Publicidad
Plataforma estatal One Health

Plataforma estatal One Health

EL BIERZO IR

Los colores de la atmósfera berciana hablan por sí solos . | MANUEL BERNARDO Ampliar imagen Los colores de la atmósfera berciana hablan por sí solos . | MANUEL BERNARDO
Manuel Bernardo Älvarez | 10/07/2022 A A
Imprimir
Plataforma estatal One Health
una sola salud, muchos desafíos "Mi querido lector: Perdona que te hable con tanta confianza, pero no te preocupes, que todo quedará entre nosotros. Porque a pesar de ser un personaje ficticio, no eres para mí una colectividad, una multitud indiferenciada, sino un individuo particular". Esta frase de Soren Kierkegaard refleja lo que siento cuando vuelvo aquí, por segundo año, a La Nueva Crónica a esta página de verano
Me acabo de «apear» de la radio por vacaciones estivales, vengo de un programa quincenal, también llamado, «Una Sola Salud», que bautizamos el 5 de septiembre de 2019, en Radio Bierzo de la Cadena Ser, Fernando Tascón Ruiz, su director en Ponferrada, y quien les escribe como Veterinario de Salud Pública. No inventamos nada (sonrían por favor), pues desde el año 2009 ese concepto de una salud, ha sido impulsado por la OMS (Organización Mundial de la Salud), por la OMSA (Organización Mundial de Sanidad Animal) por la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) y recientemente por el PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente).

Ya tenemos los cuatro organismos mundiales directores de la salud humana, de la salud animal, de los alimentos, y del medio ambiente. Pero esta estrategia de trabajo como la define la Plataforma One Health de España, constituida hace poco, con más de cien organizaciones, que agrupan «la flor y nata» de las profesiones y de los saberes sanitarios; el trabajo en One Health debe ser multidisciplinar, la sanidad y las actuaciones de salud pública, así como restaurar el equilibrio ecológico no son solo asistenciales y no deben ser solo asistenciales. Prevenir una pandemia ahorraría vidas humanas, enfermedades y cuantiosas pérdidas económicas. Prevenir es mejor que curar. 

Allá por el verano de 2020 escribí en este medio: «Claro, los veterinarios tenemos que estar ahí, en la acción clínica y preventiva, en la Salud Pública, porque ahí hemos estado siempre: escalada, confinamiento, desescalada, reconstrucción. Pero no estamos. ¿Por qué juegan desde la oposición a reclamarse veterinarios unos partidos a los otros? ¿Por qué somos los veterinarios, objeto de disputa y de batalla política? Sabemos de zoonosis, de epidemias, de alimentos, de ANIMALES y de sus enfermedades. Dos de cada tres enfermedades son compartidas por animales y personas. Curiosamente ahora en 2022, en el Consejo director (los cargos que dirigen la Agricultura y la Ganadería), de la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León, no hay ni un solo veterinario, solo ingenieros agrónomos. No es corporativismo. Los partidos políticos nos reclaman y nos necesitan a los veterinarios cuando están en la oposición, cuando gobiernan, nada de nada, pero sin nadar.

«El 15 de octubre de 2019 se constituyó en León, el “Foro de la Profesión Veterinaria” en Castilla y León, con la Facultad, el Consejo de Colegios  y  sindicatos»Decía Don Félix Gordón Ordas, sin duda el más ilustre veterinario del siglo pasado, en una Conferencia en Barcelona, sobre ‘Política del Campo’ ante veterinarios de Cataluña, allá por 1913: «Los veterinarios debemos demostrar al mundo que somos una colectividad científica y que merecemos que se nos trate con mayor respeto y estimación. Que la Veterinaria es una profesión eminentemente científica y que es moral, no voy a decíroslo a vosotros. ¿Pero lo cree así la gente? La Sociedad, aún nos rechaza como profesión intelectual y si algunos de nosotros somos estimados en ese concepto, no es por ser veterinario, sino a pesar de ser veterinario». Vigentes siguen sus palabras, más salud pública es más prevención. En plan aislado, los veterinarios, decía Gordón Ordás, poco podremos hacer, pero unidos podremos ser más eficaces.

El 15 de octubre de 2019 se constituyó en León, el «Foro de la ProfesiónVeterinaria» en Castilla y León, la decana de la Facultad de Veterinaria de León, el presidente del Consejo de Colegios Oficiales de Veterinarios de Castilla y León y el presidente de la Federación de Sindicatos de Veterinarios, lo suscribieron. Gran noticia, la Facultad, los colegios oficiales y los sindicatos se unieron. Unidos seremos más eficaces.

Cuando escribo, me represento solo a mí y les contaré alguna de mis experiencias. Quizás alguien me ha oído en la radio, explayarme en las ondas, dando consejos de salud integral, «One health», un término acuñado con los años, y que empezó a sonar allá por 2004 en Manhattan (EEUU), cuando se reunieron las Asociaciones de veterinarios americanos intentando compactar algo, que habíamos separado artificialmente los humanos: la salud del medio ambiente, la salud animal y la salud humana. Hemos fragmentado la salud, a medida que avanzábamos en su conocimiento, en parte para poder entenderla y para estudiarla, pero se han ido creando pequeñas parcelitas de conocimiento y de poder, ¡ay el poder! (amor, honor y poder, que dijera Calderón).

El conocimiento se adquiere con el estudio, con la teoría, con la práctica, con la especialización de conocimientos generales, (VIR), con la investigación científica y con la gran información existente, conocida como Big Data. Ambos, conocimiento e información otorgan poder al que los posee. «La Ciencia y la vida cotidiana, ni pueden ni deben estar separadas». (Rosalind Franklin). Pero volvamos a la Salud, que como dijera Lope de Vega: «Que también enferma un rey de lo mismo que un villano».

Hemos convertido la salud en pequeñas islas de aplicación de parches individuales asistenciales, en animales y humanos, con remedios sanadores de la naturaleza a largo plazo, equilibrio cero de gases con efecto invernadero para 2050 (descarbonizacion hecha, menos contaminación emitida, igual a cero). Por una parte apelamos a la conciencia colectiva e individual para sanar o para no degradar más la naturaleza y por otra parte olvidamos que la mayoría de las enfermedades humanas provienen de los animales, salvajes y domésticos y de sus productos. Reivindico para los veterinarios la sabiduría y el control de las enfermedades animales y la de los alimentos. Queremos el VIR, la superespecializacion de nuestros conocimientos en Salud. Individualizamos en demasía la salud, otorgando a la salud asistencial, una importancia superlativa, que debería ser suplementada previamente, con una salud preventiva colectiva, potente en medios materiales y recursos humanos, para evitar zoonosis y pandemias.

«Descuidamos el estudio, control e investigación de la fauna salvaje. En todas las provincias deberían existir Unidades Veterinarias de Fauna Salvaje»Los presupuestos de la sanidad son claros y escasos, la salud pública es la hermana pobre de la sanidad. Descuidamos el estudio, el control y la investigación de la fauna salvaje. En todas las provincias de esta enorme autonomía, deberían existir unas Unidades Veterinarias de Fauna Salvaje, que estudiarían y controlarían sus enfermedades, evitando su paso a los animales domésticos y a los humanos. Evitando zoonosis y epidemias .Les pondré un ejemplo, la peste porcina africana (PPA), una enfermedad vírica casi exclusiva de los suidos, cerdo y jabalí, a los que produce gran mortalidad, se ha transmitido en el último año en muchos puntos de Alemania entre ambos, cerdos y jabalís.

Ha llegado a Italia, tenemos que evitar que llegue a España, pues las pérdidas económicas serán muy graves. Tuvimos en España PPA desde 1960 hasta 1995, había saltado desde Kenia a Portugal y luego a España. No pudimos exportar porcinos ni sus productos muchos años, treinta y cinco. Actualmente somos una potencia «mundial» en exportación de cerdos y sus productos. La PPA no tiene cura ni vacuna, solo la prevención, las medidas de bioseguridad en las granjas y el control de animales salvajes pueden impedir su llegada a España. Si llega será un desastre. No es lo mismo atención sanitaria individual que colectiva, esta última tiene que ser previa y hay que darle más importancia, más estudios, más investigación, más medios, es la Salud pública.

Fernando Simón en un foro principalmente medico-veterinario-biólogo dijo recientemente que después de la Covid-19, está en proceso de modificación el RSI de 2005 (Reglamento Sanitario Internacional). Hay un Acuerdo Internacional de Pandemias, se ha dotado un Fondo Financiero Intermediario, se hará el Reglamento de Amenazas transfronterizas de la UE. Se creó y funciona una Dirección General llamada HERA de la Unión Europea (Autoridad de Preparación y Respuestas ante Emergencias Sanitarias (HERA)  de  la  Comisión  Europea). Se crean y modifican Reglamentos ECDC y de la EMA. Se crearán en España una Agencia Estatal de Salud Pública y una Red de Vigilancia en Salud Pública, complementaria a la que ya existe.

Algo se mueve, pero existe una bomba demográfica, al decir del presidente de los Colegios de Médicos, somos casi ocho mil millones de seres humanos. Tenemos estudiosos y «superexpertos» parcelitas pequeñas del saber, importantísimas sin duda, todas ellas fundamentales, pero inservibles a la hora de atajar un problema global de salud mundial, un problema de salud planetario, un problema de salud engendrado en la naturaleza, de salud de los animales, una pandemia en los humanos, que nos afectó y nos afecta.

No se descuiden, sobre todo las personas de riesgo, los mayores de 60 años, las personas con enfermedades crónicas. Lávense las manos. Usen mascarilla en espacios cerrados.

Las vacunas hacen y harán que la mortalidad sea menor. Cuando corresponda vamos a por la cuarta dosis. Covid 19 sigue ahí.

Manuel Bernardo Álvarez, veterinario.
Volver arriba
Newsletter