Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Oficios para revivir Sandoval

CULTURASIR

Vista de las bóvedas tabicadas terminadas desde el segundo piso del claustro. | JOSÉ IGNACIO MUNUERA ECHAVE Ampliar imagen Vista de las bóvedas tabicadas terminadas desde el segundo piso del claustro. | JOSÉ IGNACIO MUNUERA ECHAVE
C. Centeno | 09/08/2018 A A
Imprimir
Oficios para revivir Sandoval
Patrimonio El monasterio acoge durante este verano los cursos de Homo Faber, en los que participan medio centenar de alumnos llegados de todo el mundo y que tienen el privilegio de aprender de expertos como Carlos Martín, constructor del Aeropuerto de drones diseñado por Norman Foster en la Bienal de Venecia
Fue en el siglo XIX cuando el silencio invadió los muros del Monasterio de Santa María de Sandoval. Desde entonces, la joya de la corona del patrimonio de Mansilla Mayor fue víctima del paso del tiempo, algo que hoy en día se quiere revertir rehabilitando el edificio en la medida de las posibilidades y dotando de contenido cultural las paredes de un monumento declarado Bien de Interés Cultural.

Dentro de ese afán por volver a dar vida a Sandoval, el Ayuntamiento ha facilitado este verano que Homo Faber, una compañía dedicada a la rehabilitación de edificios y a la organización de cursos de oficios tradicionales ubicada en Mansilla de las Mulas, haga del monasterio la sede de estos últimos. Unos programas «muy exclusivos» que llevan realizándose desde el año 2013 dentro de un proyecto dedicado a la restauración y difusión de los oficios liderado por Francisco Azconegui, con tres décadas de experiencia.

Los cuatro cursos que se llevan a cabo en Sandoval –Homo Faber tiene, además, dos más en su taller de Mansilla de las Mulas– tienen relación entre sí y ya han dejado su huella en el monasterio, un recuerdo fugaz ya que «Patrimonio nos dijo que no podíamos dejar absolutamente nada», asegura Mónica Martín Sisí.

El primero de ellos tuvo lugar el pasado mes de julio y fue el de bóvedas tabicadas, impartido por Carlos Martín Jiménez a alumnos llegados de diferentes rincones de todo el mundo, que tuvieron el privilegio de aprender del constructor del Aeropuerto para drones diseñado por Norman Foster para la Bienal de Venecia. Junto a sus alumnos, montó en Sandoval una cúpula y dos bóvedas, una de arista y una de cañón, que servirán como bases para otros de los cursos.

También han pasado ya por el monasterio los alumnos de ‘Color aplicado a los oficios’, impartido por el gallego Enrique Jaspe López y en el que han podido sacar «los millones de verdes o amarillos» que esconde Sandoval entre sus paredes.



Por el momento se han celebrado estos dos cursos, que han dejado muy buen sabor de boca tanto a los responsables como a los participantes y a todo el municipio. Porque además del trabajo de los alumnos, los vecinos y visitantes han podido ver en directo el desarrollo de los cursos o conversar con los maestros. «Es una maravilla, algo totalmente único», admite Martín Sisí. «Tanto el espacio en el que estamos, que aunque está casi en ruinas sigue siendo magnífico, como la gente» han dado un valor añadido a estos cursos que continuarán a finales de este mes y principios del próximo septiembre.

Una vez finalizados, el resultado de estos cursos se retirará: "Patrimonio nos dijo que no quedase nada" En total, alrededor de medio centenar de personas se formarán durante este verano en oficios tradicionales que cada vez conoce y domina menos gente. En esta ocasión, asegura Mónica Martín Sisí, ha aumentado el número de participantes que llegan desde el mismo León, aunque lo que más destaca es que cada vez son más las mujeres que participan en cursos como el de estuco, un oficio «que es duro» y en el que suponen el 50% del alumnado. También hay alumnos llegados de otras partes del mundo, como Venezuela, animados por el nivel de los maestros de los que aprenden.

Los cursos en Sandoval continuarán a partir del 20 de agosto con el de estucos a la cal impartido por Francisco Azconegui y la propia Mónica Martín Sisí, en el que revestirán las estructuras creadas para que, una semana después, los alumnos del curso impartido por Alfredo Álvarez Arranz realicen las pinturas al fresco que rematarán el resultado de los programas.

Mientras, en Mansilla Mayor continúan trabajando para dar actividad al monasterio y se muestran satisfechos con la afluencia de público que visita Sandoval, que está abierto de martes a viernes en horario de tarde (de 16 a 20 horas), los sábado durante todo el día y los domingos por la mañana (de 10 a 14), una forma más de poner en valor el monumento.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle