Publicidad
Palmas artesanales para el Domingo de Ramos

Palmas artesanales para el Domingo de Ramos

CYL IR

Ana Bella de la floristería El Jardín prepara las palmas para el Domingo de Ramos. | ICAL Ampliar imagen Ana Bella de la floristería El Jardín prepara las palmas para el Domingo de Ramos. | ICAL
Ical | 08/04/2017 A A
Imprimir
Palmas artesanales para el Domingo de Ramos
Semana Santa La florista Ana Bella mantiene la tradición elaborar con la palma blanca de Elche
El Domingo de Ramos da la bienvenida a la Semana Santa. Se acaba el periodo de Cuaresma y se inicia la Pascua. Un día lleno de tradiciones, una de las más extendidas, es estrenar algo nuevo. Especialmente una prenda de vestir. La imagen del Domingo de Ramos son las procesiones, con la imagen Jesús entrando en Jerusalén, a lomos de un burro o un asno, y mientras camina por las calles de las distintas ciudades y pueblos, los acompañantes y el público portan en sus manos las palmas.

Un elemento muy singular, que en la ciudad de Segovia saben sacarle todo el arte que lleva dentro. En la Calle Real, desde hace varias décadas, la Floristería El Jardín, sorprende cada Semana Santa a segovianos y visitantes con sus creaciones de palma blanca, en todos los tamaños.

La materia prima es fundamental, y su origen no podía ser otro que la bella ciudad alicantina de Elche. La presencia de las palmas en las procesiones de esta localidad está datada ya en el siglo XV y se obtienen realizando el encaperuzado de las ramas de algunas palmeras. Suelen elegirse aquellas que dan dátiles de poca calidad. Con esta operación se impide que la planta realice la función clorofílica. Un secreto que atesoran generación tras generación de palmareros.

Un producto perecedero que tiene una vida breve, porque se seca muy rápido, como destaca Ana Bella, experta en la elaboración de estas palmas, en la floristería “El Jardín”. La palma blanca llega a su establecimiento una semana antes del Domingo de Ramos y según la demanda, le va llegando producto durante los días siguientes. Son verdaderas obras de arte que surgen tras un laborioso proceso artesanal. “Totalmente a mano”, explica Ana Bella.

El tiempo invertido depende del tamaño y la complicación del trenzado que se quiera realizar. “Es muy entretenido, también influye el tipo de palma y lo que te quieras entretener”, resume. Diferentes figuras, dando sin duda, rienda suelta a la imaginación y la creatividad a partir de las hojas de palma blanca y dar forma a los conocidos como “cogollos”.

En esta floristería segoviana, casi todos los años, preparan una palma trenzada que llega a medir tres metros de altura. Un tamaño que contrasta con el producto más pequeños que hacen, un detalle para poner en la solapa. Un elemento que gusta mucho, que se suelen llevar personas mayores. “En este día lo que manda es la tradición”, afirma Ana Bella. Los padrinos regalan la palma o el cogollo a sus ahijados.

Un presente para el Domingo de Ramos, para que los más pequeños conozcan las costumbres. Este año, una de sus creaciones viajará hasta la ciudad de Barcelona. Es habitual que este regalo acabe en las sillas de paseo de los niños. Palmas y cogollos que se colocan en lugares visibles de las viviendas como los balcones y ventanas. “Mucha gente aunque luego no vaya a la procesión, compra la palma del Domingo de Ramos”, resume Ana Bella. Trenzados que pueden tener varios pisos según los gustos y preferencias que le marque el cliente. También se les puede añadir un detalle de color, con unas flores.

La preparación de todos los encargos que recibe, y que va guardando cuidadosamente en bolsas de plástico para su correcta conservación, se centra en apenas diez días. Son particulares, cofradías y hermandades de la Semana Santa, el Obispado de Segovia, ayuntamientos de los municipios segovianos. También tienen clientes del otro lado de la sierra de Guadarrama que conocen su buen hacer con la palma.

Cuidar la tradición

Una tradición artesanal que se mantiene con el paso de los años. El esmero, trabajo y esfuerzo que exige el trenzado de la palma blanca de Elche. Paciencia para dar las más curiosas formas a esta materia prima milenaria. Horas bien invertidas para que las palmas luzcan con todo su esplendor en el inicio de los actos de Semana Santa.

Ana Bella habla con pasión de este trabajo que realiza, orgullosa de seguir cada año sorprendiendo a los turistas, que pasean por una de las calles más emblemáticas de la ciudad de Segovia, desde el Acueducto a la Plaza Mayor. La curiosidad de los visitantes hace que el mismo Domingo de Ramos, sean muchas las fotos que le piden realizar de su establecimiento y también se llevan un recuerdo trenzado de palma.

El Domingo de Ramos va unido a las palmas que en manos de los cofrades, autoridades religiosas y civiles, y ciudadanos, las palmas a acompañar por las calles más céntricas de Segovia, a la popular imagen de 'La Borriquilla' o 'Jesús entrando en Jerusalén', una obra de grandes dimensiones que fue realizada en 1964, por el escultor José María García Moro.
Volver arriba
Newsletter