Publicidad
Miércoles, 30 de septiembre de 2020 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú
ODS 15:Salvar los pulmones naturales del Bierzo

ODS 15:Salvar los pulmones naturales del Bierzo

EL BIERZO IR

Mapa Forestal del Bierzo. Ministerio de Agricultura. Blog Eduación Forestal. Ampliar imagen Mapa Forestal del Bierzo. Ministerio de Agricultura. Blog Eduación Forestal.
Valentín Carrera | 06/01/2020 A A
Imprimir
ODS 15:Salvar los pulmones naturales del Bierzo
Bierzo 2030 Las 270.000 hectáreas de bosque, el 85% de la comarca, son la sagrada casa común del Bierzo.Las amenazas a la biodiversidad son claras: la insaciable industria pastera y maderera, los incendios, la caza, las incineradoras, las pistas y la invasión urbana.
«¡Paz, hermano lobo!», dijo San Francisco. Y respondióle el lobo: “Déjame en el monte, déjame en el risco, déjame existir en mi libertad, vete a tu convento, hermano Francisco, sigue tu camino y tu santidad” [Rubén Darío].

Los responsables de Medio Ambiente de Castilla y León no han leído las Florecillas de San Francisco, capítulo XXI, como tampoco saben quién fue Félix Rodríguez de la Fuente, que amamantaba lobeznos, y por eso el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León acaba de condenar a la Consejería de Fomento en una sentencia demoledora por su absoluto desprecio a una especie legalmente protegida, es decir, su desprecio a la ley. Una más de las muchas sentencias en contra que acumula esa Consejería y no será la última.

Esos mismos irresponsables del medio ambiente ―que fomentan la caza, las macrogranjas o las incineradoras― tampoco han leído la encíclica del Papa Francisco Laudato Si. Sobre el cuidado de la casa común, donde se establece con claridad la doctrina oficial de la Iglesia católica sobre el calentamiento global -que niegan Trump y la señora Ayuso, entre otras lumbreras-, empezando por la necesidad de proteger los ecosistemas naturales. Hay que leer un poco más al Papa Francisco y disparar menos cartuchos. O ninguno.

La encíclica papal sobre la casa común interpela al ODS 15 de la ONU: salvaguardar los ecosistemas terrestres (y también los marinos, ODS 14, que en esta serie de La Nueva Crónica nos saltamos porque, de momento, no tenemos mar en Castilla y León ni en El Bierzo, aunque de seguir así la deriva centralista castellana, no descarten ustedes alguna nueva balsa de piedra, en palabras de Saramago).

Volvamos a los ecosistemas terrestres, a la protección del lobo y a Félix, el amigo de los animales, quien ¡¡hace 44 años!! lamentaba así la destrucción del bosque: «En tiempos históricos, España fue un paraíso forestal. Un águila imperial, la reina de las aves de nuestros bosques, hubiera podido sobrevolar la península ibérica sin dejar de sobrevolar un infinito manto verde. Hubiera viajado sobre pinares, sobre encinares, robledales, sobre bosques de coníferas, mediterráneos o caducifolios». Tal vez esa misma águila imperial se hubiera posado en nuestro pico de las águilas: la Guiana o Aquiana.

La degradación de nuestros pulmones naturales en Picos de Europa, Ancares, Laciana o La Cabrera se produce por la rotura del hábitat natural: plantaciones masivas de eucaliptos, monocultivo, pistas forestales convertidas en circuito de rally para quads y cazadores 4x4, y todas las agresiones que Rodríguez de la Fuente denunciaba hace cuarenta años. Frente a esta destrucción de la casa común, el ODS 15 de la ONU nos demanda “luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y frenar la pérdida de la diversidad biológica”.
Los bosques ocupan el 30,75 de la superficie terrestre, pero en El Bierzo los bosques ocupan más del 85% de la superficie [datos del Mapa Forestal del Ministerio de Agricultura], de modo que ciscarse en nuestros bosques sagrados ―nuestros gobernantes tampoco han leído La rama dorada― es ciscarse, incendiar y arrasar el 85% de nuestro sagrado territorio, más de 270.326 hectáreas de la comarca berciana.

Empiezan por amparar la caza ilegal del lobo, del oso o del urogallo, y otras especies en peligro; por sustituir robles, castaños, nogales o avellanos, escobas, retamas, tomillos y arándanos por eucaliptos y pinos invasores; y acaban privatizando el oxígeno y las águilas de la Aquiana, techo, mirador y faro natural del Bierzo.

Lo que nos pide el ODS 15 es promover la gestión sostenible de todos los tipos de bosques, poner fin a la deforestación, recuperar los bosques degradados e incrementar la reforestación. Detener y revertir el monocultivo de eucaliptos y pinos, el bosque de todos convertido en negocio privado, como las 69 hectáreas de eucaliptos en Palencia, permitidas por la Junta de Castilla y León a la empresa Forestalia. Recordemos la tragedia de Portugal en 2018.

Ojalá en 2020 llegue a toda la sociedad berciana el mensaje de las florecillas de San Francisco, la voz sonora y firme de Félix Rodríguez de la Fuente, y la sensatez del Papa Francisco alertando sobre la destrucción de nuestra casa común. Esas 270.000 hectáreas de bosque, el 85% de la comarca, son la sagrada casa común del Bierzo. Nuestra rama dorada. #ODSéateBierzo!

Próxima semana: ODS 16, Paz y justicia.
Volver arriba
Newsletter