Publicidad
Para que la psicología esté en el lugar que le corresponde

Para que la psicología esté en el lugar que le corresponde

CULTURAS IR

Marino Pérez Álvarez, catedrático de Psicología de la Universidad de Oviedo Ampliar imagen Marino Pérez Álvarez, catedrático de Psicología de la Universidad de Oviedo
Fulgencio Fernández | 05/07/2019 A A
Imprimir
Para que la psicología esté en el lugar que le corresponde
Psicología Marino Pérez y Jorge Osma, dos importantes figuras del mundo de la psicología, estarán mañana en León para impartir un taller práctico cuya finalidad es "situar a la Psicología en el lugar científico y aplicado que más le corresponda"
El grupo Psicología y Salud de León —Miguel A. González Castañón, Vicente Martín Pérez y Moisés García Melón—organizan mañana un taller práctico (a partir de las 10 horas, en el Salón de Actos del Ayuntamiento) para el que acuden a León dos importantes figuras del mundo de la Psicología, el asturiano Marino Pérez, y el aragonés Jorge Osma. El primero de ellos es Catedrático de Psicología de la Universidad de Oviedo y Osma es el coordinador del Máster de Psicología General Sanitaria de la Universidad de Zaragoza.

El título del curso es de esos que ‘te asusta’ un poco al leerlo, ‘Modelo transteorico y perspectiva transdiagnostica en psicología’, sin embargo, detrás de él se esconden aspectos cotidianos y sumamente prácticos. González Castañón explica que "el punto de partida es el intento de situar a la psicología en el lugar científico y aplicado que  más le corresponda" pues, reconoce, desde una mirada científica "la psicología ha pecado en exceso de localizar lo psicológico como algo perteneciente a la mente, al cerebro y a toda una serie de derivas que buscan la causa ‘por dentro’ (neuronas, genética, organismo…; algo interno o de la piel para adentro); lo que hace suponer que lo psicológico no aborda a la persona comportándose en el mundo que le está afectando". En definitiva, provoca "una suerte de dualismo que erróneamente lleva a entender los fenómenos psicológicos desde causas que no le son propias (a la psicología)".

Y desde la mirada como una ciencia aplicada recuerdan desde Psicología y salud que "la psicología ha tenido una pluralidad de enfoques para tratar los problemas (trastornos, comportamientos problemáticos, enfermedades mentales), hasta el punto que bien podría resumirse que “cada maestrillo tiene su librillo”: el número de autores y de teorías casi es el mismo. También parece que cuanto más se estudia, se investiga, y más terapias psicológicas se ponen en marcha, más agradecimiento se recibe: prácticamente todas las psicoterapias han mostrado algún grado de efectividad. Cuando la Psicología aplica  procedimientos científicos encuentra (casi siempre) los resultados esperados".  

Con este estado de la cuestión, apuntan, "lo que se echa de menos en psicología es una conjugación de enfoques, un conjunto de ideas que si no ‘únicas’, sean capaces de aglutinar factores comunes en el conocimiento científico (¿qué es lo psicológico?) y aplicado (¿qué componentes tiene un tratamiento psicológico?; o, ¿qué hay de común en todos los tratamientos psicológicos que se han demostrado efectivos?)" y por ese camino va el curso práctico que mañana imparten Marino Pérez y Jorge Osma, quienes, intentando responder a las preguntas anteriores, "se aglutina un modelo transteórico que salva a la psicología de la dependencia mental y la sitúa en un lugar ‘verdaderamente correspondiente’: como ciencia humana, más que natural, de la persona en su totalidad en su relación con el mundo".

El profesor Marino Pérez ha sido noticia hace unas semanas al ser vetada "por presiones"  una charla en Málaga en la que defiende que "la hiperactividad no es un trastorno mental y que se sobremedica a los niños a los que le ha sido diagnosticada".
Volver arriba
Newsletter