Publicidad
Ponferradina 0 - Eibar 1: 'La efectividad marca la diferencia'

Ponferradina 0 - Eibar 1: 'La efectividad marca la diferencia'

DEPORTES IR

Vallejo encara a Zidane en el mano a mano del inicio de encuentro. | SDP Ampliar imagen Vallejo encara a Zidane en el mano a mano del inicio de encuentro. | SDP
J. C. | 21/01/2023 A A
Imprimir
Ponferradina 0 - Eibar 1: 'La efectividad marca la diferencia'
Fútbol / Segunda División La Deportiva se estrella contra Zidane mientras fue superior con empate y el líder Eibar marca tras el descanso en su primera ocasión y con ventaja controla el partido para ganar
Durante 55 minutos, nadie hubiera imaginado viendo el partido que el equipo local estuviera en descenso y el visitante fuera el líder. Brillaba la Ponferradina, que no concedía nada a su rival y generaba tres ocasiones de peligro en las que no acertaba con el gol, y sufría para imponer su ritmo un Eibar que apenas inquietaba a Amir.

Pero la diferencia en la clasificación la marca en gran parte el rendimiento en las áreas y ahí es donde los vascos fueron superiores. La efectividad marca la diferencia y los de Garitano la tuvieron para marcar en su primera ocasión de peligro, pausando el ritmo del encuentro y controlándolo tras adelantarse hasta anotarse la victoria por 0-1.

Las sensaciones siguen siendo buenas en la Deportiva pero no vienen acompañada del premio de los puntos, lo que les hará seguir esta jornada en puestos de descenso, algo esperable dada la entidad del rival pero que se lamenta aún más cuando durante tanto tiempo le has conseguido tener contra las cuerdas.

Porque hubo varios momentos que podían haber cambiado el guion del encuentro. Uno de los principales a los 25 segundos, cuando la Deportiva tuvo en sus botas la que probablemente fue su ocasión más clara del choque, pero se estrelló, en lo que acabaría siendo nota común durante todo el partido, contra un espectacular Luca Zidane.

A los 25 segundos Vallejo se fue por velocidad en banda y se plantó ante Luca, que con el pie le sacó el mano a mano Sacaron los bercianos del centro, Yuri convirtió con la espuela un pase de la zaga en un balón para la carrera de Hugo Vallejo y el extremo ‘puso la moto’, yéndose por velocidad de la zaga hasta plantarse en el mano a mano ante el hijo de Zinedine, a quien intentó cruzarle el balón pero se topó con su parada con la pierna de apoyo.

No sería el único acercamiento peligroso a la meta de un Eibar que, más allá de una falta muy peligrosa pero pegada por Tejero fácil a las manos de Amir y un mal despeje por culpa del sol del portero que daba en Amo y rozaba el gol ‘de chiste’ en propia, no pisaba el área de los bercianos, siendo el cambio a la media hora del mediocentro Sergio el mejor ejemplo de que a Garitano no le gustaba nada lo que veía.

Y la Ponferradina, que ya había tenido una volea de Yuri desde la frontal, pegada de primeras tras ganarle el salto Lacerda a los zagueros pero que se iba muy arriba, volvía a acariciar el gol al filo del descanso, cuando Ojeda recibía el pase de Vallejo en la esquina del área, circulaba hacia dentro y en la frontal se sacaba un disparo potente y envenenado que Zidane se sacaba de encima para mandar el balón a córner.

De un saque de banda llegó el gol. Amir hizo un paradón a Corpas pero en el rechace Stoichkov fue el más rápido Con el 0-0 se llegaba al descanso y como la primera mitad empezaba la segunda, con otra ocasión de la Deportiva desbaratada por el portero, esta vez un ‘trallazo’ desde fuera del área de Paris, con una zurda que no es su pierna buena pero sí una habitual de sus tantos, y cuyo ‘zapatazo’ volaba para despejarlo a saque de esquina Luca.

Sólo le faltaba meterla a la Ponferradina, pero es que eso fue lo que hizo sin margen a errores previos el Eibar. De un saque de banda nacería el único tanto del encuentro, con Imanol García haciendo la pared tras su saque con Matheus, recibiendo por milímetros que luego revisaría el VAR en posición correcta y poniendo desde la izquierda un centro que Corpas voleaba de primeras y Amir sacaba de dentro tras el bote con una mano milagrosa con la que quería sumarse al festival de la otra portería, pero Stoichkov era más listo y rápido que Amo y Moi para llegar al rechace y fusilar con un tiro alto y potente al iraní que se encontraba en el suelo.

Dos zurdazos de Paris, uno con 0-0 y otro con 0-1, se toparon con Zidane. El palo impidió   la sentencia de Rahmani El 0-1 lo cambió todo. Se sintió más cómodo con marcador a favor el Eibar y la Deportiva nunca pudo arrinconarle en su área, estando incluso más cerca la sentencia que un empate que sólo acarició la escuadra blanquiazul en el ecuador de esa segunda parte, de nuevo con un tiro con la pierna izquierda de Paris, este dentro del área tras recortar al defensor, que una vez más un Zidane muy bien colocado acertaba a repeler.

Llegaron vivos hasta el final los de Gallego porque Rahmani, solo ante el portero tras hacer una pared con Stoichkov, se topaba con el palo cuando le engañaba en la definición al intentar superarle por el corto; y porque en el minuto 82 y tras un córner Amir sacaba con la pierna el tiro sin apenas ángulo pero muy cercano de Berrocal.

Sin embargo, pese a intentarlo acabando con tres defensas, el empate no fue una opción y la Deportiva volvió a caer ante uno de esos ‘gallos’ a los que este año no está pudiendo hincar el diente.
Volver arriba
Newsletter