva quedándose ya con un margen de solo 3 puntos sobre la zona de descenso que harán sufrir al equipo blanquiazul en las tres jornadas que restan.

Una derrota que es el duro ejemplo de la crisis que vive el equipo berciano, que no brilló pero firmó en la segunda parte sus mejores minutos ofensivos de las últimas semanas. No los aprovechó y un nuevo error individual, en este caso de Ríos Reina, le regaló un penalti al Lugo en la recta final que terminaría por condenar a los bercianos en una final.

Que sin serlo el partido olía a ese tipo de partido lo dejaba claro la alineación de Bolo, que recuperaba para la causa sin estar al cien por cien a Russo y a Ríos Reina en su primer partido desde la pandemia. Necesitaba el equipo berciano recuperar sus señas de identidad durante la temporada y eso empezaba por hacerlo con sus protagonistas. El Lugo, por su parte, cambió el esquema que venía mostrando Juanfran en sus dos partidos al frente del equipo y apostó por dos delanteros que ya de inicio inquietaron mucho a la zaga blanquiazul.

El VAR fue protagonista de inicio, retirando una roja a Marcelo y no señalando un penalti que el Lugo pidióPorque con Barreiro prolongando balones directos y Carrillo a la carrera, acumuló mucha gente el conjunto gallego por dentro y cerca del área de René que a los cinco minutos pudieron ya dar réditos.

El VAR fue el protagonista en el inicio del partido, primero justificando una mano dentro del área de Pablo Valcarce a la salida de un córner en una revisión que se alargó durante minutos y poco después retirando una tarjeta roja a Marcelo que el colegiado le había mostrado por una entrada sobre Nacho Gil que el videoarbitraje terminó dejando en solo una amarilla.

Fue Areces Franco el gran protagonista de los primeros minutos, que al menos le sirvieron a la Deportiva para detener el buen inicio lucense y ganar poco a poco campo en lo que ya se adivinaba como una auténtica batalla dado lo muchísimo que había en juego.

Y es que si bien siguió sufriendo la Deportiva con el poderío aéreo de los arietes visitantes con un cabezazo de Barreiro que a punto estuvo de convertirse en gol, los bercianos se fueron acercando a la portería defendida de Cantero y dispusieron de un par de oportunidades de adelantarse ante un Lugo que comenzaba a desquiciarse poco a poco con el arbitraje, que le cargó de tarjetas en la primera mitad.

Son con un disparo desviado y Kaxe, en la más clara del primer acto al mandar al lateral de la red el rechace de una falta muy peligrosa botada por Ríos Reina, fueron los avisos blanquiazules antes de un descanso al que se llegó con la igualdad inicial y todo por decidir para los segundos 45 minutos.

Y lo cierto es que no comenzaron de forma demasiado prometedora para la Ponferradina, que volvió a ver como el Lugo mandaba de inicio si bien no inquietó a René más allá de un disparo lejano y desviado de Hugo Rama.

No le gustó eso a Bolo, que cambió la forma de atacar de su equipo retirando a Kaxe y dando entrada a Ivi en una iniciativa que permitió generar más en tres cuartos y pareció dar frutos más allá del acierto en el remate, obligando eso sí a la zaga lucense a emplearse a fondo. De hecho, Peybernes le quitó de la bota a Yuri una dejada de Pablo Valcarce tras una buena combinación que el ariete brasileño, desaparecido hasta entonces, ya buscaba en el área pequeña.

Se desperezaba la Deportiva con el paso de los minutos y daba, cumplida la primera hora de juego y por primera vez en el partido, sensación de superioridad sobre el Lugo. Llegó en esos minutos el primer tiro a puerta del encuentro, un disparo desde fuera del área de Ríos Reina que desviaba El Hacen y que Cantero detenía sin demasiadas dificultades.

En el 87 Gerard Valentín le sacaba los colores a Ríos Reina, que cometía un penalti que sería el 0-1Fue el primero acto del acoso al que sometió la Ponferradina a la portería lucense en apenas un minuto y que dejaban al portero visitante como el más destacado de su equipo. Tres paradas consecutivas a Sielva, Nacho Gil y Ríos Reina evitaban que los locales, que ya sí lo estaban mereciendo, se adelantaran.

Fueron esos minutos sin duda los mejores en ataque de la Deportiva desde que entrara en el bache que, por otra parte, hacía que los fantasmas siguieran sobrevolando El Toralín con un cuarto de hora de juego y todo por decidir.

El Lugo, a pesar de saber que el empate le servía de poco, intentaba quitarse de encima la presión parando el juego todo lo posible, moviendo el banquillo y aprovechando la pausa de hidratación para coger aire y afrontar 10 minutos en los que se jugaba nada menos que sus opciones de seguir vivo en la categoría.

Y el fútbol, una vez más, demostró que toda lógica no tiene cabida en él. A falta de 3 minutos para el 90, un Gerard Valentín que había demostrado tener las piernas frescas en su primera intervención, le sacó todas las carencias del parón a Ríos Reina para superarle y que éste le derribara de forma clara dentro del área. El colegiado decretaba penalti y Manu Barreiro no fallaba para hacer el 0-1 y que todos los fantasmas se asomaran por El Toralín.

Lo intentó a la desesperada en el descuento la Ponferradina, que solo hizo tres de los cinco cambios disponibles en un hecho que habla claro de la confianza de Bolo en la profundidad de su plantilla tras varias semanas de rotaciones que no han dado resultado. No hubo más que un barullo en el área sin peligro y un córner con el tiempo ya cumplido que hasta René subió a rematar y pasó de largo por el área.

Otro golpe duro que deberá gestionar la Deportiva de la mejor manera posible, porque lo del fin de semana en Soria ya sí es toda una final para los bercianos.
Volver arriba
Newsletter