Publicidad
Numancia 1 - Ponferradina 0: 'El pozo sigue sin tener fondo'

Numancia 1 - Ponferradina 0: 'El pozo sigue sin tener fondo'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
J. A. | 12/07/2020 A A
Imprimir
Numancia 1 - Ponferradina 0: 'El pozo sigue sin tener fondo'
Fútbol / Segunda División La Deportiva encadena su quinta derrota consecutiva de nuevo ante un rival directo en los últimos minutos y se asoma al descenso
De no ser por la excelente temporada que venía cuajando la Sociedad Deportiva Ponferradina hasta hace un par de semanas, el conjunto berciano podría estar hoy, a dos jornadas del final de la Segunda División, en la misma situación en la que ya se encuentran Extremadura o Racing de Santander, en Segunda B. Es lo que ocurre cuando encadenas cinco derrotas consecutivas en el tramo clave de la temporada y ante rivales directos por una permanencia que sigue estando en entredicho para los de Jon Pérez Bolo, atrapados en una dinámica más que negativa que les lleva a no encontrar aún el fondo del pozo en el que se han metido.

Porque en Los Pajaritos la Deportiva calcó el guión que le costó la derrota ante Fuenlabrada o Lugo, yendo de más a menos hasta hundirse en sus propias dudas. El Numancia le sacó tres puntos vitales a los bercianos que dejan la pelea por el ascenso en un verdadero puño, con seis equipos en tres puntos.

Comenzó eléctrico el encuentro, algo extraño para lo mucho que se jugaban ambos equipos aunque sabiendo una vez más la Deportiva que ante las urgencias del rival el empate le servía mucho más que al Numancia. De cualquier forma, si mucho había tardado en tirar a puerta el conjunto berciano en los últimos partidos, en Soria tardó un minuto, lo que le costó a Ríos Reina calentar la zurda para poner a prueba a un Dani Barrio que, aún sin saberlo, sería protagonista en la primera mitad.

Dani Barrio evitó en tres ocasiones el gol berciano en una primera parte en la que mereció más la DeportivaNo se amilanó el Numancia, que respondió con un disparo de Noguera que detuvo, no sin complicaciones, René, pasando el conjunto soriano a llevar la iniciativa apoyado en los tres jugadores que respaldaban a Zlatanovic en ataque: Moha, Noguera y Curro. De lo que ellos generaban vivió el equipo de Luis Carrión, que solo encontró un disparo del extremo diestro que Ríos Reina desvió con el cuerpo para alivio blanquiazul.

Sin embargo, quien más méritos hizo para adelantarse fue una vez más la Ponferradina, que encontró un filón en el centro del campo permitiendo a los de Bolo arrancar una y otra vez en tres cuartos con espacio para generar peligro sobre la portería local. Dejaba buenas sensaciones el equipo berciano, pero esta vez lo que se interpuso entre él y el gol fue el portero del Numancia.

Dani Barrio salvaba hasta tres ocasiones claras de la Deportiva. La más clara fue la primera, en la que Yuri superaba por alto a Calero y remataba picado un centro de Son que, entre el portero y el larguero, sacaban en la línea. El brasileño, muy activo y mucho más protagonista bajando en numerosas ocasiones a recibir, le dio mucho a su equipo en la generación de acciones de peligro y en el remate, ya que fue también el protagonista de la segunda ‘salvada’ de Barrio, un disparo del ariete muy escorado, pero también muy duro. Antes del descanso, Son ponía a prueba una vez más al guardameta con un cabezazo desde el punto de penalti que obligaba a éste a estirarse y salvar el gol con la punta de los dedos.

Merecía mucho más la Ponferradina ante un Numancia que no encontraba la manera de sentirse más cómodo sobre el terreno de juego y esperó como el agua que no dejaba de caer sobre Los Pajaritos, un descanso que aliviara algo la presión.

Quedaba todo por decidir para la segunda mitad y la Deportiva no quería repetir lo vivido las últimas jornadas, donde se le fueron muchos puntos en los últimos minutos. Eso pasaba por mantener el guión de partido y de inicio lo intentó y lo consiguió el equipo berciano, que volvió a merodear el área de Dani Barrio, al que provocó incluso un error en una salida que Pablo Valcarce estuvo cerca de aprovechar picando el balón por encima del portero si bien Bernardo evitó el peligro.

El Numancia fue de menos a más y acabó teniendo varias ocasiones hasta que finalmente logró el golSin embargo, ese buen inicio fue un espejismo en lo que con el paso de los minutos comenzaba a parecerse cada vez más a un escenario demasiado visto las últimas semanas. Las oportunidades desperdiciadas devolvieron los fantasmas y la falta de concreción sobre el terreno de juego le dio alas a un Numancia que poco a poco se fue sintiendo más cómodo y, con la aparición de Calero, inclinar poco a poco el campo sobre la portería de René.

Al guardameta puso a prueba Curro con un remate durísimo que no pudo atajar a la primera y que a punto estuvo de dejar en bandeja a Zlatanovic el 1-0. No le sirvió para despertar lo ocurrido a la Deportiva, a la que comenzaron a entrarle las dudas y que a punto estuvo de nuevo de lamentarlo con un córner rematado por Castellano que se iba al lateral de la red.

Entraba el encuentro en los últimos 10 minutos y no era capaz el equipo berciano de reencontrarse a sí mismo, muy blando en defensa y permitiendo más de lo debido a un Numancia con la necesidad de aprovecharlo. Castellano enganchaba un disparo desde la frontal que pegaba en dos jugadores y se iba por centímetros en lo que sería el preludio de un nuevo dramático final para el conjunto berciano.

Una prolongación de Escassi, que se había puesto de delantero ante la ausencia de alternativa en el banquillo, permitía a Zlatanovic llegar en carrera dentro del área en duelo con Manzanara y enganchar una volea potentísima ante la que nada pudo hacer René. Ya nada pudo hacer un equipo resignado, si acaso evitar el 2-0 en una contra de Néstor que repelía el guardameta.

Se repetía una vez más la historia para desesperación de toda la expedición berciana, entre la que solo dos suplentes saltaron al terreno de juego en una preocupante muestra de las sensaciones de Bolo con su plantilla, la que en cuatro días se jugará la permanencia ante dos equipos que apuntan a estar peleando por subir a Primera División.
Palabras mayores para un equipo muy tocado y que necesita reiniciar para evitar un mal mayor que ya es una opción muy real
Volver arriba
Newsletter